lunes, 23 de marzo de 2015

En la muerte… ¿y en la enfermedad?



A todas nos gustaría creer que, de contraer una enfermedad grave nuestros maridos se convertirían en devotos cuidadores, velando por asegurarnos comodidad y atención en ese momento tan difícil.


Sin embargo, un estudio realizado recientemente pone en duda esta idea. ¿Será cierto que algunos hombres se divorcian de sus mujeres cuando ellas enferman? ¿Y cómo reaccionan las mujeres cuando son sus maridos los que ven su salud afectada? ¡Sigue leyendo para enterarte de lo que dice este fascinante estudio!


"En la salud... ¿y en la enfermedad?"

Se sabe que el fin de un matrimonio puede tener consecuencias negativas sobre la salud, pero... ¿qué pasa cuando la enfermedad viene primero? ¿Le sigue el divorcio? Un estudio publicado en el Journal of Health and Social Behavior en marzo encontró que solamente la enfermedad de la mujer estaría asociada a un mayor riesgo de divorcio. En cambio, como es de esperar, tanto en el hombre como la mujer, la enfermedad estaría conectada con un mayor riesgo de enviudar.

Más opciones para los hombres

Pero, ¿qué nos dicen estos resultados? ¿Por qué el hombre podría divorciarse ante la enfermedad de su mujer, cuando en la mujer esto sería menos probable? Una posible explicación es que los hombres tendrían más opciones que las mujeres al buscar pareja nuevamente. "En la población de mayor edad hay más mujeres que hombres por lo que, si eres hombre, tienes más potenciales parejas del sexo opuesto entre las que elegir, que en el caso de las damas", explicó Amelia Karraker, una de las autoras del estudio, a la sección Science of Us, de la revista NYMag.

Presión económica y calidad del cuidado

En el sitio de la Universidad Estatal de Iowa, Karraker, profesora de la institución, esbozó algunos otros motivos que podrían estar relacionados con los resultados obtenidos en el estudio:

- La persona sana de la pareja suele ser la que se ocupa de cuidar al que está enfermo y, además, muchas veces, debe responsabilizarse por el manejo del hogar. "A veces uno de los dos está tan enfermo que no puede trabajar, sabemos que la presión económica funciona por sí misma como predictor de divorcio".

- La calidad del cuidado podría ser otro factor. Las esposas, en general, estarían menos satisfechas con el cuidado que reciben de sus maridos. Esto podría deberse a que los hombres, especialmente los de mayor edad, no han aprendido a ser cuidadores de la misma forma que las mujeres, y se sentirían menos cómodos en ese rol. Si bien no hay datos certeros al respecto, se cree que algunas mujeres podrían terminar el matrimonio por este motivo.

- Situaciones trascendentales. "Las experiencias de vida o muerte pueden hacer que la gente vuelva a evaluar lo que es importante en sus vidas. Podría ser que las mujeres digan: 'Estás haciendo un mal trabajo al cuidar de mí. No estoy contenta con esto’, o ‘No estaba contenta con la relación, para empezar y prefiero estar sola que estar en un mal matrimonio’", explicó la experta.

Y tú, ¿qué opinas del estudio? ¿Te divorciarías si tu pareja se enferma?



Fuente: https://es-us.mujer.yahoo.com/blogs/parejas/muerte-y-en-la-enfermedad-180248700.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada