miércoles, 5 de agosto de 2015

Cuatro hábitos que reducen el riesgo de cáncer


Aunque no existe ninguna fórmula mágica para garantizar que una persona nunca desarrollará cáncer, los expertos estiman que al menos una tercera parte de todos los casos de cáncer en adultos están relacionados con el estilo de vida que lleva la persona.

Las causas del cáncer varían y en algunos casos incluso puede ser hereditario. Mientras que no podemos controlar la genética ni los factores ambientales, sí podemos controlar nuestro estilo de vida.

Cada vez que usted toma buenas decisiones en cuanto a su salud, y cada vez que elimina hábitos potencialmente dañinos, su riesgo de desarrollar cáncer puede bajar.

A continuación podemos ver cuatro hábitos que ayudan a reducir el riesgo de cáncer.

Fortalecer el sistema inmune con frutas y vegetales

El incluir frutas y vegetales de diferentes colores en la dieta provee al cuerpo con unos 25 mil antioxidantes que combaten el cáncer.

El brócoli por ejemplo, contiene sulforafano, un compuesto que ha demostrado parar la propagación de carcinógenos y tumores en el cuerpo. 10 beneficios del brócoli

La manzana contiene quercitina y rutina, dos antioxidantes que protegen las células. El tomate contiene licopeno, el cual intercepta la capacidad del cáncer para conectarse al suministro de sangre sana.

La lechuga contiene vitamin K, un nutriente que ha demostrado forzar a las células cancerosas a dividirse lentamente como lo hacen las células sanas, previniendo de esta manera que se formen tumores.
Eliminar las toxinas con agua

Según estudios en Inglaterra, el tomar cinco vasos de agua diarios puede reducir el riesgo de cáncer de mama y del colon en un 45%.

Por otro lado, doctores de Harvard dicen que el mantener el cuerpo bien hidratado puede proteger del cáncer de riñones y reducir el riesgo de cáncer de la vejiga en un 50%. Se cree que esto se debe a que el agua elimina las toxinas del organismo.

especias como la albahaca impiden que los carcinógenos sean absorbidos por las paredes intestinales

Incluir especias en la dieta

Especias como albahaca, romero, ajo, perejil y cúrcuma aumentan la producción de células en el organismo que matan a las células cancerosas e impiden que los carcinógenos sean absorbidos por las paredes intestinales.

Alejarse del cigarillo

Más de 40 químicos en el cigarillo son carcinógenos. Estos agentes dañan genes importantes que controlan el crecimiento de las células, haciendo que éstas crezcan anormalmente o se reproduzcan con demasiada rapidez. Aún si la persona no fuma, pero si está cerca de alguien que lo hace, el riesgo de desarrollar cáncer aumenta.

Dejar de fumar o alejarse del fumador reduce el riesgo de desarrollar y morir de cáncer. Sin embargo, se necesita esperar unos cuantos años después de dejar de fumar para que el riesgo de cáncer empiece a declinar.

Fuente: http://www.mis-remedios-caseros.com/reducir-riesgo-cancer.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario