domingo, 1 de enero de 2017

10 costumbres que dañan tus dientes y que (probablemente) desconozcas



Son muchos los motivos (o excusas) que pueden hacer que nuestros hábitos relacionados con la salud dental no sean los más adecuados, como las vacaciones, comer fuera de casa o el ritmo acelerado de vida tan presente en nuestra sociedad. 

Si crees que estas costumbres son inofensivas te equivocas, aumentan el riesgo de caries y erosión dental, además del de otras molestias y enfermedades.

Con la ayuda de Iván Malagón, odontólogo y director de Iván Malagón*Clinic, puedo apuntarte en qué diez costumbres debes poner toda tu atención:

1. ¡Cuidado con lo que bebes!

Por una parte, las bebidas carbonatadas o zumos ácidos pueden descalcificar el esmalte de los dientes y provocar su desgaste prematuro, mientras que el café o el vino favorecen la aparición de manchas en los dientes.

2. ¡Apaga el cigarrillo!
El tabaco, además de ser perjudicial para nuestra salud general, es uno de los peores enemigos de nuestra dentadura. Puede que sepas que la nicotina oscurece el esmalte y mancha nuestros dientes pero, ¿sabías que provoca enfermedades en las encías y puede ocasionar la pérdida de dientes a largo plazo? Además, fumar estimula la pérdida en la permeabilidad de las mucosas.

3. Presta atención a los nutrientes en tu dieta
No olvides aumentar el consumo de calcio, flúor y vitaminas A, C, D y K. Las proteínas pueden ser también un buen aliado, ¡pero sin pasarse! Una dieta que tenga como base la ingesta de proteínas puede ser perjudicial par ala salud, provocando que nuestro organismo destruya la proteína que genera el cuerpo y no la grasa. Este déficit condiciona a su vez la respuesta inflamatoria y favorece la enfermedad de las encías pudiendo incluso llegar a provocar pérdida de piezas dentales. Por si fuera poco, las dietas hiperproteicas reducen el volumen, las propiedades antibacterianas y físico químicas de la saliva.

4. Atención a los cambios bruscos de temperatura en los alimentos
Estos cambios bruscos pueden provocar sensibilidad dental al afectar a los vasos sanguíneos y los nervios de los dientes. Incluso, a largo plazo, la necrosis de estos tejidos.

5. ¡Ojo con el azúcar!

Las bacterias productoras de caries se nutren especialmente de los alimentos ricos en azúcares. Es importante reducir su consumo y realizar un cepillado de dientes inmediatamente. Me permito recordarte además que no solo los caramelos y dulces son ricos en azúcar, también los refrescos.
6. Por supuesto, la higiene es lo primero
Procura llevar a cabo el cuidado bucal al menos tres veces al día, de forma vertical y circular, a ser posible con un cepillo de cerdas suaves. Una limpieza adecuada debe incluir una pasta de dientes que contenga flúor, hilo dental y enjuague bucal. Además, este cuidado debe incluir la lengua y el paladar y masajear las encías con movimientos circulares en cada cepillado.

7. Controla el estrés
Si eres de los que tiene el mal hábito de rechinar los dientes o apretarlos en exceso, sin saberlo estarás contribuyendo al desgaste de su superficie, afectando al soporte dental, lo que puede acabar provocando una movilidad anormal de los dientes y molestias en la articulación de la mandíbula. Pide ayuda a tu dentista.

Por supuesto, ¡nada de hábitos como morder lápices o uñas! Esto puede provocar microtraumatismos en los dientes y afecta mucho a la articulación temporo-mandibular.

8. Las modas hay que seguirlas con cautela
Las perforaciones y los piercings, por ejemplo, pueden provocar daños irreparables en la dentadura y la lengua.

9. Haz deporte pero, atención con la dentadura
¿Sabías que el estado de tu dentadura puede influir en tu rendimiento deportivo? ¡Así es! Puede generar problemas de equilibrio, lesiones musculares, dolores de cabeza y calambres, entre otros. Además, una alta acumulación de bacterias en nuestra boca puede ocasionar que éstas viajen por la sangre y se vayan acumulado en los músculos, lo que podría provocar una pérdida de tono fibrilar que podría dar lugar a lesiones como desgarros, dolores articulares o lesiones de los tendones.

10. Y sobre todo, ¡visita al dentista!
Aunque no sientas molestia alguna, debes visitar a tu dentista. De no hacerlo, problemas leves podrían agravarse si pasa el tiempo pudiendo causar patologías irreversibles como, por ejemplo, la necrosis pulpar.


Fuente:  http://salud.facilisimo.com/10-costumbres-que-danan-tus-dientes-y-que-probablemente-desconozcas_1861335.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada