sábado, 12 de marzo de 2016

UNA MIRADA CIENTÍFICA DE PORQUE NO COMER CARNE. A CONTINUACIÓN ALGUNAS DE LAS RAZONES POR LA CUALES COMER CARNE (animales muertos ) ES PERJUDICIAL…


La carne no proporciona al cuerpo la fuerza necesaria como se cree, es un alimento indigerible y es inútil masticarlo bien, pues la saliva no contiene ningún influjo favorable sobre la carne. 

No es alimento para el ser humano, contiene ciertas sustancias que excitan su cuerpo simulando un estado de fuerza momentánea. La idea de que la carne es indispensable es un error comprobado desde hace mucho tiempo.

Los daños causados a la salud por comer carne son reconocidos por la ciencia. Comer carne es la causa principal de muchas enfermedades.

Está comprobado científicamente que comer carne acorta mucho la vida, por el desgaste diario y excesivo de energía vital que exige al organismo su digestión y asimilación, además de que sus humores y toxinas son el origen de graves enfermedades que tarde o temprano aparecen en el organismo humano como son cáncer, tuberculosis, arteriosclerosis, uremia, reumatismo, diabetes, tumores, etc. 

Al acumularse estos humores y toxinas en nuestro organismo producen consecuencias desastrosas y finalmente la muerte prematura.

La carne contiene 85.5% de agua, 8% de ácido úrico, albúminas animales que son nocivas al organismo humano por su descomposición y putrefacción, ya que el ácido úrico es el causante principal de casi todas las enfermedades.

Al momento de morir el animal de una forma violenta y ante el terror que esto implica, su organismo genera una serie de venenos y virus tóxicos: creatinina, xantina, purina, ácido láctico, urea, que intoxican su carne, además de que el animal produce ciertos venenos por angustia que pesan después moralmente sobre el hombre y lo embrutecen.

Por el gran dolor del sacrificio que genera el degollamiento del animal, se libera gran cantidad de adrenalina, neurotransmisor que en personas sanas provoca entre muchas cosas: hipertensión arterial, aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria, liberando glucosa del hígado (diabetes),aumento de la secreción de ácido clorhídrico (gastritis), excita sistema nervioso central por lo cual la persona se siente más nerviosa, intranquila, con insomnio, más proclive al estrés, etc.

Un dato muy importante: la carne a la vez que aumenta la adrenalina , reduce la serotonina , lo que pone agresiva, irritable, ansiosa, angustiada y depresiva a la persona que basa su dieta en ella, aumentando su apetito y sus deseo adictivos a lo que sea, según cada individuo (cigarrillo, alcohol,drogas, dulces, etc).



reconquistandoeden

La carne, jamón, chorizo, salami, salchichas y toda clase de embutidos, son carne en estado de descomposición, con las que se llenan las tripas de animales muertos, las que antes contenían excrementos. Las grasas animales, manteca, cebo, etc, provienen del animal muerto y contienen materias pútridas.


Al momento de comer carne, esta ya tiene varios días de estar en descomposición y en estado de putrefacción aunque esté en refrigeración.

El humano no está hecho para comer carne. Al ingerirla no tiene la dentición adecuada para desgarrar y masticar. Además de que el estómago, hígado e intestinos se agotan hasta atrofiarse y son incapaces de seguir realizando sus funciones y entonces se presentan diferentes síntomas. 

En el hígado se forma ácido úrico, la sangre se impurifica y acidifica provocando excitación al corazón, endurece venas y arterias, daña los riñones y entonces se produce uremia.

Las personas que comen carne en forma moderada (3 v/sem.) hacen que sus riñones trabajen 3 veces más. Con el tiempo y con el sobre esfuerzo su función de deteriora significativamente, llevando en casos extremos a insuficiencia renal.

-Normalmente por el trabajo muscular y su reparación se eliminan por metabolismo normal cantidades significativas de productos de desecho como urea, ácido láctico, creatinina entre otras, las cuales deben ser eliminadas por filtración glomerular y secreción tubular hacia la orina.

Cuando la persona come carne, necesariamente debe eliminar sus propios productos de desecho de sus músculos, más los de la carne ingerida.

Llevando a un trabajo excesivo en la función de los riñones.

Actualmente muchos animales están enfermos y estas enfermedades aumentan, igual sucede con los peces, ya que estos se alimentan frecuentemente de cadáveres, pues los desperdicios de las grandes ciudades llegan hasta ellos a través de canales y ríos con el contenido de esas aguas que llevan enfermedad y muerte a aquellos que no sospechan el peligro. 

Los mariscos son muy tóxicos y peligrosos debido a la contaminación de las costas. Su consumo es peligroso para la salud por el exceso de colesterol que producen.

Por el hacinamiento de los animales, las enfermedades infecto contagiosas son muy frecuentes, por lo que se deben usar grandes cantidades de antibióticos, lo que genera bacterias resistentes, que de una u otra forma llegan al ser humano.

Al comer carne comemos un cadáver. La carne contiene cinco millones de bacterias en putrefacción por gramo ( has leído bien, por gramo), estas bacterias resisten al cocimiento, se pudren en el organismo y causan todo tipo de enfermedades.

Además existe la adición de químicos a la carne. Tan pronto como se mata un animal, su carne comienza a pudrirse, luego de algunos días, se torna de un color gris verdoso . La industria disfraza este descoloramiento agregando nitritos, nitratos y otros preservativos para darle a la carne un color rojo brillante.

Pero ahora algunas investigaciones han mostrado que muchos de estos preservativos son carcinogénicos, y lo que agrava el problema es la cantidad de químicos que se utilizan en la alimentación del ganado.

El nitrato y nitrito de sodio son preservantes de la carne, otorgándole su característico color rosado-rojizo, dado, por forzar a presión hacia las arterias estos compuestos, una vez desangrado el animal. De no existir estos, el color café-grisáceo de la carne muerta desanimaría a muchos compradores.

---La dieta a base de carne está íntimamente relacionada con el desarrollo de enfermedades como arteriosclerosis y enfermedades del corazón
En 1961, el Journal de la Asociación Médica Americana dijo: "Entre el 90% yel 97% de las enfermedades del corazón pueden ser prevenidas con una dieta vegetariana".

Desde entonces, varios estudios bien organizados han demostrado científicamente que después del tabaco y el alcohol, el consumo de carne es la mayor causa de mortalidad en Europa Occidental, los EstadosUnidos, Australia y otras regiones influyentes del mundo.

Las proteínas vegetales pueden ayudar a mantener los niveles de colesterol bajos. Las personas con hipercolesterolemia (aumento colesterol en sangre) y que sufran enfermedades coronarias pueden beneficiarse con esto.

---Las hormonas de crecimiento sintéticas son utilizadas para que el animal pese mas en el momento de la venta, y se han asociado con riesgo de cáncer o lesiones premalignas enfermedad hepática, enfermedad cardiovascular y tromboembolia, lo cual se incrementa con la edad y el fumar. 

Gary y Steven Null, en su libro "Venenos en su cuerpo: "A los animales se les mantiene vivos y gordos mediante la continua administración de tranquilizantes, hormonas, antibióticos y otros 2.700 tiposde drogas. Este proceso de engorde comienza aún antes del nacimiento y continúa después de la muerte. Aunque estas drogas están presentes en la carne cuando usted las ingiere, la ley no exige que ellas figuren en el control de calidad para el consumidor

El DEE (dietilestilestrol) es una hormona usada para incrementar el crecimiento, pero es un cancerígeno potente. Por esto, en 32 países está clasificada como seriamente dañina.

El arsénico es otro inductor del crecimiento. Está presente en la carne en una cantidad superior al 15% permitido en aves de corral.

Las grasas de la carne están saturadas de colesterol y triglicéridos , los que se depositan en el tejido adiposo subcutáneo.

Existe una relación directa entre comer carne y el cáncer de colon, ya sea por la cantidad de grasas o la baja cantidad de fibra. Esto hace más lento e ltránsito intestinal, permitiendo que las sustancias tóxicas de la putrefacciónde la carne estén más tiempo en contacto con la mucosa del colon.

Al digerirse la carne dentro del intestino, se producen sustancias esteroides que son cancerígenas.

Las nitrosaminas son compuestos que se encuentran en la cerveza, el té, eltabaco, etc., que en contacto con los preservantes químicos de la carne se vuelven uno de los cancerígenos más potentes que se conocen.

Las dietas ricas en grasas estimulas la producción de estrógenos, en particular de estradiol, altos niveles del cual se asocia al cáncer de mama.
Un estudio reciente demostró la asociación entre el consumo de productos lacteos y el mayor riesgo de cancer de ovario.

Investigaciones realizadas en los últimos veinte años acertadamente sugieren que existe un vínculo entre comer carne y el cáncer del colon,recto, pecho y útero.

Estos tipos de cáncer son muy raros entre aquellos que comen muy poca o nada de carne.

-Las grasas animales llevan a una disminución de los niveles de linfocitos B yT, generando una inmunosupresión. (baja las defensas), predisponiendo a padecer de más enfermedades infecciosas de difícil manejo clínico.
La dieta rica en fósforo, como es la cárnica, evita que se absorba las cantidades necesarias de calcio, lo cual impide que exista un equilibrio en las concentraciones de calcio, fósforo y magnesio en sangre.

Esto hace que no se estabilicen correctamente las membranas celulares, llevando como consecuencia a nivel nervioso: a la depresión,nerviosismo, estrés, fatiga; arritmia y alta presión arterial.

A nivel óseo: mayor probabilidad de desmineralización, provocando osteoporosis,etc.

Fuente: http://saikualternativo.blogspot.com/2016/01/una-mirada-cientifica-de-porque-no.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario