lunes, 31 de agosto de 2015

8 productos para el hogar que afectan la tiroides


Las pastas de dientes y los productos antibacterianos podrían contener un ingrediente que, si bien ayuda a eliminar determinados microorganismos, podría ser muy perjudicial para el funcionamiento de la glándula tiroidea

La tiroides es una glándula pequeña en forma de mariposa que se encuentra ubicada justo en la parte inferior del cuello y que cumple una función muy importante al ser la responsable de los procesos metabólicos del cuerpo.

Cuando hay alteraciones en la glándula tiroidea, muchos órganos del cuerpo se pueden ver afectados y como consecuencia se puede disminuir la calidad de vida por la aparición de diferentes trastornos y enfermedades.

La acumulación de toxinas es una de las causas principales del incremento de los problemas en la glándula tiroidea.

Si bien, llevar un plan de alimentación saludable puede contribuir a disminuir el impacto de las toxinas en el cuerpo, hay otros hábitos y elementos que se ignoran y que también pueden afectar su funcionamiento.

El uso de ciertos productos para el hogar está influyendo en la aparición de problemas tiroideos por la cantidad de químicos y toxinas que los componen.

Evitar o reducir su uso es otra forma de reducir los riesgos de sufrir por este tipo de problemas.

Pesticidas


Varios estudios han podido determinar que las personas que están en contacto de una u otra forma con pesticidas tienen mayor riesgo de sufrir problemas en latiroides.

Uno de esos estudios encontró que las mujeres casadas con hombres que usaron pesticidas en su trabajo diario tienen un riesgo mucho mayor de tener problemas tiroideos en comparación con otras mujeres.

Otra investigación advierte de que un 60% de los plaguicidas utilizados en la actualidad causan alteraciones en la glándula de la tiroides.

No cabe duda de que los antifúngicos, herbicidas, insecticidas y en general cualquier pesticida, son productos nocivos para la tiroides.

Retardantes de llama

Los retardantes de llama o polibromodifeniléteres (PBDE), causan alteraciones en el funcionamiento de la glándula tiroidea.

Este tipo de productos se encuentran en las pantallas de televisión y de computadoras, así como en la espuma utilizada en muebles y relleno de alfombras.

Por si fuera poco, los PBDE están relacionados con problemas de comportamiento y de desarrollo.

Plástico


Además de tener un impacto negativo en el cuerpo, los plásticos pueden ser peligrosos para el funcionamiento del organismo.


Una de las preocupaciones relacionadas con la salud es una sustancia química que se filtra a partir de botellas de plástico, conocida como antimonio.

Científicos de la Universidad de Copenhague encontraron antimonio en las bebidas de frutas y zumos en botellas de plástico en niveles de 2,5 veces superiores a lo que se considera seguro en el agua del grifo.

También se ha comprobado que los ftalatos en algunos plásticos afectan el funcionamiento de la tiroides.

Antiadherentes

Los antiadherentes están compuestos con ácido perfluorooctanoico (PFOA), un químico utilizado en la fabricación de teflón, envoltorios de comida y otros productos de uso habitual en el hogar.

Este químico afecta la tiroides incluso si esta se expone a niveles moderados, por lo que es mejor evitar su uso.

Pastas de dientes con triclosán

Algunas pastas de dientes populares contienen un ingrediente conocido como triclosán que afecta el funcionamiento de la tiroides, la testosterona y los estrógenos, además de evitar que los antibióticos funcionen.

El triclosán es un componente que interfiere con las hormonas producidas por la tiroides, a la vez que altera el desarrollo normal del sistema reproductivo y el metabolismo.

Productos antibacterianos


Existen jabones y lociones antibacteriales que también contienen triclosán.

El triclosán actúa como un antibiótico para controlar las bacterias que se proliferan en pies, manos, dientes y otras áreas del cuerpo. Sin embargo, es dañino para otras funciones del cuerpo como es el caso de la glándula tiroidea.

Metales pesados

Muchos productos químicos que se utilizan en el hogar tienen alguna cantidad de metales pesados como el mercurio, el plomo y el aluminio, que al disparar contra los anticuerpos pueden conducir a trastornos autoinmunes de la tiroides, como las enfermedades de Hashimoto y Grave.

Soja

La soja contiene fitoestrógenos en sus proteínas, los cuales pueden inhibir la peroxidasa tiroidea.

Lo que hace este producto es interrumpir la función normal de la tiroides al bloquear la capacidad del cuerpo de utilizar yodo, que es el proceso mediante el cual se producen las hormonas tiroideas.

Otra desventaja de la soja, es que en la actualidad la mayoría está genéticamente modificada (OGM), lo que también podría estar influyendo en su impacto negativo para la salud.

Fuente: http://mejorconsalud.com/8-productos-para-hogar-que-afectan-tiroides/

No hay comentarios:

Publicar un comentario