martes, 22 de marzo de 2016

Top 10 remedios naturales para pies, tobillos y piernas inflamadas!


Las condiciones graves que podrían estar relacionadas con la hinchazón de los pies y tobillos este incluyen problemas con el corazón y los riñones, o un coágulo de sangre.

De hecho, si sus miembros inferiores se inflaman y tiene otros signos ominosos como, dificultad para respirar, fiebre, piel azulada (cianosis) y dolor en el pecho, tiene que acudir al médico de inmediato. 

Además, si una pierna se ve hinchada, mientras que la otra parece normal, vaya al médico, ya que esto podría ser un signo de trombosis venosa profunda. 

Algunos medicamentos con receta también pueden causar inflamación, como las píldoras anticonceptivas, antidepresivos y medicamentos para la presión arterial alta.

También la hinchazón puede deberse simplemente a pasar mucho tiempo sentado, o a cambios de adaptación al clima, lo cual no conlleva peligro alguno, simplemente incomodidad y molestia.

Cada caso de inflamación debe ser considerada en su contexto para asegurarse de que no se está padeciendo una condición potencialmente grave.

Tiene que ser capaz de distinguir entre la inflamación inofensiva y el edema.

En el caso del edema, podría ser un signo de problemas de corazón, hígado o riñón.

Muy a menudo la inflamación de las piernas se puede prevenir mediante algunas medidas sencillas y técnicas. 

Aquí tiene algunos ejemplos que puede seguir para prevenir la hinchazón o para eliminarla:

Ejercicio. El ejercicio estimula la circulación sanguínea y evita la acumulación de sangre en las extremidades inferiores. Si usted está sufriendo de dolor en las piernas o inflamación, la natación puede ser la solución perfecta. Si hace yoga, opte por las posturas que hacen levantar los pies por encima de la cabeza. Esto se llama una inversión y tiene muchos beneficios para la salud, incluyendo la mejora de la inmunidad y la digestión.

Eleve las piernas. Intente elevar sus piernas poniéndolas en una superficie superior a fin de que estén por encima del corazón. Haga esto durante 30 minutos, tres veces al día, y observará la diferencia. Cuando esté en la cama, ponga una almohada debajo de los tobillos. Esto ayudará a drenar el exceso de líquido, por lo que puede entonces ser absorbido en el cuerpo, o se elimina con la orina.

Si permanece sentado durante largos períodos de tiempo, levántese y camine un poco. Caminar durante 10 minutos, tres veces al día, debería ser suficiente para mantener los pies sanos y felices.

Cuando esté de viaje, considere el uso de calcetines de compresión. Ayudan a los vasos sanguíneos con su elasticidad, por lo que la sangre no se acumula en las piernas. Además, evitan las venas varicosas. Considere el uso de ellos en vuelos de larga distancia y en largos viajes en autobús y tren.

Coma saludablemente y evite el exceso de sal. Un poco de sal es bueno, y de hecho es necesario para que el cuerpo funcione bien. Pero el exceso de sal puede causar retención de líquidos y debe ser evitado. La cafeína también es un culpable conocido. Así que tome poca sal y tratar de consumir el mínimo café. Si usted tiene sobrepeso, considere perder algo de peso, ya que se reducirá la presión sobre los músculos, articulaciones y huesos.

Deje de fumar.
El tabaquismo es uno de los 10 mejores hábitos a detener ahora mismo si quieres estar saludable. Piense en todas las recompensas que vienen cuando se deja de fumar. Tener los pies menos hinchados es sólo uno de ellos. Además, el tabaquismo está relacionado con muchas (más graves) condiciones subyacentes que pueden causar inflamación en las extremidades inferiores.

Beber mucha agua. Todos somos culpables con frecuencia de no beber suficientes líquidos. Pero beber agua durante el día hidrata nuestros tejidos y desintoxica el cuerpo. El sodio y la cafeína, que contribuyen a la inflamación de los pies, se diluyen si bebemos la suficiente agua. La norma debe ser beber de ocho a diez vasos al día. Así que asegúrese de llevar una botella de agua con usted. Para añadir el valor antioxidante, exprima un poco de limón o lima en el agua.

Masajear la zona dolorida. O mejor aún, haga que alguien más lo haga por usted. El masaje de los pies es muy relajante y mejora la circulación sanguínea. Use movimientos suaves pero firmes, y siempre en la dirección del corazón.

Sumerja sus pies en la sal de Epsom. Los aceites esenciales pueden ayudar a aliviar el dolor y el malestar también. Algunas opciones populares son hierbabuena, eucalipto, limón y lavanda que son todos conocidos por sus propiedades anti-inflamatorias.

Tomar suplementos de magnesio. A menudo la inflamación de los pies está conectado con la deficiencia de magnesio. Una dosis de 350 mg al día puede mejorar la inflamación, pero siempre hable con su médico antes de tomar cualquier suplemento.

Fuente: http://paravoznatural.blogspot.com/2015/04/top-10-remedios-naturales-para-pies.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada