martes, 27 de octubre de 2015

6 usos del agua con sal que te van a encantar


Para aliviar el dolor y la inflamación de garganta solo tenemos que preparar una mezcla de agua tibia con sal y hacer gárgaras durante 10 minutos.

La naturaleza nunca deja de sorprendernos. En ella se esconden grandes remedios a necesidades cotidianas que todos sufrimos de vez en cuando. ¿Tienes sal en casa?Pues entonces te alegrará saber que dispones de una aliada fantástica para la salud de tu piel, tus ojos o incluso para las molestas aftas bucales.

Combinar agua con sal es una estrategia tan antigua como útil que de seguro ya practicaban tus antepasados. Te invitamos a seguir la tradición para beneficiarte de todas sus propiedades.

Hoy en nuestro espacio queremos enseñarte 6 usos estupendos que te van a ser muy prácticos.

1. Agua con sal para eliminar la caspa

Son muchas las personas que sufren la siempre molesta caspa. Es algo normal que todos hemos sufrido en alguna época de nuestra vida. Ahora bien, si es tu caso, seguro que habrás notado cómo resecan el cabello todos esos champús anticaspa de uso frecuente que compramos en las tiendas.

¿Hay alguna alternativa? Prueba el remedio del agua con sal. Te invitamos a tomar nota para que compruebes el buen resultado que ofrece.

Ingredientes 

5 cucharadas de sal (50 g)
3 gotas de aceite del árbol del té
500 ml de agua tibia

Preparación

Empezaremos el tratamiento con el cabello seco. Échate esos 50 gramos de sal en la mano y date un masaje con ella por todo el cuero cabelludo. Hazlo con energía, frotando para que la sal se impregne en la piel.
Ahora, deja caer esas 3 gotitas de aceite el árbol del té en ese medio litro de agua tibia y empapa tu cabello con este remedio. Deja que actúe 15 minutos, aclara y aplícate un buen acondicionador.
Ideal si lo repetimos una vez por semana.

2. Para evitar los ojos cansados


¿Te has levantado con los ojos cansados, hinchados e inflamados? No te preocupes. Existe un remedio infalible que, además de sencillo de preparar, es económico. Toma nota de cómo llevarlo a cabo.

Ingredientes

½ vaso de agua (100 ml)
1 cucharada de sal de mesa (10 g)
1 paño de algodón limpio
1 cucharilla

Preparación

Pon a calentar esos 100 ml de agua,con cuidado de que no alcance una alta temperatura. Basta con que esté tibia. Después, añade esos 10 gramos de sal y disuelve bien.

¿Siguiente paso? Humedece el paño de algodón en la mezcla y aplícatelo en losojos durante varios minutos, empapando una y otra vez.

Ahora terminaremos nuestro remedio con algo muy sencillo también. Deja una cucharilla en el congelador durante un par de minutos. Después, aplícatela en tus ojeras durante breves segundos. Tu mirada quedará rejuvenecida.

3. Agua con sal para tratar las aftas bucales

Las aftas bucales suele aparecer por déficit de la vitamina B12, por carencias dehierro, una bajada de nuestras defensas o incluso por simples factores genéticos. Es algo común que siempre intentamos tratar con medicamentos o remedios farmacéuticos.

Intenta probar algo diferente la próxima vez: realiza un enjuague con agua y sal después de tus cepillados, sin tragar el agua. Si lo haces 3 veces por día tus aftas se curarán de forma más rápida.

4. Curar una herida infectada


Antes de recurrir al alcohol o al agua oxigenada, no dudes tampoco en ver qué buenos resultados te ofrece el agua con sal para cicatrizar cualquier herida infectada.

Solo tendrás que lavar esa herida con agua tibia y sal, procurando que quede bien impregnada con este combinado. Repítelo 3 veces al día y verás como al día siguiente se ha reducido la inflamación y ya no te duele.

5. Hinchazón en los pies


¿Has llegado a casa con los pies muy cansados e hinchados? No hay problema, en menos de media hora te encontrarás mucho mejor. Para ello, solo necesitas agua, sal, una tina y darte un merecido descanso sumergiendo tus pies en este tratamiento tan efectivo.

Ingredientes

Una tina con agua tibia
2 ½ cucharadas de sal gorda (25 g)
1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
5 gotas de aceite esencial de lavanda

Preparación

Solo tendrás que calentar esa agua cuidando de que nunca llegue a hervir. Deja caer la sal, el bicarbonato y la lavanda removiendo bien todo el combinado.
¿El siguiente paso? Sencillo. Relajarte a lo largo de 20 minutos sumergiendo los pies en la tina. ¡Disfruta!

6. Agua con sal para tratar la inflamación de garganta

El dolor de garganta es algo tan doloroso como incapacitante. Nos quedamos sin voz, sufrimos fiebre y ese cansancio asociado a estos procesos infecciosos tan comunes ya en esta época del año. ¿Qué podemos hacer?

Son muchos los médicos que nos recomiendan hacer gárgaras con agua y sal.Nos ayuda a tratar las infecciones y a favorecer la curación de esta dolencia que suele acompañar una alergia, un resfriado o una gripe.

Ingredientes

1 vaso de agua (200 ml)
1 cucharadita de sal de mesa (5 g)

Preparación

Añade los 5 gramos de sal de mesa al vaso de agua y remueve bien. A continuación, toma un poco y haz gárgaras durante 10 minutos, sin tragar el agua. Repítelo de 3 a 4 veces por día y verás como, poco a poco, la molestia es menor y te notas mucho mejor.

¡Vale la pena probarlo!

Fuente: http://mejorconsalud.com/6-usos-del-agua-sal-te-van-encantar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario