domingo, 3 de abril de 2016

¿Sufres candidiasis vaginal, picor y sequedad?



Candidiasis, picor vaginal

Hola chicas!

Muchas de vosotras habéis sufrido alguna vez en vuestra vida infecciones vaginales y las secuelas y/o síntomas que ello conlleva. Las mujeres especialmente estamos expuestas a este problema debido a que nuestra mucosa vaginal sufre constantes variaciones debido a los ciclos hormonales a las que nos hayamos expuestas a lo largo de nuestra vida.

¿Conocéis los síntomas de una candidiasis?

En primer lugar deciros que una candidiasis es una infección vaginal por hongos y como tal tiene síntomas típicos que son picor e irritación así como flujo de mal olor y de color blanquecino, en muchas ocasiones se siente ardor al orinar. La mucosa vaginal está poblada por su flora habitual y entre ella encontramos un hongo que es Candida Albicans, en pequeñas cantidades. Cuando sufrimos cambio de PH por diversos motivos que os mencionare a continuación da lugar a que este hongo se multiplique por lo que aparece la infección.

Son muchas las causas que la producen pero las podemos resumir en:

Los antibióticos usados para tratar otros tipos de infecciones cambian el equilibrio normal entre los microorganismos en la vagina, disminuyendo el número de bacterias protectoras.

El hecho de estar en embarazo, tener diabetes o ser obeso crea condiciones que ayudan a estos hongos a proliferar más fácilmente

La menopausia es un momento muy delicado en el que la mucosa sufre grandes cambios por lo que la mujer esta mas predispuesta a estos cambios.

Los ciclos hormonales también provocan cambios de PH creando una ambiente favorable para que se desarrollen hongos.

¿Conocéis el tratamiento de medicamentos para estas infecciones?

  • Fundamentalmente el tratamiento es con cápsulas vía oral o bien óvulos vaginales que se ponen por la noche para que no se expulse y consigamos un efecto más prolongado y asegurado. Es cierto que estos tratamientos se encargan de eliminar colonias de Candida pero daros cuenta que este hongo prolifera porque aprovecha que tenemos falta de otra parte de nuestra flora que mantenía controlado este hongo. Por lo tanto no vale con eliminar el hongo sino que también debemos de reestablecer la flora.
  • Si tienes pareja estable es necesario que él también haga un tratamiento oral ya que el sexo masculino es asintomático pero puede causarte una recidiva por contagio.

¿cómo restablecemos la flora?



Para ello os quiero hablar de un laboratorio muy desarrollado en este campo, se trata de Casen Recordati. De él encontramos varios productos que nos pueden resultar muy útiles ante infecciones de este tipo.

1. Óvulos vaginales de probióticos: se pone un ovulo diario durante 10 días al mes después de cada ciclo menstrual y aunque no tiene un 100% de eficacia si que tiene una efectividad muy alta para no tener recaídas. Esta efectividad es de un 89%

2. Tampones de 3 tamaños, dentro de los cuales están los probióticos. Estos se utilizan un minino de 90 minutos, 3 tampones diarios, durante 3 primeros días de regla y 3 meses.

3. Si las causas de infecciones es que tenemos el tejido lesionado, tras partos, por relaciones sexuales.... muvagyn presenta una crema con aplicador con Centella Asiática, cuyo fin es reparar y cicatrizar. Su posología son dos aplicadores a la semana.

4. Si notas mucha sequedad antes de erosionar el tejido y nos den males mayores debemos utilizar muvagyn con efectos hidratantes. Se puede usar cuantas veces quiera la persona.

Pero además de solucionar el problema como he comentado anteriormente es importante tener en cuenta la alimentación:

Alimentos ricos en hierro: La falta de hierro propicia las infecciones por hongos. Deben evitarse entre estos las frutas secas deshidratadas porque tienen una gran capacidad para desarrollar levaduras.

Alimentos ricos en vitamina B: La vitamina B fortalece el sistema inmune por lo que resulta adecuada para prevenir este tipo de infecciones o ayudar a curarlas. En alimentos animales son muy comunes en el hígado o las vísceras en general, en al carne de ternera, de pollo o de cerdo. Los huevos son también bastante ricos. Dentro de los alimentos vegetales son especialmente ricos los cereales integrales (arroz, trigo, avena, etc.), las legumbres (soja, guisantes, lentejas o habichuelas secas, etc.) o las nueces.

Alimentos ricos en zinc: El zinc es un mineral necesario para que nuestras defensas funcionen correctamente. Comer alimentos ricos en zinc es una manera de proteger el organismo contra estas infecciones. Alimentos ricos en zinc son: el apio, las borrajas, las patatas, los cacahuetes, los anacardos, el girasol, los melocotones, los rábanos, las peras, los boniatos, las papayas, los cereales integrales, etc.

Yogures con lactobacilus: La flora vaginal es rica en lactobacilus. Una alimentación rica en yogures con lactobacilus puede restablecer la flora inicial y evitar el desarrollo de microorganismos perjudiciales. Sin embargo, debe evitarse el yogur en aquellas personas que tengan tendencia a desarrollar candidiasis.

Una medida muy importante que debes tener en cuenta para prevenir la candidiasis vaginal es mantener una higiene íntima adecuada. En este sentido, es aconsejable no aplicar en la zona íntima productos agresivos como jabones perfumados, jabones con pH ácido, y evitar los baños de espuma y las duchas vaginales.



Higiene íntima

  • Es importante utilizar geles no agresivos, no perfumados, que no tengan PH básicos. No realizar duchas vaginales.
  • Por otro lado es importante que cuando vayamos al baño a hacer nuestras necesidades, la limpieza sea de atrás hacia delante, de esta manera evitamos invasión de los microorganismos del recto hacia la vagina.
  • Por otro lado el cuidado durante en ciclo menstrual es importante realizar el cambio frecuente de tampones y compresas y tras los lavados secarse buen reemplazando las toallas con frecuencia.
  • No llevar ropa excesivamente ajustada para no frenar la transpiración.

Si soléis ir a piscina, sobretodo en periodos de verano debéis cambiaros la ropa de baño por otra seca una vez hayáis terminado el baño para evitar humedad en la zona.

Si eres diabética es importante que controléis los niveles de azúcar ya que los niveles altos de azúcar favorecen el desarrollo de los hongos como mencione anteriormente.

¿Habéis probado los tampones con probióticos? ¿Conocíais todos estos detalles de alimentación? ¿Sabías que hay que ser muy paciente para curar y evitar recidivas, algo que con la incorporación de la mujer a la vida laboral favorece descuidos?

Fuente: http://c.facilisimo.com/dsk/1960066.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario