viernes, 10 de julio de 2015

CONTROLA LOS 3 TIPOS DE RESPIRACIÓN Y OBTÉN UNA LARGA VIDA


La mente y el cuerpo deben ser nutridos con oxígeno constantemente para funcionar de manera óptima, sin embargo, es poca la gente que lo hace de forma efectiva y constante; el ritmo acelerado de vida, y la falta de ejercitación son factores que nos ha llevado a tener una respiración insuficiente, donde no aprovechamos la totalidad de la capacidad pulmonar, lo que se traduce en una oxigenación pobre hacia nuestro organismo, y esto trae afecciones tanto a corto como a largo plazo.


Todos sabemos que la respiración es básica para la vida. Los científicos han determinado que todas las criaturas tienen aproximadamente la misma cantidad de respiraciones y latidos del corazón durante su tiempo de vida. 

Hay que entender y sentir la conexión entre respiración y vida; nuestra respiración es afectada por el descanso, el ejercicio, las emociones, el envejecimiento, etc., pero no lo consideramos o no vemos cómo afecta a nuestra salud, a nuestras capacidades y de hecho, a nuestra vida entera.

Controla los 3 Tipos de Respiración y obtén una larga vida


Respiración Neutra: esta es la base de la vida. Es el patrón natural de respiración que una persona desarrolla y utiliza durante la mayor parte de su tiempo de vida. Dependiendo de la condición física de una persona, su respiración neutra es usualmente indisciplinada: rápida y superficial. Una combinación no saludable.

Para mejorar la salud e incrementar los niveles de energía debemos respirar lenta y profundamente. Hacer esto a menudo, nos conducirá a una mejor condición física. Inhalando siempre por la nariz para dirigir el oxígeno a los pulmones y de aquí a la sangre que lo transporta a todo el cuerpo: células, órganos, músculos, etc.

Una respiración neutra excelente puede ser de 8 respiraciones por minuto o una inhalación/exhalación completa en 7 segundos. Puedes exhalar por la nariz o la boca, pero siempre inhalar por la nariz.¿Ya empezaste a respirar profundo deliberadamente?

Respiración Positiva: se realiza doblando el ritmo de tu respiración neutra. Lo mejor es sentir como el cuerpo te exige, de forma natural, aumentar el ritmo de la respiración mientras haces cualquier tipo de ejercicio. No se debe cambiar bruscamente los ritmos de respiración, ya que existen peligros severos de hiperventilación, edemas cerebrales, explosión de venas en el cerebro, fallas respiratorias e incluso fallas cardíacas.

Incrementando el flujo de oxigeno hacia el cuerpo y la mente, incrementamos la efectividad y el potencial de nuestros músculos y cerebro. Mejora nuestro tiempo de reacción, nos pone alerta, nos pone ágiles, fuertes y agudiza nuestra conciencia. Por lo general durante la actividad física se debe exhalar por la boca.

Respiración Negativa: se realiza lentificando la tasa de respiración neutra a la mitad o más, ejercicio que se puede hacer gradualmente, también con mucho cuidado de no cambiar bruscamente los ritmos.

Esta respiración produce un agotamiento de oxígeno en el cuerpo, nos ayuda a relajar el cuerpo y fomenta la concentración. Se debe procurar llevar el aire hacia el diafragma, sentir como se llena, luego como se expande el tórax y, finalmente como se elevan las clavículas, todo por una acción natural. Generalmente, en un estado de relajación profunda como una práctica de meditación, exhalamos tambien por la nariz para mantener la concentración.

Finalizando diremos que ejercitándonos en la respiración, esforzándonos por hacerlo correctamente, inhalando siempre por la nariz, con toda seguridad llevaremos una vida más saludable. Practicando pocos minutos los resultados no se hacen esperar.

Fuente: http://senderosaludable.net/controla-los-3-tipos-de-respiracion-y-obten-una-larga-vida/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada