domingo, 15 de noviembre de 2015

¿Quién controla nuestra alimentación? Cómo poner la nutrición en tus manos.


La semana pasada en la tienda de Oxfam-Intermon en Vigo, organizaron un Taller de Cacao, al que fui a dar una pequeña charla nutritiva. Hoy voy a resumiros en Blog lo que conté allí.

En la charla hablaba de que cuando vamos a hacer la compra al supermercado nos encontramos un gran despliegue de productos, variedades y marcas. 

Nos da la sensación que tenemos tanto donde elegir que a veces nos cuesta decidirnos por la mejor opción. Esa infinita variedad de productos y marcas y esa aparente “libertad de elección” es una mera ilusión. 

La verdad es que tan sólo 10 grandes empresas son las que poseen la gran mayoría de marcas de productos y son ellas las que eligen por ti. Además, para convencerte de lo buenos que son sus productos, invierten miles de millones de euros en publicidad.

En realidad, por mucho que le des vueltas, siempre elegirás lo mismo; los productos procesados no son más que una combinación de ingredientes y la industria utiliza casi siempre los mismos ingredientes base (casualmente los más rentables y menos nutritivos). 

Consumir alimentos procesados no te va a aportar variedad nutricional, ya que la gran mayoría de los productos del supermercado, aunque diferentes por fuera, vienen a ser lo mismo: diferentes mezclas de los mismos ingredientes (agua, azúcar refinado, harinas refinadas, almidón,…)

Durante el procesado de los alimentos se pierden gran parte de los nutrientes más valiosos, por lo que al final tienen que “enriquecerlos” mediante la adicción de compuestos químicos para suplir las carencias. 

Si tienen que añadir tantos nutrientes a sus productos es porque a sus productos les faltan muchos nutrientes esenciales: sus alimentos no nutren.

¿QUÉ HACER PARA MEJORAR LA SITUACIÓN?

Si nuestro organismo necesita obtener nutrientes a través de la alimentación, lo más lógico es buscar


alimentos que tengan esos nutrientes de forma natural, y no dejar que sea la industria la que nos los racione a su gusto y beneficio.

Aunque no te lo creas, a las multinacionales les importa la opinión del consumidor final, porque del consumidor final depende la viabilidad de su negocio.

Si los consumidores demandamos una variedad nutricional real, productos de calidad, un mayor compromiso social y ambiental, no les va a quedar más remedio que darnos lo que demandamos. Recuerda que nosotros, los consumidores, somos los que decidimos qué compramos y a quién se lo compramos.

Con motivo del informe elaborado por OXFAM-Intermón en su campaña Tras la Marca (donde evalúan el impacto social y medioambiental de las 10 grandes empresas de alimentación y bebidas en el sistema alimentario mundial), desde la OCU animan a los consumidores a que se informen y tomen la palabra, para hacer saber a las multinacionales que somos nosotros, los consumidores, quienes decidimos si compramos o no sus productos.

Fuente: http://www.naradiet.es/2014/05/quien-controla-nuestra-alimentacion.html

1 comentario:

  1. aca tenemos un dicho popular para definir la posibilidad de que sea esto posible : " CUANDO LA PERDIZ CRIE COLA , Y EL SAPO VUELE "

    ResponderEliminar