martes, 10 de enero de 2017

APIO Y PEREJIL CONTRA LA LEUCEMIA


La leucemia (cáncer de la sangre) es una enfermedad relativamente poco frecuente en comparación con otros tipos de cáncer, pero cada año afecta en España a más de 5000 personas. 

Recientemente se ha descubierto que el tratamiento con apio y perejil contra la leucemia podría ser clave para su cura.

La leucemia es una enfermedad cancerígena del sistema productor de sangre. Esta patología suele cursar con los siguientes síntomas:

  • Cansancio
  • Palidez
  • Propensión a las infecciones
  • Propensión a las hemorragias

Se caracteriza por un aumento excesivo de glóbulos blancos (leucocitos) en la médula ósea. Estos son, sin embargo, inmaduros y disfuncionales. Esta situación perturba la formación normal de sangre y conduce a una falta de leucocitos, glóbulos rojos (eritrocitos) y plaquetas (trombocitos) maduros y sanos. El médico determina el diagnóstico a través de un análisis de sangre, y, para clasificar exactamente la variante de leucemia presente, suele ser necesario extraer una muestra de médula ósea (biopsia de la médula ósea).

La apigenina es un compuesto presente en vegetales y frutas que, según un estudio de laboratorio recién publicado, debilita las células cancerígenas hasta convertirlas en células normales y mortales.

El compuesto está presente en el perejil, apio y manzanilla y debilita a las células cancerígenas.

Las células cancerígenas pueden perder sus “superpoderes” de escapar de la muerte inducida por nuestro sistema inmune o a la muerte celular programada si se enfrentan a este compuesto abundante en la dieta mediterránea.

Este compuesto convierte a las células cancerígenas en células normales y por eso es capaz de evitar la expansión del cáncer.

Los investigadores analizaron la acción de la apigenina sobre células con cáncer de mama. En el experimento pudieron observar que el flavonoide se unía a la proteína hnRNPA2, factor importante para la inducción del proceso de replicación celular. Al unirse a dicha proteína, la apigenina corregía anormalidades en el ARN y así, prevenía la producción celular desmedida típica del cáncer.

Esta proteína influye en la actividad de ARN mensajero o ARNm, que contiene las instrucciones necesarias para producir una proteína específica. Los investigadores señalan que este proceso anormal es el culpable en un 80% de todos los cánceres.

Además, pudieron comprobar que la apigenina se unía a otras 160 proteínas, convirtiendo al flavonoide en un “nutracéutico” (un nutriente con amplias cualidades benéficas para la salud) o alimento medicina. Dicha propiedad convierte a la apigenina en un elemento valioso que rebasa los efectos de muchos medicamentos, ya que éstos sólo actúan sobre una proteína concreta.

Este hallazgo representa un avance en lo que sabemos sobre los beneficios de los micronutrientes, pues mucho de lo que se conoce hasta ahora está basado en estudios epidemiológicos que muestran una relación positiva entre ingerir comidas específicas y una vida más saludable.

La apigenina ya está presente en la dieta de muchas personas que siguen la original dieta mediterránea.

El equipo de investigadores decidió investigar este compuesto porque sabían que era un potente antiinflamatorio y anteriormente habían determinado sus beneficios para combatir la leucemia.

A partir de esta investigación, expertos podrían determinar cómo se pueden modificar las comidas de una manera funcional para poder incrementar la cantidad de apigenina accesible para nuestro cuerpo.

Los suplementos podrían ser una manera, aunque cabría determinar si se metaboliza de la misma forma que un alimento. Creo que lo más lógico es acostumbrarnos a hacer como hacía Arguiñano… añadir un poquito de perejil en todas las comidas. También podemos utilizar el apio como base para todos nuestros caldos y gusisos y añadirlo crudo en las ensaladas.

Otra forma de consumir apio y perejil es mezclándolo con piña para hacer un sabroso zumo.

Para hacerlo necesitaremos dos rebanadas gruesa de piña, dos ramas de apio y dos ramas de perejil.

Preparación:
1.- Desinfecta las ramas de Apio y Perejil.
2.- Mete todos los ingredientes en la licuadora
3.- Puede agregar algo de hielo para que al tomarlo este más fresco

Este zumo, además de ser bueno para combatir la leucemia aprovecha otras propiedades saludables de sus tres ingredientes.

Propiedades de la Piña:
Es laxante, rica en calcio, diurética, estimulante del riñón, antinflamatoria, es eficaz para el estreñimiento, catarro, gota, reumatismo y evita el cáncer. La piña también es rejuvenecedora.

Propiedades del Apio:

El Apio es recomendado a personas que padecen presión arterial, dolor de cabeza, estreñimiento, nerviosismo y ayuda a aumentar los glóbulos rojos.

Propiedades del Perejil:

Es diurético ya que elimina los líquidos corporales siendo muy adecuados en caso de obesidad, en enfermedades reumáticas y cardíacas. El perejil ayuda en caso de dolor y es muy útil para evitar la formación de cálculos o piedras en los riñones.

Fuente: http://remediosparaelalma.com/apio-y-perejil-contra-la-leucemia/

No hay comentarios:

Publicar un comentario