martes, 12 de julio de 2016

Dile adiós a diabetes, derrames cerebrales, hipertensión, Alzheimer, y más con esta simple hoja, también puedes


Durante décadas científicos han dedicado investigaciones extensas a la hoja de olivo, pudiendo comprobar que su extracto es realmente beneficioso para la salud protegiendo el organismo contra ciertas enfermedades.

No resulta difícil conseguir las hojas de olivo, ya que éstas se cultivan en diversas partes del mundo, entre ellas en Perú, Chile, los países del mediterráneo y Australia. Además del poder divino que le era otorgado a las hojas de olivo, desde la antigüedad se les ha dado uso. Eran usadas para momificar a los faraones y también como planta medicinal descubierta en Egipto.

Debido a las propiedades antibacteriana que posee el extracto de hoja de olivo se han utilizado para tratar una amplia variedad de enfermedades tales como:

Infecciones por Candida, Meningitis, Encefalitis, Influenza, Virus del herpes humano 6 y 7, Hepatitis B, neumonía, El frio común, Virus de Epstein – Barr (EBV), Herpes I y II, La culebrilla (herpes zóster), Malaria, dengue, Fatiga crónica, Tuberculosis, La gonorrea, Diarrea severa, Las vías urinarias, infecciones del oído y quirúrgicos dentales, VIH / ARC / SIDA.

El extracto de hoja de olivo

Se ha demostrado que protege el corazón de la oclusión coronaria. También protege los vasos sanguíneos del daño. Cuando se toman durante un largo período de tiempo, el extracto de hoja de olivo ha demostrado que puede revertir la arteriosclerosis.

Todos los beneficios del extracto de hoja de olivo y los componentes de olivo en general, han dado lugar a un nuevo interés científico en la “dieta mediterránea”. La dieta mediterránea contiene altas concentraciones de aceite de oliva.

Añadir aceite de oliva a tu dieta es muy bueno para tu salud, pero la adición de extractos de hoja de olivo es otra forma natural para mejorar tu salud en formas que ni siquiera sabías fuera posible.

Extracto de hoja de olivo se encuentra disponible en forma de cápsulas, en forma de aceite o simplemente en hojas enteras. Puedes hacer un té usando el extracto de hoja de olivo y miel, o simplemente poner unas gotas de extracto de hoja de olivo directamente en la lengua.

Para preparar el extracto de hojas de olivo, se pueden utilizar hojas frescas o secas.

Utilizar una gran cantidad de hojas de olivo (100-150 hojas frescas) por cada litro de agua. Si utilizan las hojas secas, reducir la cantidad a un tercio. Limpie cuidadosamente las hojas, dejándolas en agua con bicarbonato durante unos minutos, luego lave y enjuague a fondo.

Ponga las hojas en agua y lleve a ebullición. Cuando el agua hierva, baje el fuego y cocine a fuego lento durante 15 minutos.

Después de cocinar, transvasar el extracto (sólo el agua, sin las hojas) en botellas de vidrio y almacenar en el refrigerador.

Cómo utilizarlo

Tomar una cucharadita tres veces al día, con las comidas. Si encuentra que el sabor del extracto es demasiado fuerte, diluirlo con un poco de agua.

Añade aceite de oliva a tu dieta diaria, o extracto de hojas de olivo y tu vida de ahí en adelante cambiara, estas hojas son algo maravilloso para la salud.

Fuente: http://losremediosdenoel.blogspot.cl/2016/07/dile-adios-diabetes-derrames-cerebrales.html?m=1

No hay comentarios:

Publicar un comentario