jueves, 23 de febrero de 2017

Congela un poco de aloe vera y aplícalo en tu piel. ¡El resultado te dejará sin palabras!


Todos hemos leído sobre los beneficios de la sábila o el aloe vera. Esta planta es utilizada por muchas marcas reconocidas en productos de limpieza y cosméticos. 

Pero hay maneras de conservar mejor sus propiedades y esto es de lo que hablaremos hoy para aprender a sacar provecho de ellas al máximo. La mejor manera de hacerlo es congelarla y a continuación te explicaremos por qué.

El gel que extraemos de la sábila tiene textura viscosa y es el que contiene las propiedades beneficiosas para nuestra piel y salud. Al estar expuesta la planta al sol, los cambios climáticos o el polvo puede perder algunas de sus propiedades. Al congelar el aloe se conservará mucho mejor.


Lo primero que debes hacer es recolectar las pencas de la planta. Después, con un cuchillo retira la piel. Una vez retirada la piel, comienza a quitar la capa gelatinosa con la ayuda de una cuchara y acomódala en un recipiente. Cuando hayas rellenado el recipiente, simplemente colócalo en el congelador.


Cuando quieras utilizarlo la aplicación será muy sencilla, ya que al congelarlo conserva sus propiedades y una vez que lo descongeles recuperará sus textura gelatinosa en pocos minutos. El aloe es un gran aliado a la hora de curar heridas y quemaduras leves.


Lo único que debes hacer es aplicar sobre el área lavada y de esta manera evitarás infecciones y ayudarás a la cicatrización. El gel de sábila también ayuda a calmar las varices inflamadas, así como dolores musculares. Las mascarillas de aloe ayudan a hidratar la piel y combatir afecciones como el acné debido a sus propiedades antisépticas. Así que, no lo pienses dos veces y congela tu aloe para conseguir una piel envidiable.

Fuente: https://perfecto.guru/cp-aloe-vera-congelado/

No hay comentarios:

Publicar un comentario