lunes, 12 de septiembre de 2016

Lava tu ropa en un abrir y cerra de ojos con un escurridor de lechuga


¿Alguna vez has lavado ropa blanca con ropa de color? Cuando tu linda ropa blanca aparece coloreada es un verdadero fastidio. 

Otro problema consiste en usar ropa nueva justo después de comprarla. 

Se supone que deberías lavarla antes de usarla, pero muchas personas no quieren o no pueden esperar hasta que la gran montaña de ropa sucia esté lista para el lavado y deciden usar sus prendas nuevas entretanto. Sin embargo, hay una sencilla alternativa que puedes usar para lavar tu ropa a mano rápidamente y sin mucho esfuerzo. 

Este método es especialmente conveniente para prendas sensibles y delicadas, como la ropa interior.

Vas a necesitar:

  • 1 escurridor de lechuga.
  • Jabón.
  • Agua.

Así lo haces:


Primero llena el escurridor de lechuga hasta la mitad con agua con jabón. Después mete tus prendas sucias.


Coloca la tapa y centrifuga la ropa algunos minutos.


Después retira el agua con jabón. El siguiente paso consiste en llenar el escurridor de lechuga hasta la mitad con agua limpia.


Centrifuga un poco la ropa una vez más y vacía el escurridor después de algunos minutos.


Luego centrifuga la ropa una última vez durante algunos minutos, sin añadir más agua para que pueda secarse.


Échale un vistazo a esta sencilla técnica de lavado a mano con un escurridor de lechuga. Aquí tienes el vídeo (en inglés):



Ahora conoces una forma fácil y barata para limpiar ropa sucia de forma delicada y rápida. Sin duda, con este sencillo método, te evitarás cualquier sorpresa desagradable al abrir la lavadora.

Fuente: http://www.tuvidaconsalud.net/2016/09/03/lava-tu-ropa-en-un-abrir-y-cerra-de-ojos-con-un-escurridor-de-lechuga/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada