miércoles, 15 de marzo de 2017

Mire para que se usa el agua oxigenada y usted no lo sabía, se sorprenderá


El peróxido de hidrógeno o H2O2, también llamado ‘agua oxigenada’, podría utilizarse para un montón de cosas y apostamos lo que sea a que tienes un frasco en el botiquín o en algún cajón.

Lo que mucha gente no sabe es que el peróxido de hidrógeno es el único agente germicida que se compone de agua y oxígeno solamente. Se trata de una sustancia natural que podemos encontrar en todos los seres vivos y su potencial de oxidación funciona para tratar enfermedades, combatir infecciones y neutralizar gérmenes.

El agua oxigenada puede ser muy peligrosa si se ingiere y, según su concentración, puede causar daños graves, quemando la piel y los ojos. A la que nos referimos en este video, es agua oxigenada al 3%.

Por consiguiente, podemos decir que el peróxido de hidrógeno es un desinfectante natural y el más seguro del mundo. ¿Quieres descubrir algo más?. Echa un vistazo a todas las formas en que podrías utilizar el agua oxigenada en casa:

1. Lavar frutas y verduras

Todos sabemos que un simple enjuague con agua no sirve de mucho para limpiar realmente nuestras verduras. Solo tienes que añadir un cuarto de taza de peróxido de hidrógeno a un fregadero lleno de agua fría. Evita hacerlo con alimentos que absorban, como los champiñones. Para este tipo de alimentos utiliza un paño humedecido con agua y un poco de agua oxigenada.

2. Dar un impulso a tu lavavajillas

Solo tendrás que añadir un chorro de peróxido de hidrógeno al cajetín de lavado.

3. Desinfectar heridas

Probablemente el uso más común y por lo que conocemos este producto. Aplicada dos veces al día sobre las heridas, ayuda a evitar infecciones y facilita la cicatrización.

4. Blanquear la ropa, como alternativa a la lejía

Solo tendrás que añadir una taza de agua oxigenada a la ropa blanca que quieras blanquear. Blanquea, elimina las manchas y limpia nuestra máquina al mismo tiempo.

5. Refresca el aliento

puedes hacer vuestro propio enjuague bucal natural, mezclando porciones iguales de peróxido de hidrógeno y agua en un vaso. Como cualquier enjuague bucal, nunca deberá ser tragado.

6. Crea tu propia pasta de dientes

Combina el bicarbonato de sodio y el peróxido de hidrógeno para hacer una pasta de dientes casera. Te ayudará a eliminar las manchas si la usas regularmente.

7. Ayuda a tus plantas a crecer mejor

Muchos jardineros juran por la adición de una solución sencilla de peróxido de hidrógeno al suelo para ayudar a transportar oxígeno a las raíces . La solución es la siguiente: 32 partes de agua a peróxido de hidrógeno una parte.
Mezcla 20 ml de peróxido de hidrógeno en un litro de agua.



Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=Q7SfDT6LSFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario