domingo, 18 de octubre de 2015

Conozca a un Hombre Saludable…. SIN Cerebro !!


Cuando hablamos de nuestros cerebros… ¿Importa el tamaño, o da igual que sea pequeño si sabes como usarlo bien? Uno de los mayores mitos con partes del cuerpo humano, es que cuanto más grandes mejor. 

Puede que con otras partes del cuerpo así sea… pero el cerebro no es el caso. Y así lo demuestra esta fascinante historia, de un hombre de 44 años que ha podido realizar una vida normal a pesar de tener uno de los cerebros más pequeños del mundo.

Este hombre de nacionalidad francesa acudió un día normal y corriente de su vida al hospital. Le pasaba algo, pero claro, nunca habría sido capaz de imaginar que acabaría entrando debido a su cerebro pequeño. 

Quiero decir, pensémoslo en calma: ¿Cómo puedes saber si tu cerebro es grande o pequeño? A lo que a ti concierna, tu cerebro podría ser igual de pequeño que el de este hombre, pero no lo sabrías nunca hasta que te realizasen una resonancia magnética. 

¿Te has hecho ya una? Porque si no, deberiás. Nunca se sabe. Como tampoco lo supo el francés que en realidad fue al hospital debido a que sufria unas molestias en la pierna, llevando ya 2 semanas con ligeros dolores. 

Los médicos le hicieron todo tipo de pruebas pero no lograban dar con el motivo del dolor de sus extremidades. Así que en un último intento desesperado de probar todo lo que tenian a su disposición, decidieron realizarle una resonancia magnética…

Lo que descubrieron fue increíble… una de las cámaras de espacio de su cerebro (uno de los huecos) estaba totalmente cubierto de algún tipo de líquido. En vez de filtrar los líquidos del cerebro, al hombre se le quedarón ahí estancados en un habitaculo cerebral, acabando por casi “inundar” por completo toda esa delicada zona. 

Eventualmente ese líquido constante habría comido poco a poco las partes del cerebro, haciendo que estas acabasen por desaparecer por completo entre la acidez de esos líquidos que deberían de haber sido filtrados.


La mancha negra es el “mar” de líquidos que inundaban la zona en la que en teoría debería de haber un cerebro. Las zonas grises son las únicas que le quedan de cerebro real.

¿Lo más curioso del asunto? Al hombre después de descubrir la rareza de su caso, acabaron también por someterle a un estudio de inteligencia para saber cuanto coeficiente intelectual podría tener una persona sin a penas cerebro (solo un pequeño trozo que no habría sido afectado aún por la acumulación de líquidos). ¿El resultado? 75 C.I. 

Un coeficiente bastante bajo (la media está en 100), pero aún sin considerarse de un retrasado mental. De hecho, se había casado y tenia dos hijos.

Ahora habría que hacer pruebas también a los hijos… sería curioso ver si tienen un cerebro normal o medio mutado.

Fuente: http://ecoremedios.com/conozca-a-un-hombre-saludable-sin-cerebro/

No hay comentarios:

Publicar un comentario