miércoles, 9 de diciembre de 2015

Envejecimiento: La Importancia de mantenerse activo con el paso del tiempo


Datos de un estudio en Estados Unidos. Es porque los músculos de los tobillos envejecen antes que otros, y el esfuerzo se traslada a otras partes del cuerpo.

Es una obviedad: los jóvenes corren más rápido. Pero ahora un estudio detalla los motivos: para alcanzar rapidez usan algunos músculos de las piernas de manera distinta que los corredores de más de 50 años. Se apoyan menos en los músculos que rodean los tobillos. Y los mayores más en los músculos de la cadera.


La investigación –publicada en Medicine & Science in Sports & Exercise–, estuvo a cargo de Paul De Vita, profesor de kinesiología de la Universidad de East Carolina en Greenville, Estados Unidos, quien junto a un grupo de profesionales reclutó a 110 corredores de entre 23 y 59 años. Les colocaron material reflectante para ver el modo en que se movían. Mientras los filmaban, corrieron por una pista provista de un dispositivo que mide con cuánta fuerza impactan en el suelo, según informó The New York Times.

La conclusión es que por cada década de vida, la longitud del paso y la velocidad de los corredores disminuía alrededor del 20%. Además, vieron que los corredores mayores de 40 años ejercían menos fuerza en los músculos de la parte inferior de las piernas, en especial los de los tobillos y las pantorrillas. Es decir, estos corredores se impulsaban más débilmente con cada zancada y al desplazarse no se elevaban tanto como los más jóvenes, cambio que se profundizaba entre los mayores de 50 años. Los corredores mayores empleaban menos los músculos de los tobillos, pero no usaban más los otros músculos. Sencillamente, redujeron la velocidad.

“Apartarse de la dependencia de los músculos de la parte inferior al correr tiene un sentido fisiológico. Hay pruebas –dijo De Vita– de que esos músculos envejecen antes que otros. Las lesiones en el tendón de Aquiles y la pantorrilla tienden a aumentar a medida que los corredores envejecen, probablemente porque esos tejidos se vuelven particularmente frágiles. Para disminuir esas lesiones y mantener mejor la velocidad a medida que pasan los años habría que reforzar los músculos flexores de la pantorrilla y el tobillo”.

“Con los años, al disminuir la fuerza de los músculos de los miembros inferiores, y por ende los de la pantorrilla, la distancia del paso se acorta”, explicó a Clarín Oscar Incarbone, de la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA).

“A medida que transcurren los años, y a partir de los 50, se pierden fibras musculares –agrega Incarbone–, por eso se pierde fuerza y potencia muscular. También las articulaciones se ven más deterioradas y la movilidad articular disminuye. La capacidad aeróbica determinada por el consumo de oxígeno disminuye un 10% cada 10 años a partir de los 30, y esa disminución puede ser más suave si mantenemos un estado activo de trabajos aeróbicos a través del tiempo”.

“Es lógico que los tiempos vayan aumentando por ese deterioro biológico. Lo más importante es que a pesar de la edad los corredores de larga distancia continúan recorriendo las mismas distancias con distinto tiempo. Lo mismo ocurre con las pruebas de velocidad –dice Incarbone–. El doctor De Vita fue más contundente: Dijo que disminuir la velocidad “puede ser una adaptación protectora” del cuerpo, para llegar a la meta igual, aunque sea en más tiempo. “La conclusión es que para mantenerse saludable hay que mantenerse activo”, finalizó Incarbone.

OPINIÓN:
Héctor Kunik *

A medida que pasan los años el cuerpo experimenta distintas pérdidas. Después de los 25 la frecuencia cardíaca baja a razón de un latido por año. Y el consumo máximo de oxígeno es otra de las cuestiones importantes que comienzan a bajar después de los 25 años.

La masa muscular disminuye un 10% entre los 25 y los 50 años. Y luego, entre los 50 y los 80, un 30%.

Las motoneuronas, por su parte, bajan un 32% entre los 60 y los 95 años. La fuerza muscular también desciende entre los 25 y los 50 años. Luego, entre los 50 y los 70 baja otro 15%, y entre los 70 y los 80, el 30%.

Con la edad también baja la fuerza y la masa muscular, la respuesta motora, la capacidad vital. Hay alteraciones que disminuyen el funcionamiento de los sistemas nervioso central, musculoesquelético y cardiorrespiratorio.

Es por todos estos números que realizar actividad física es muy importante. Es clave, porque retrasa todos estos deterioros del cuerpo.

Decirle al abuelo que se quede quieto es lo peor. Cuanta mayor actividad y ejercicios de fuerza haga, el cuerpo está mejor y hasta hay menor probabilidad de caídas.

* Presidente Asociación Metropolitana de Medicina del Deporte.

Fuente: http://www.unmundodebrotes.com/2015/09/envejecimiento-importancia-de-mantenerse-activo-con-el-paso-del-tiempo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada