jueves, 27 de octubre de 2016

5 usos del bórax en el hogar que no conocías


Gracias a sus propiedades químicas el bórax puede ayudarnos a higienizar múltiples superficies del hogar y acabar tanto con los malos olores como con las bacterias

En todo el mundo existen diversos productos encargados de hacer la vida más fácil para los seres humanos. En función del lugar en el que vivamos unos serán más conocidos que otros. La cultura es el principal factor con respecto a la utilización de los mismos.

Este es el caso de un mineral natural llamado bórax el cual no resulta dañino para el medio ambiente, tampoco llega a causar cáncer si se acumula en el organismo.

Aunque es conveniente mantenerlo fuera del alcance de niños y mascotas, puede ser muy efectivo para ayudarnos en las labores de limpieza del hogar.

El también conocido borato de sodio tiene una lista de antecedentes bastante grande, si bien hay datos que avalan su larga trayectoria como producto de limpieza, al menos unos 100 años.

Lo ideal es ponerlo en práctica y conocer todos los usos útiles de este producto. ¡Manos a la obra!

1. Contribuir al cesto de basura

El lugar donde se suele almacenar la basura del hogar no es uno de los más agradables. Generalmente se encuentra en un cesto en el cuarto de limpieza o, en el mejor de los casos, en la parte del patio.

Sin importar cuál sea el rincón o lugar que lo alberga siempre acumulará bacterias y malos olores; por suerte el bórax puede ser de gran ayuda en este sentido.
¿Cómo utilizarlo?

Espolvorearemos un poco de este producto en el cesto de basura y lo llenaremos de agua.

Pasados unos minutos lo enjuagaremos y comprobaremos cómo queda completamente desodorizado; cuando se realiza este procedimiento el cubo queda libre de malos olores y bacterias.

2. Limpiar la cocina


De manera indudable, el lugar que más suciedad, gérmenes y bacterias acumula es la cocina. Puesto que esta es la zona donde cocinamos y donde se acumulan los alimentos, su limpieza debe ser intachable.

Para conseguir los mejores resultados se puede emplear el bórax.

Este tiene propiedades antibacterianas, que lo hacen ideal para zonas de la cocina donde estas generan su hábitat (por ejemplo el mesón, la parte superior del fogón y otro tipo de superficies fabricadas en aluminio o acero).

Ingredientes
  • 1 taza de bórax (200 g)
  • ¼ taza de jugo de limón (62 ml)
Preparación

Juntaremos ambos ingredientes y frotaremos la mezcla resultante sobre la superficie que deseemos limpiar con un trapo húmedo.
Posteriormente enjuagaremos con agua tibia.

3. No solo limpia la superficie de la cocina

Puesto que los microorganismos y bacterias, o incluso animales de mayor tamaño, se pueden acumular también en otras zonas de la casa, además de la cocina, el bórax puede ayudarnos también a higienizar otras zonas del hogar.


Es el caso, por ejemplo, de pasamanos, lugares donde se almacena licor, mesas o superficies de ventanas, entre otras.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bórax (20 g)
  • 2 tazas de agua caliente (500 ml)
  • Botella con vaporizador

Preparación

  • Limpiar previamente la botella con vaporizador, con el fin de evitar residuos del producto albergado allí.
  • Mezclaremos ambos ingredientes en la botella.
  • Cerraremos bien el recipiente y agitaremos la mezcla para que se combine.
  • Rociaremos las superficies que queramos limpiar con varias vaporizaciones.
  • Si se desea, puede dejar que el líquido haga efecto o bien pasar un trapo húmedo por cada superficie.

4. Tratar la ropa con humedad


Este paso es algo que pocos o nadie desea, ya que es muy desagradable tener prendas de vestir plagadas de moho o con aroma a humedad. Está claro lo incómodo que puede resultar este problema.

No obstante, el bórax es una gran alternativa para deshacerse de dicha molestia. Sea por descuido o no, la solución es muy eficaz, más aún si se tiene a la mano.

Ingredientes

  • 2 tazas de bórax (400 g)
  • 2 litros de agua
Preparación

  • Verter el bórax y el agua en un recipiente grande (puede ser un balde).
  • Mezclar bien ambos ingredientes.
  • Poner la ropa con humedad o moho dentro del balde y dejarla en remojo por 2 horas.

5. Limpiar colchones


El aseo de los colchones es una de las prácticas más olvidadas por todos y es un error medianamente grave. Y es que este alberga al organismo por horas prolongadas y, a su vez, un grupo de bacterias y organismo, los cuales, con el paso del tiempo, resultan nocivos para la salud.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bórax (10 g)
  • 1 trapo húmedo
Preparación

  • Impregnar el trapo húmedo con el bórax.
  • Limpiar las zonas del colchón sucias.
  • Dejar secar al aire durante varias horas.


Fuente: https://mejorconsalud.com/5-usos-del-borax-en-el-hogar-que-no-conocias/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada