jueves, 24 de septiembre de 2015

¿Comer huevo sube el colesterol?


El contenido medio de colesterol en el huevo de pollo es de 424 mg por 100 g, aproximadamente 200 mg en un huevo de tamaño medio. Es un contenido realmente alto que supone más del 60% de la ingesta máxima diaria de colesterol recomendada. 

Sin embargo, elefecto sobre el colesterol en sangre es mínimo, tanto del colesterol LDL (el colesterol malo) como del colesterol total, los dos indicadores principales de hipercolesterolemia (colesterol alto en sangre).

La hipercolesterolemia es un factor de riesgo muy importante de enfermedades cardiovasculares, en especial de aterosclerosis. Esta enfermedad se caracteriza por la formación de depósitos grasos en el interior de las arterias, llamados placas de ateroma, que pueden llegar a obstruirlas. El colesterol alto en sangre, sobre todo el colesterol de baja densidad o colesterol LDL, propicia la formación de las placas de ateroma y por ello el control de la hipercolesterolemia es tan importante para su prevención.



Debido al alto contenido de colesterol en el huevo, concretamente en la yema, se recomendaba reducir su consumo como medida preventiva de la salud cardiovascular. En 1973 la American Heart Association (AHA) llegó a recomendar un consumo máximo de 3 huevos a la semana. 

La mala fama del huevo perduró durante décadas, prácticamente hasta finales del siglo XX no se comenzó a aceptar que el colesterol del huevo no tenía apenas efecto sobre el colesterol sanguíneo, sobre todo si se comparaba con alimentos ricos en grasas saturadas1.





El huevo contiene altas cantidades de fosfolípidos, destacando la fosfatidilcolina (lecitina), que poresterificación con el colesterol impediría su absorción en el aparato digestivo y no pasaría a sangre. Además, la mayor parte de grasa que contiene es grasa insaturada, incluyendo ácidos grasos omega 3, beneficiosos para la salud cardiovascular. 

Todo lo contrario pasa con los alimentos con alto contenido en grasas saturadas que facilitan la absorción del colesterol, lo que ocurre con la mayoría de alimentos grasos de origen animal, y también pueden aumentar los niveles de triglicéridos, otro factor de riesgo cardiovascular.

Aunque el tema del huevo y colesterol todavía no está totalmente zanjado, la mayoría de estudios epidemiológicos han demostrado que un alto consumo de huevos, hasta uno diario, no aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, un consumo superior si podría estar relacionado con ataques cardíacos a largo plazo3.

El huevo ya no es un alimento con recomendaciones tan restrictivas y un consumo moderado para las personas sanas no supone ningún riesgo. Sin embargo, el efecto del colesterol dietético sobre el colesterol en sangre puede variar mucho de una persona a otra y depende de muchos factores, entre ellos factores genéticos. Por ello las personas con dificultades para controlar sus niveles de colesterol LDL y las personas con diabetes deben consumir huevo con precaución.

En la actualidad el AHA no recomienda un límite concreto en el consumo de huevos sino un límite máximo en la ingesta diaria de colesterol, sea cuál sea su procedencia. Este límite es de 300 mg si eres una persona sana o de 200 mg si tienes diabetes o el colesterol sanguíneo está por encima de 100. 

Hay que tener en cuenta que el cuerpo puede producir todo el colesterol que necesita y no es necesario consumirlo en la dieta; en otras palabras, no tenemos una necesidad mínima de colesterol que debamos tomar con los alimentos.

fuente:https://curiosoando.com
Fuente: http://cosasdelmundo.net/?p=2479

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada