jueves, 14 de julio de 2016

ANTIINFLAMATORIO DE LABORATORIO Y ANALGÉSICO NATURAL DE HIERBAS


Para conseguir una acción similar a los de los fármacos debemos tomar este analgésico natural durante varios días. Al contrario que estos, no tiene efectos secundarios en nuestro organismo

Según nos explican los médicos, entre el 20 y el 30% de las consultas de atención primaria están relacionadas con el clásico dolor muscular o articular.

Para reducir el dolor y la molestia es común que nos receten antiinflamatorios, los cuales deberemos consumir en las dosis prescritas. No obstante, nunca podemos olvidar que estos medicamentos no esteroideos suelen tener efectos secundarios.

Otra forma sencilla de combatir el dolor es mediante remedios naturales. En ocasiones, un analgésico natural de hierbas o raíces puede sustituir en un momento dado el clásico ibuprofeno.

Antiinflamatorio de laboratorio y analgésico natural de hierbas

El dolor se debe casi siempre a una inflamación. Estos procesos inflamatorios generan la liberación de distintas moléculas, que interaccionan entre sí. Los antiinflamatorios lo que hacen es detener la liberación de prostaglandinas, esas sustancias que ocasionan el dolor.

Cuando tomamos demasiados antiinflamatorios de laboratorio como los clásicos ibuprofenos es común que sintamos molestias y dolor en el tubo digestivo.

Tomados en exceso pueden ocasionarnos úlceras o problemas renales.

Los fármacos no suelen depurarse de forma adecuada en el hígado, es más, suelen almacenarse aquí y enfermarlo.

El consumo excesivo de paracetamol o ibuprofeno puede ocasionar problemas cardíacos e incluso diabetes según nos explican varios estudios.

Los beneficios de un analgésico natural de hierbas

En primer lugar, debemos saber que un analgésico natural de hierbas no reducirá el dolor con la misma intensidad y rapidez que un fármaco.

Su acción será más débil, pero en un momento dado, nos puede beneficiar y, sobre todo, evitar que recurramos a la automedicación.

En nuestra propuesta te recomendamos combinar 3 elementos naturales. Son los siguientes:


Corteza de sauce blanco

Puedes encontrar este producto natural en las herboristerías. La corteza de sauce blanco es un ingrediente activo que actúa químicamente de un modo similar a la aspirina.

En varios estudios se ha demostrado que la corteza de sauce blanco es más efectiva que la aspirina, y que es útil para tratar migrañas, dolor de artritis y dolor de espalda.

No la tomaremos si somos alérgicos a la aspirina.

Cúrcuma

La curcumina presente en la cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias, y nos ayuda sobre todo a reducir el dolor asociado a la artritis.

Calma el dolor y elimina toxinas del organismo.

Según diversos estudios la cúrcuma puede ser una alternativa natural al ibuprofeno para evitarnos sus efecto secundarios.

La curcumina, además, presenta un alto poder antioxidante, antiinflamatorio, antiviral y antibacteriano.

No tomaremos cúrcuma si tenemos problemas renales, o si tenemos problemas cardíacos y nos han prescrito medicamentos anticoagulantes.

Jengibre

El jengibre es un buen analgésico natural que podemos usar para aliviar el dolor menstrual, de cabeza o el dolor articular asociado a la artritis o incluso el túnel carpiano.

Los aceites esenciales del jengibre nos permiten inhibir la biosíntesis de prostaglandinas, las cuales, como ya sabes, favorecen la inflamación y el dolor.

Es importante saber que el consumo de jengibre puede elevar nuestra tensión o producir ardor de estómago.

Prepara tu analgésico natural de hierbas

Ingredientes

  • 1 cucharadita de corteza de sauce blanco (5 g)
  • 1 cucharadita de jengibre (5 g)
  • 1 cucharadita de cúrcuma (5 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Utensilios

Un frasco de cristal

Preparación

Puedes encontrar todos los ingredientes en herborísterías o tiendas naturales.

Para ello, lo primero que haremos será conseguir los tres productos y ponerlos en un frasco de cristal hermético donde conservarlos.

Cada vez que necesitemos este analgésico natural solo tendremos que poner a calentar un vaso de agua e infusionar la corteza de sauce, el jengibre y la cúrcuma. 

Permite que esté al fuego 20 minutos, para que repose después durante otros 15.

Bebe poco a poco. Según nos explican los expertos, este analgésico natural tendrá mayor efecto si lo tomamos a lo largo de 10 días seguidos. 


Fuente: http://www.saludespiritualyfisica.net/2015/12/09/antiinflamatorio-de-laboratorio-y-analgesico-natural-de-hierbas/

No hay comentarios:

Publicar un comentario