viernes, 25 de marzo de 2016

PARA LA PRÓSTATA INFLAMADA REMEDIOS NATURALES.


La próstata es una glándula muy importante en el sistema reproductor masculino de los seres humanos. Este órgano del tamaño de una tuerca, que está presente a lo largo de la pared frontal de la pelvis, tiene como principal función segregar un líquido que preserva y nutre a los espermatozoides.

El problema es que, debido a su posición en la uretra (el conducto que lleva la orina desde la vejiga hasta el pene), si este órgano se inflama, puede dar lugar a trastornos urinarios, los cuales se suelen dar comúnmente en hombres por encima de los 50 años. 

Existen síntomas que podrían advertirnos de un posible trastorno de la próstata, siendo estos algunos de los más comunes:

  • Dificultad para orinar, poco caudal al orinar o interrumpido.
  • Frecuente necesidad de orinar, sobre todo durante la noche.
  • Fuerte y persistente dolor en la espalda baja, las piernas, las caderas y los pies.
  • Dolor al eyacular.
  • Dolor en la parte posterior del escroto.

REMEDIOS PARA LA INFLAMACIÓN DE LA PRÓSTATA:

RAÍZ DE JENGIBRE

El jengibre presenta un alto contenido en potasio y manganeso, y es una buena fuente de fósforo, magnesio, calcio, beta-carotenos, hierro, zinc y vitaminas A, C, E y del complejo B. Las vitaminas A, C y E y los beta-carotenos son fuertes antioxidantes que pueden proteger la próstata de los dañinos radicales libres, los cuales están relacionados con el envejecimiento acelerado y el desarrollo de tejido canceroso. Por otro lado la vitamina C y el zinc estimulan el sistema inmune, que protege la próstata de infecciones bacterianas y de la inflamación.

SEMILLAS DE CALABAZA

Estas pequeñas semillas poseen un gran número de beneficios para la salud, incluidos los que ayudan a las personas con agrandamiento de próstata. Al ser un almacén de ácidos grasos insaturados (un componente que es esencial para el buen funcionamiento de la glándula prostática), estas semillas también son excelentes para aliviar los problemas comunes relacionados con la próstata como experimentar sensación de ardor al orinar.

Para utilizar esta semilla con eficacia, es mejor usarla en su forma en polvo. Una buena manera de utilizar con regularidad esta semilla es mezclarla con harina de trigo e ingerirla en forma de chapatis. Otra buena manera de utilizar este polvo es espolvorearlo sobre ensaladas o mezclarlo con miel con el estómago vacío. También podemos diluirlo en un vaso de leche.

PIMIENTOS

La vitamina C es un antioxidante que podría desempeñar un papel en la lucha contra la HPB. Sin embargo, no todas las vitaminas C son iguales ya que, según la Clínica Mayo, sólo la vitamina C obtenida a partir de vegetales reduce el riesgo de agrandamiento de próstata y los pimientos verdes contienen más vitamina C que cualquier otro vegetal. Una taza de pimientos crudos contiene más del doble de la cantidad que se aconseja consumir a diario de esta vitamina.

TOMATES

Los tomates son ricos en licopeno, un carotenoide brillante que da al tomate su característico color rojo. El licopeno puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de próstata, así como también puede ayudar a los hombres con HPB, según el Instituto Nacional del Cáncer . El licopeno también ayuda a disminuir el nivel sanguíneo de antígenos, una proteína relacionada con la inflamación de la próstata y la HPB.

Los tomates y productos derivados del tomate (como la salsa de tomate y el jugo de tomate) son la mejor fuente de licopeno. También se puede obtener este carotenoide de la sandía, los albaricoques, el pomelo rosado, y la papaya.

AGUACATES

Los aguacates son ricos en beta-sitosterol, un esterol vegetal que puede ayudar a reducir los síntomas asociados con la HPB. Los hombres que toman suplementos de beta-sitosterol tienen un mejor flujo urinario y menos volumen de orina residual. El beta-sitosterol además puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico, lo que también puede reducir la inflamación y el dolor.

JUGOS DE VERDURAS

Todos sabemos que las verduras son buenas para la salud, pero los jugos de verduras son aún mejores para las personas con trastornos de la próstata. Cuando se trata de vegetales beneficiosos, las zanahorias y las espinacas se llevan la palma por su inmenso efecto curativo sobre la glándula prostática. No sólo están llenas de minerales como el zinc, sino que además poseen vitaminas como la vitamina E y la vitamina A (vitaminas que ayudan a curar la próstata y hacer que funcione de manera óptima) que pueden ayudar a reducir la inflamación en la glándula.

Fuente: http://lasaludesprimero.net/la-prostata-inflamada/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada