sábado, 2 de enero de 2016

6 cosas que las mujeres deben saber sobre las enfermedades cardíacas


Debido a la complejidad de su anatomía en las mujeres es más difícil obtener un diagnóstico precoz, por lo que es fundamental prestar atención y hacerse revisiones regulares.

El índice de pacientes con enfermedades del corazón va en aumento y cada vez se registran más casos que afectan de forma específica a las mujeres.

El principal problema es que la mayoría de personas no está pendiente de su salud cardíaca y solo hasta desarrollar algún tipo de dificultad consultan al médico.

En países como Estados Unidos, las patologías cardiovasculares son las que más afectan la población femenina superando incluso los diferentes tipos de cánceres.


Por esta razón y porque las mujeres presentan síntomas diferentes a los hombres, las grandes entidades de salud han lanzado una llamada de atención para que todas se informen al respecto.

Aprovechando esta oportunidad, queremos compartir esas 7 cosas que todas deberían saber sobre este tipo de enfermedades.

1. Las mujeres desarrollan una enfermedad cardíaca hasta 10 años más tarde que los hombres


Cuando las mujeres llevan hábitos de vida relativamente saludables, hacen ejercicio regular y no fuman, están protegidas contra las enfermedades cardíacas hasta, más o menos, los 50 años de edad.

Sin embargo, en la actualidad muchas mujeres jóvenes están en un alto riesgo debido a la mala alimentación, la obesidad y otras condiciones que comprometen la salud de este órgano.

2. La aterosclerosis no es igual en hombres y mujeres

En la población femenina suelen presentarse mayores dificultades en la detección de la aterosclerosis debido a la forma en que se desarrollan.

Las mujeres tienden a tener un tipo de placa más difusa, mientras que los hombres padecen lesiones focales que comprometen manos y pies, haciendo que los dedos luzcan en forma de salchicha.

De hecho, en las mujeres puede ser más complicado un diagnóstico mediante pruebas de esfuerzo e incluso con angiografía coronaria.


3. Los síntomas pueden diferir según la raza


Un programa en Estados Unidos que recopila los datos relativos a la incidencia de enfermedades coronarias en mujeres reveló que los síntomas de estas pueden variar según la raza.

Las mujeres afrodescendientes suelen presentar con mayor frecuencia molestias estomacales en comparación con las blancas, en las que suelen ser más comunes los dolores en la zona del pecho.

Por otro lado, se determinó que los niveles de obstrucción arterial no se diferencian entre razas, pero los índices de mortalidad por este factor sí, siendo casi el doble en aquellas de tez morena que en las blancas.

4. Se ignoran síntomas, que además pueden diferir

Las mujeres tardan más tiempo en consultar al médico por su salud cardíaca en comparación con los hombres.

Esto se debe a los síntomas comunes que presentan, los cuales hacen pensar que se trata de algún trastorno de salud más común y sin tanta importancia.

Además, en muy pocos casos, aquellas con antecedentes familiares se ponen en chequeos médicos para verificar que todo está bien.

En este punto todas deben prestar mayor atención y cuidado. La principal razón por la que las patologías cardíacas se detectan tarde en las mujeres es porque los síntomas son menos evidentes y suelen ser parecidos a los de otros problemas de salud.

Además del clásico dolor en el pecho, algunas pueden experimentar:

  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Sudores.
  • Aleteo auricular.
  • Palidez.
  • Ansiedad.
  • Fatiga.
  • Dolor de estómago.
  • Problemas respiratorios.

Todas estas señales se deben considerar como una posible enfermedad cardíaca; en caso de presentar dos o más al tiempo se debe consultar cuánto antes al médico.

5. La angina de pecho es grave en las mujeres diabéticas


Un seguimiento que se realizó a mujeres con enfermedad cardíaca durante 13 años permitió identificar que las mujeres diabéticas y que a la vez presentan angina de pecho tienen hasta un 300% y 400% más riesgo de morir en comparación con aquellas que solo presentan diabetes.

Cualquier tipo de dolor en el pecho debe ser analizado con detenimiento, en especial si se padece de alguno de los tipos de diabetes.

6. Todas pueden disminuir los riesgos


Los trastornos que afectan el sistema cardiovascular se pueden prevenir a través de la adopción de un estilo de vida saludable. Si bien los factores genéticos son difíciles de evitar, las buenas costumbres pueden tener un impacto positivo.

En este sentido se recomienda:

  • Incrementar el consumo de alimentos de origen vegetal.
  • Hacer ejercicio.
  • Controlar el estrés.
  • Dormir bien.
  • No fumar.
  • Tomar una copa de vino al día.

Se estima que el mantener este tipo de hábitos contribuye a reducir hasta un 90% el riesgo de ataque cardíaco y un 60% el de derrame cerebral, ictus o accidente cerebrovascular.

Fuente: http://mejorconsalud.com/6-cosas-que-las-mujeres-deben-saber-sobre-las-enfermedades-cardiacas/

No hay comentarios:

Publicar un comentario