lunes, 12 de septiembre de 2016

Insuficiencia renal crónica


Para mantener la salud de los riñones y evitar la aparición de insuficiencia renal es importante seguir una dieta equilibrada, beber diariamente entre 1,5 y 2 litros de agua, reducir el consumo de alcohol, y realizar ejercicio con regularidad.

Qué es la insuficiencia renal crónica
Causas de la insuficiencia renal crónica
Síntomas de la insuficiencia renal crónica
Diagnóstico de la insuficiencia renal crónica
Tratamiento de la insuficiencia renal crónica
Prevención de la insuficiencia renal crónica

Insuficiencia renal crónica

La insuficiencia renal crónica es la pérdida de las funciones del riñón que vienen reflejadas como un deterioro progresivo, durante más de tres meses, y generalmente irreversible, del filtrado glomerular por debajo de 60 ml/min/1.73 m2 o por la lesión de los riñones en su estructura.

El filtrado glomerular es el volumen de plasma necesario para depurar una sustancia cuando es filtrada por el riñón. Habitualmente nos da idea de la cantidad o porcentaje de riñón deteriorado, pues está directamente relacionado con este deterioro de la depuración renal.

Como consecuencia de este filtrado insuficiente, se produce una acumulación de sustancias nitrogenadas en la sangre, especialmente urea y sus derivados, y una elevación de la creatinina plasmática, que es lo que se detecta en los análisis de sangre. Esta situación desemboca en lo que se conoce como uremia o síndrome urémico.

Se estima que en torno al 10% de la población padece algún grado de enfermedad renal crónica, si bien existe una mayor incidencia en la población anciana, llegando al 20-25% de los mayores de 65 años. Esto se debe, no solo al envejecimiento sino a las enfermedades que son reconocidas como causas y que son más prevalentes en este rango de edad.

Las características del síndrome de insuficiencia renal crónica son:

  • Una función renal reducida, debido a la disminución en el número de nefronas (unidad funcional básica del riñón).
  • Un deterioro funcional del riñón.
  • Una situación funcional estable durante semanas o meses, pero que presenta un empeoramiento progresivo.

Si la disfunción renal se mantiene, tanto si esto es debido a un fallo de la irrigación del riñón, como a una lesión de los tejidos que lo forman, se puede desarrollar una insuficiencia renal crónica. 

Es importante saber que la progresión de la insuficiencia renal provoca la muerte del paciente si no se suple la función renal, ya que no se eliminarían las sustancias toxicas que normalmente desecha el riñón.

Se establecen cinco fases de la enfermedad renal crónica, definidas por el filtrado glomerular, siendo el estadio final un filtrado menor de 15, suponiendo la necesidad de diálisis por ausencia casi total de cualquier funcionamiento de los riñones. 

Su detección precoz y, en lo posible, su prevención son de vital importancia por la cantidad de enfermedades asociadas y por los altos costes económicos y el deterioro de la calidad de vida en sus fases finales.

Fuente: http://www.webconsultas.com/insuficiencia-renal-cronica/insuficiencia-renal-cronica-2379

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada