miércoles, 21 de octubre de 2015

NO COMETAS ESTE ERROR: ¡ NO BOTES A LA BASURA LAS HOJAS DE REMOLACHA!


En estos tiempos, en que los alimentos son cada día más caros y más escasos, parece increíble que desperdiciemos muchos de ellos por no conocer sus verdaderos beneficios.

La generosidad de tierra y la creación, nos regala en muchos vegetales los nutrientes que necesitamos para mantener nuestro organismo saludable. 

Muchos de estos nutrientes se encuentran precisamente, en partes de plantas o vegetales que botamos a la basura, por desconocimiento de sus cualidades.

Uno de los problemas más grandes que estamos viviendo, es la escases y altos precios de los alimentos, sobre todo los productos como vegetales, frutas y granos. 

Sequías, inundaciones, heladas inusuales, debido al cambio climático, contaminación, cambio de uso de suelos, etc. hacen cada día más escasos, de menor calidad y más caros los productos agrícolas.

Bien es sabido que, la cáscara, las hojas, las raíces, incluso las semillas de un producto, ya sea este vegetal o fruta, tienen más vitaminas o nutrientes, que aquella parte del fruto o vegetal, que comúnmente consumimos.

Ahora veremos las excelentes propiedades de la hoja de remolacha.

Las hojas de remolacha, que generalmente se acumulan por montones en los mercados o ferias libres, y que después van a dar a la basura, tienen propiedades que desconocemos para beneficio de nuestra salud. 

Éstas son muy seguras de comer, aportan valiosos nutrientes para nuestro organismo, son muy sabrosas y fáciles de preparar.

Es hora que descubras su buen sabor y disfrutes de todos sus beneficios.


– Las hojas de remolacha o betarraga, son muy ricas en minerales, una fuente especialmente rica en hierro. Resultados excelentes en la prevención y tratamiento de anemias.

– Especialmente indicadas para los niños en periodo de crecimiento y para embarazadas. Las hojas de remolacha que generalmente botamos a la basura, contienen más calcio, hierro y vitaminas A y C, que las raíces que generalmente consumimos.

– Así también, las hojas de remolacha contienen, proteínas, fósforo, zinc, fibras, vitamina B6, magnesio, potasio, cobre, manganeso. Tienen más hierro que las espinacas y un mayor valor nutritivo que la misma remolacha (raíz).

– Ayuda a mantener la piel y los ojos saludables, por su contenidos en antioxidantes como beta carotenos y luteína.

– Ayuda a prevenir la osteoporosis, al aumentar la resistencia ósea.

– Actúa favorablemente para combatir la enfermedad de alzheimer.

– Fortalece el sistema inmunológico, estimulando la producción de anticuerpos y glóbulos blancos.

Recomendaciones

– Elegir siempre hojas en buen estado, tiernas y frescas.

– Lavarlas muy bien, con agua limpia.

– Se pueden cocinar igual que las espinacas o acelgas, al vapor o salteadas.

– Podemos aprovechar mejor sus propiedades consumiéndolas crudas como ensaladas, acompañada con jugo de limón, a gusto. Así preparada, podemos aprovechar al máximo todo su valor nutricional.

– También podemos, añadir sus hojas licuadas a otros zumos, como el zumo de remolacha y de espinacas.

– Un plato nutritivo y bajo en calorías, como ensalada para acompañar pescados,
carnes y pastas.

¡Pruébalas hoy mismo, y comprueba todos sus beneficios!

Fuente: http://www.medicinanatural.social/no-botes-a-la-basura-las-hojas-de-remolacha/

No hay comentarios:

Publicar un comentario