martes, 7 de julio de 2015

Lo que dicen los labios de tu personalidad


Labios, normalmente asociados con la sensualidad en el mundo de la moda y que no está nada errado de su significado en comunicación facial. Hay que recordar que el rostro se compone de metáforas que si sabemos interpretar realmente podemos entender el todo.

En ella se encuentra la manera en cómo nos comunicamos, pero también el cómo damos y nos gusta recibir el amor, que es otra manera de comunicarnos.

Hay mucha lectura en ellos. Podemos analizar desde su tamaño, el grueso de los labios, la dirección de las comisuras, la forma del labio superior, las arrugas que existen dentro de ellos, la coloración, uff… ¡no acabaría! Pero en esta ocasión únicamente me enfocaré en su grueso porque vaya que da para hablar y mucho.

¡Conócelos!

Hay que entender que en Comunicación Facial, nada está bien o mal, únicamente dependerá la energía con la que se vibre y así volverse nuestro mayor talento o un defecto de carácter. Es por eso que la lectura que daremos únicamente se basará en lo positivo que puede llegar a ser, pero existe esta otra parte que únicamente el contexto y el conjunto del rostro nos puede dar.

El labio superior está relacionado con el cómo DAMOS información. Existe gente que a lo largo de la vida se lo va comiendo y eso hace que se reduzca significativamente su grosor. Es la segunda facción que más cambia a lo largo de nuestra vida justo por ser una de las facciones más dinámicas y que está en más movimiento, después de los ojos.

El que la gente se lo coma, nos habla que se ha ido callando palabras y entonces la cantidad y calidad de información que damos se empieza a limitar. ¿Cuál es mejor? ¡NIGUNA! Depende de cómo y para qué la uses.

Sin embargo, sí es muy saludable crecer el labio superior porque nos ayuda a expresarnos más. El expresar no con drama, pero sí con una intención clara de decir lo que sentimos, necesitamos y queremos.

Normalmente y más con el paso del tiempo, vamos perdiendo este gran poder y si no lo canalizamos de una buena manera, puede llegar a carcomernos por dentro. Expresar nuestras necesidades emociones no tienen que ser verbales. Es también aprender el poder de un beso, de una nota y simplemente de una manera obvia de expresar ese sentimiento.

El labio inferior nos habla del cómo RECIBIMOS. Un labio grueso será mucho más sensorial en el sentido que gozará de cosas que pueda percibir por los sentidos. Me gusta explicarlo en mis talleres como un labio muy kinestésico porque goza el contacto físico y todo lo que tenga que ver con sensaciones.

Una buena comida, un abrazo, un masaje. Evidentemente, hay que leerse en conjunto, pero la realidad es que van a ser personas sumamente sensuales porque gozarán de este juego de estímulos físicos.

¡Que rico trabajar nuestros labios con intención para que no sólo se vean más gruesos sino que empiecen a ser labios que expresan sus necesidades emocionales y gozan de una manera muy terrenal las experiencias sensoriales que tanto le aportan a nuestro cerebro y a nuestras interacciones humanas!



Vía: http://www.salud180.com
Fuente: http://www.elciudadano.cl/2015/07/07/185213/lo-que-dicen-los-labios-de-tu-personalidad/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada