martes, 15 de marzo de 2016

ZANAHORIAS, ARMA PODEROSA CONTRA EL CÁNCER


La zanahoria se ha ganado fama de ser un alimento excelente para la visión y tener una piel bella, sin embargo, también podría ser un arma para prevenir el cáncer. 

De acuerdo con un estudio de la Escuela de Agricultura, Alimentación y Desarrollo Rural de la Universidad de Newcastle, en Reino Unido, cocinarlas enteras antes de cortar aumenta en 25% su contenido en falcarinol, un químico anti cáncer. 

Es por esta razón que podemos decir que las zanahorias son un arma poderosa contra el cáncer

Los hallazgos publicados en la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry, destaca que las zanahorias enteras tienen y conservan mejor sus beneficios que las zanahorias en rodajas o cortadas.

Los investigadores encabezados por la Dra. Kirsten Brandt, descubrieron que las zanahorias cocidas enteras contenían un 25% más de falcarinol (compuesto natural que estimularía los mecanismos del cuerpo para luchar contra el cáncer), que las que se hervían trozadas. 

El falcarinol protege a las zanahorias contra diversos hongos que atacan sus raíces.

Lo anterior se debería a que al ser cortadas tienen una mayor superficie de contacto con el agua, lo que provoca una mayor pérdida de nutrientes, mientras que el calor ablanda las paredes celulares, lo que hace que se pierdan los compuestos solubles como el azúcar y la vitamina C por la superficie del tejido, y de paso se filtren al exterior otras substancias como el falcarinol..

Otro dato interesante es que las zanahorias cocidas sin cortar tenían mayores concentraciones de los azúcares naturales que les dan su sabor característico. “Cocinando las zanahorias enteras y cortándolas después, conservamos más sabor y nutrientes, de modo que la zanahoria es mejor para todos nosotros”, aseguró la Dra. Kirsten Brandt.

“Todos queremos mejorar nuestra salud ingiriendo los ingredientes adecuados”, añadió. “Lo fabuloso de esto es que es un modo sencillo de que la gente mejore la ingesta de un compuesto que sabemos es bueno para nosotros. Lo único que hace falta es una olla más grande”, resaltó la investigadora.

Los resultados del presente estudio complementan el descubrimiento de los beneficios del falcarinol que hace unos años hicieron los mismos investigadores en conjunto con la Universidad del Sur de Dinamarca y en el que se comprobó que las ratas alimentadas con una dieta que contenía zanahorias o directamente falcarinol, eran un tercio menos propensas a desarrollar cáncer, que aquellas pertenecientes a un grupo de control.
Nutrientes de la zanahoria

La zanahoria es un vegetal con pocas calorías, bajas cantidades de sodio y carbohidratos. No contiene colesterol, ni grasas saturadas y media taza tiene cuatro veces la cantidad diaria recomendada de vitamina A. Además, es una buena fuente de fibra, vitamina C, vitamina K, vitamina B6, ácido fólico, manganeso, hierro, potasio y cobre.

Las zanahorias contienen altas cantidades de betacaroteno. El betacaroteno actúa como provitamina A y se convierte en vitamina A dentro del cuerpo. La vitamina A ayuda a la formación y al mantenimiento de dientes, tejidos blandos y óseos, membranas mucosas y piel sanos. Se conoce también como retinol, ya que produce los pigmentos en la retina del ojo.

NUEVO TESTIMONIO DE CURACIÓN DE CÁNCER MEDIANTE EL JUGO DE ZANAHORIAS

Mi nombre es Ann Cameron

El martes 30 de julio de 2013 me realizaron una nueva tomografía computerizada para comprobar los tumores pulmonares malignos que se habían observado con anterioridad. El jueves 1 de agosto me dieron los resultados:

“No hay evidencias de cáncer”.

Creo que mi experiencia personal con el jugo de zanahorias puede ayudar a curar el cáncer con rapidez, sin quimioterapia, radiación u otros cambios en la dieta. Creo que vale la pena intentarlo para casi todas las personas diagnosticadas con cáncer, ya que los resultados son bastante rápidos.

Esta es mi experiencia:

2012

El 6 de junio de 2012 me sometía una cirugía del cáncer colon que me habían diagnosticado. Rechacé la quimioterapia y me sentí mejor desde esa fecha. Pero a los seis meses, el 6 de noviembre, un nuevo escáner muestra un probable cáncer de pulmón.

El oncólogo me dijo que tenía un cáncer en etapa 4 de colon con metástasis en los pulmones. Más tarde me enteré que el cirujano pensó con posterioridad que el cáncer pulmonar no tenía relación con el cáncer de colon: el cáncer de colon, incluso si hay metástasis, crece muy lentamente, y los dos tumores del pulmón crecen con rapidez.

El oncólogo me indicó que la radioterapia no me ayudaría. Recomendaba quimioterapia para retrasar mi muerte todo lo posible, pero que la quimioterapia no curaba el cáncer. Le pregunté sobre mi esperanza de vida: sin quimioterapia probablemente sólo viva dos o tres años más, más tiempo con quimioterapia.

Estaba muy angustiada. Leí todo lo que encontraba en Internet sobre las alternativas a la quimioterapia y la radioterapia. Yo ya sabía de una veintena de sustancias recomendadas que no funcionaban, ya que mi marido las había tomada durante los seis meses antes de morir de cáncer de pulmón en 2005.

Di con un testimonio en Internet de un hombre de California, Ralph Cole, que decía que había consumido cinco libras diarias de jugo de zanahorias y había conseguido que desaparecieran los tumores, y que a otras personas el jugo de zanahorias las había ayudado en una amplia variedad de cánceres. 

Ralph daba una detallada descripción de su experiencia, no vendía nada, ni participaba en ninguna campaña de nada. El 17 de noviembre empecé a tomar el jugo de zanahorias en la cantidad recomendada por Ralph.
5 libras de jugo de zanahorias al día (algo más de 2 kilogramos:2,27)

El 27 de noviembre una nueva exploración confirmó los hallazgos de la tomografía computerizada: presencia de nódulos linfáticos inflamados y dos pequeños tumores en los ganglios linfáticos entre los pulmones, cada uno de una pulgada y cuarto de diámetro. Según el informe del radiólogo, esos tumores eran muy ávidos de azúcar y tenían un crecimiento muy rápido.

Beber jugo de zanahoria, a diferencia de otros suplementos que los oncólogos prohíben durante el tratamiento convencional, es compatible con la radioterapia y la quimioterapia simultáneas, pero yo no quería quimioterapia porque me había enterado que tenía muchos efectos secundarios.

Así que no recibí quimioterapia por decisión personal, ni radioterapia, y no hice otro tratamiento que el consumo de jugo de zanahoria. Continué consumiendo carne, helado y otros vicios que tenía ( aunque no recomiendo el consumo de helados si se diagnostica cáncer), queriendo destacar que el único cambio que hice en mi vida fue el consumo de jugo de zanahoria, además de aceptar con resignación aquella prueba a la que me veía sometida, pidiendo ayuda y sabiduría…

2013

El 7 de enero de 2013, después de estar tomando jugo de zanahoria durante ocho semanas, tuve una nueva prueba diagnostica mediante tomografía computerizada. No se observó crecimiento del cáncer, con una ligera contracción de los tumores y un menor número de ganglios linfáticos hinchados. En tan sólo ocho semanas el crecimiento de los tumores se había detenido.

Ocho semanas es el mismo tiempo durante el que Ralp Cole había consumido jugo de zanahoria para eliminar su cáncer de células escamosas.

En los siguientes seis meses, hasta finales de julio de 2013, seguí bebiendo jugo de zanahoria todos los días, excepto cuando hacía un viaje. Utilicé licuadora, haciendo todo el zumo del día por la mañana, guardando el resto en el frigorífico, bebiendo todo a lo largo del día. A veces, durante los viajes, estaba dos o tres días sin tomar el zumo.

Una nueva tomografía computerizada realizada en marzo de 2013 no mostró crecimiento del cáncer, no habían aparecido nuevos tumores, no había nódulos linfáticos inflamados, y los tumores se habían contraído un poco más.

¡La tomografía computerizada del 30 de julio de 2013 no mostró ninguna evidencia de cáncer!

Los ganglios linfáticos cancerosos e hinchados habían vuelto a su tamaño normal y se mantuvieron estables. Le comenté por primera vez a mi oncólogo el tratamiento con jugo de zanahoria, diciendo que no se lo había dicho porque pensaba que era escéptico. Sin embargo me dijo que estaba seguro de que muchas sustancias naturales son eficaces contra el cáncer, pero que no se las puede recomendar a nadie por falta de estudios formales y el apoyo de los estudios estadísticos.

Por lo que sé, los médicos deben ajustarse de manera estricta a los protocolos con quimioterapia y radioterapia, y nada más, ya que podrían causar un daño en el paciente y ser acusado de negligencia médica. Así que un médico puede pensar que la utilización de jugo de zanahoria o de col, o la misma cúrcuma, pueden resultar beneficiosos, pero ni a un así los puede recomendar.

Mi oncólogo me recomendó una nueva exploración a los seis meses, pero probablemente me encuentre en Guatemala, donde los análisis se realizan mediante contraste. Así que he decidido esperar un año para la siguiente revisión. Mientras tanto voy a seguir tomando jugo de zanahoria de forma ocasional, y a consumir menos carne y helados, y más ensaladas.

El progreso fue el siguiente:

* A las dos semanas de comenzar a tomar el jugo de zanahoria no hubo mejoría

* A las ocho semanas de empezar el consumo, los tumores habían dejado de crecer y disminuyeron de tamaño.

* A los cuatro meses de empezar, los ganglios linfáticos de mis pulmones habían vuelto a la normalidad.

* Ocho meses después, no había señales de cáncer en ninguna parte de mi cuerpo.

Creo que una persona con un diagnóstico reciente, como fue mi caso, con un buen estado de salud general, puede detener el crecimiento del cáncer tomando algo más de dos litros de jugo de zanahoria al día…

El empleo de zumo de zanahoria funcionó en el caso del cáncer escamoso de Ralph Cole. Creo que puede ser utilizado en una amplia variedad de cánceres. El ingrediente que actúa con eficacia y está presente en las zanahorias es el falcarinol, que se ha mostrado eficaz contra el cáncer según estudios realizados en laboratorio con ratas en Dinamarca y el Reino Unido. 

El empleo de zanahorias o falcarinol por parte del Dr. Kristen Brandt y sus colegas del Reino Unido, han logrado retrasar el crecimiento de tumores en las ratas de laboratorio que habían sido inyectadas con un carcinógeno. Alimentaron a ratas y ratones con una cantidad que proporcionalmente sería una libra y media de zanahorias al día. Beber cinco libras de jugo de zanahoria al día, como Ralph y yo hemos hecho, es como una dosis de más del triple para un ser humano de lo que el Dr. Brandt dio a las ratas. 

Espero que muchas personas y organizaciones le ayuden a financiar su trabajo, que hasta ahora se ha encontrado con problemas para obtener respaldo financiero.

Mis mejores deseos de salud y felicidad.

Fuente: http://versosyreflexiones.com/zanahorias-arma-contra-el-cancer/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada