jueves, 26 de mayo de 2016

OJO !!! DESDE QUE LEAS ESTO, DEJARÁS DE TIRAR A LA BASURA LAS CASCARAS DE PLÁTANO.


Muchas personas en la actualidad tienen un concepto erróneo sobre la cáscara de plátano, ya que muchos de nosotros solo nos comemos la pulpa y la cáscara simplemente la desechamos.

Sin embargo la cáscara de plátano es comestible, contiene vitamina A la cual es la responsable de ayudar a nuestro organismo a optimizar el sistema inmunológico y combatir numerosas enfermedades. 

También contiene una sustancia llamada luteína, la cual mantiene nuestros ojos sanos y previene las cataratas.

Las cáscaras del plátano cuentan con una gran cantidad de antioxidantes y la mayoría de las vitaminas del complejo B, pero mayormente la vitamina B6 la cual es necesaria para tener un buen metabolismo. 

Contiene fibras solubles e insolubles, las cuales ralentizan el proceso de la digestión aumentando la sensación de saciedad e incluso reduciendo el colesterol en el cuerpo. Además contiene potasio y magnesio, los cuales llevan el control de nuestra presión arterial.

Recientes investigaciones en el continente asiático, recomiendan optar por plátanos de cáscara amarilla ya que esta cuenta con más propiedades contra el cáncer, ayuda también en la producción de glóbulos blancos. 

Pero para la pérdida de peso se recomienda consumir las cáscaras de plátano que sean de color verde ya que contienen más probióticos que son excelentes para ayudar a mejorar nuestra digestión. 

Dichos estudios revelan que las cáscaras de color verde ayudan a elevar los niveles de serotonina y dopamina hasta en un 15%, además cuentan con un aminoácido llamado triptofano el cual puede ayudar a tener una buena noche de sueño.

CÓMO SE RECOMIENDA COMER LAS CÁSCARAS DE PLÁTANO?

Las cáscaras de los dos plátanos (verdes y amarillos) se pueden comer, pero cuando se trata de cocinar, lo mejor es considerarlos como dos ingredientes separados. Las cáscaras de color verde son más almidonadas y duras que las amarillas, razón principal por las que siempre deben ser cocinadas. 

Son similares a los pimientos verdes en cuanto a textura y apariencia, regularmente toman el sabor de los ingredientes con los que se preparen y se recomienda combinarlos en platos salados.

Por su parte, las cáscaras amarillas no tienen que ser cocinadas. Desprenden el sabor a el plátano tradicional, por lo que se adaptan mejor a usos más dulces, como mezclarlas en los batidos. 

También se puede realizar un té de cáscara de plátano el cual puede ser utilizado en sopas, salsas, arroz y otros platillos.

A continuación te dejo una receta con cáscara de plátano para bajar de peso.

INGREDIENTES.

  • 4 cáscaras de plátano verde.
  • 1 cucharada de aceite de coco.
  • 1 cucharada de semillas de aceite de mostaza.
  • 1 cebolla amarilla pequeña.
  • 1/2 pulgada de jengibre fresco.
  • 2 pimientos morrones.
  • 5 chiles.
  • 1/4 de cucharada de cúrcuma en polvo.
  • 1/4 de cucharada de canela
  • 1 pizca de comino
  • 3 cucharadas de coco rallado.
  • 3/4 de taza de leche de coco.
  • Sal al gusto.

PREPARACIÓN.

Para preparar esta receta comienza picando las cáscaras de plátano en trozos pequeños y sumergirlos en un recipiente con agua, calienta el aceite en una sartén a fuego medio, añade las semillas de mostaza y cuando las semillas comiencen a crujir, añade la cebolla y sofríe hasta que tome un color transparente, añade el jengibre, el chile, los pimientos, la canela y el comino, revuelve los ingredientes y sofríe durante 1 minuto, después del minuto añade la cúrcuma. 

Ahora añade las cáscaras de plátano y el coco. Espolvorea con sal y revuelve. Ahora el siguiente paso es añadir la leche de coco y cubrir la cacerola, asegúrate de cocinar lentamente hasta que las cáscaras estén suaves (aproximadamente 15 minutos).

En caso de que las cáscaras no estén suaves o la preparación se ponga demasiado seca, añade un poco de agua según sea necesario y mantén cocinando tapado hasta que las cáscaras estén tiernas. Revuelve para combinar, añade sal al gusto y sirve la receta con arroz integral.

Fuente: http://isaludvida.blogspot.com/2016/05/ojo-desde-que-leas-esto-dejaras-de.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario