lunes, 29 de agosto de 2016

Cómo cultivar zanahorias en casa: ¿Te animas?


A la hora de cultivar las zanahorias bastará con reservar la parte superior y ponerla en agua para que germine. Posteriormente podremos plantarla en una maceta

Es posible que no dispongas de demasiado espacio en casa, o que no tengas la suerte de poder disfrutar de tu pequeña huerta donde cultivar desde zanahorias, tomates, cebollas… ¡Y todo ecológico!

No te preocupes, porque ante la falta de recursos caseros siempre son buenos los grandes ingenios, y no por ello hemos de renunciar no solo a comer más sano, sino a disfrutar del proceso de la siembra, el crecimiento y la cosecha.

Hoy en nuestro espacio queremos explicarte cómo puedes cultivar zanahorias en casa sin necesidad de semillas y sin una parcela de tierra en un jardín. Nos basta un balcón o una terraza, algo de tierra y mucho mimo.

¿Te animas?

Aprende a cultivar zanahorias en casa de forma sencilla


Lo bueno de las zanahorias es que se pueden sembrar o cultivar a lo largo de todo el año y, además, no suelen necesitar excesivos cuidados. Crecen rápido y ofrecen buenas satisfacciones, por lo que puede ser, sin duda, una labor divertida que compartir con nuestros hijos.

Los huertos urbanos están de moda y, en los últimos años, muchos balcones se han convertido en auténticos cultivos en miniatura capaces de aliviar el estrés, entretenernos y ofrecernos además alimentos de buena calidad basados en el cultivo ecológico.

Las zanahorias son ricas en carotenos, ese antioxidante que contiene provitamina A tan necesario para nuestra salud general.


Tampoco podemos olvidar que este vegetal contiene un adecuado aporte de potasio, vitamina E y del grupo B.

Estas zanahorias de cultivo urbano suelen ser más pequeñas, por lo que son ideales para combinar en ensaladas.

Toma nota ahora de lo que debemos hacer para cultivar las zanahorias sin tener que recurrir a las semillas.

Qué necesito



5 zanahorias

Un tiesto o maceta de 30 cm de profundidad y 50 cm de longitud.
Tierra enriquecida con sustrato ecológico (compost)
Abono líquido

Cómo lo hago

Lo primero que vamos a hacer es coger las zanahorias y cortar la parte de arriba.

Es tan simple que, cuando vayas a utilizar unas cuantas para cocinar, basta con que te acuerdes de reservar esta parte del inicio del vegetal en lugar de tirarlo a la basura orgánica.

Ahora, con esas cinco partes de zanahorias, lo que haremos será ponerlas en un recipiente con agua (fíjate en la imagen superior). La idea es que germinen, y lo harán al cabo de unas semanas.

Una vez hayan germinado, ya podemos proceder a plantarlas en nuestra maceta.

Recuerda crear un adecuado drenaje en la misma, con pequeñas piedras de gravilla.

Puedes cultivarlas en cualquier momento del año.

A las zanahorias les gusta el sol, así que no tengas miedo de dejar la maceta en el balcón durante todo el día.

Puedes regarlas un poco, pero basta con una o dos veces por semana.

Recuerda incluir en esta agua unas gotas de abono líquido. 

De este modo, las zanahorias crecerán fuertes y sanas.

La cosecha


¿Cómo saber cuándo podemos “tirar” de esas “cabelleras verdes” que asoma en nuestra maceta? Bien, las zanahorias tardan unos dos meses en formarse.

Por ello, solo tendrás que atender la propia planta y esperar a que esta alcance una longitud de entre 5 y 8 cm.

Señalarte que en ocasiones, no tienen la típica forma alargada, sino que pueden salir algo más abombadas y con volúmenes algo caprichosos. Es una experiencia que merece la pena probar.

Fuente: http://mejorconsalud.com/cultivar-zanahorias-casa-te-animas/

No hay comentarios:

Publicar un comentario