martes, 1 de marzo de 2016

Nariz taponada o congestión nasal, combátela con remedios caseros


Si tienes congestión nasal o nariz taponada porque estás pasando por un resfriado o catarro, por una gripe o una alergia, no te preocupes, puedes poner en práctica estos remedios caseros para la nariz taponada y poder aliviar este molesto síntoma. 

De hecho, hay muchos remedios que se utilizan popularmente por que son eficaces para despejar la nariz taponada y poder respirar bien. 

Los catarros, las gripes y las alergias son las causas más comunes de la nariz taponada o congestión nasal porque se irrita la mucosa de la nariz. 

Si se infectan los senos paranasales se puede llegar a producir sinusitis.

Igual que para el resfriado y la gripe el vaporub casero es muy efectivo para combatir la tos y la congestión de la garganta y del pecho, estos remedios caseros para la congestión y la nariz taponada para aliviarla de una forma natural y efectiva.
Remedios caseros para nariz taponada y congestión nasal

* Vahos e inhalaciones


Inhalar el vapor de agua alivia inmediatamente la nariz tapada y congestionada, especialmente cuando hay infección de los senos paranasales. El vapor facilita la eliminación de la mucosidad y por lo tanto se destapona la nariz.

La forma más sencilla de prepararlo es poner agua hirviendo en un bol y poner la cara sobre este bol (no se debe meter la cara en el agua, hay que dejarla a unos 7 a 10 cm del agua) y a continuación se pone una toalla sobre la cabeza que servirá para cubrir también el bol para aprovechar mejor los vahos.

Si añades unas gotas de aceite esencial de eucalipto estarás aumentando los beneficios de los vahos y estimulando la eliminación del moco y la reducción de la inflamación. Otros aceites esenciales que también funcionan son los de limón y menta.

* Aceite o manteca de coco

Las propiedades del aceite de coco son muchas y lo podemos usar en remedios caseros como por ejemplo con la extracción de aceite u oil pulling, que mejora nuestra salud bucodental y la salud general. De hecho, a personas con sinusitis crónica el oil pulling o extracción con aceite les ha mejorado esta condición.

Para la congestión nasal y nariz tapada simplemente tomamos un poco de aceite o manteca de coco y la aplicamos sobre ambos lados de la nariz. En unos minutos empezaras a notar mejoría

* Té con pimienta negra

Los flavonoides que contiene el té son muy beneficiosos debido a su efecto antiinflamatorio. Los flavonoides son más abundantes en el té verde, pero también se puede usar el té rojo y el té negro. Si además añades pimienta negra recién molida aumentamos el efecto del té porque mejora la acción antiinflamatoria.

Prepara esta bebida echando una cucharadita de té en una taza y añade agua muy caliente (casi hirviendo) y un pellizco de pimienta negra recién molida. Tapa y deja reposar 5 minutos. Después cuela y bebe poco a poco cuando se vaya enfriando. Bebiendo este té mejorar la congestión nasal y la nariz taponada.

* Spray o gotas de solución salina

Posiblemente el remedio más sencillo y natural para remediar la nariz bloqueada o tapada. La solución salina diluye el moco y alivia la congestión. Además es muy efectivo porque reduce la inflamación de la mucosa.

Simplemente disuelve 2 cucharaditas de sal de mar en 125 ml de agua. Ponlo en un cazo y cuando rompa a hervir lo retiras del fuego. Deja enfriar y échala en un recipiente tipo pera nasal o en uno que tenga un dosificador cuentagotas. Puedes aplicarlo tantas veces como necesites.

* Infusión de menta

Otro remedio natural y casero para combatir la nariz taponada es la menta. Perpara una infusión echando agua muy caliente en un taza en la que ponemos una cucharada de hojas frescas o bien una cucharadita de hojas secas de menta. Además puedes añadir a esta infusión de menta unas gotitas de jugo de limón y una cucharadita de raíz de regaliz, la cual tiene también propiedades mucolíticas y combina muy bien con la menta, potenciando el efecto antiinflamatorio y descongestionante.

* Compresas calientes

Para aliviar la congestión sinusal podemos hacerlo aplicando compresas calientes en la frente, nariz y pómulos. Toma una toalla y métela en agua caliente. Escúrrela con cuidado de no quemarte y ponla en las zonas mencionadas. La toalla debe estar caliente pero que sea tolerable y, por supuesto, que no esté tan caliente que pueda llegar a quemar la piel.

El calor reducirá la congestión y mejorará la inflamación. Si añades sal al agua mejoramos el efecto de este remedio casero para aliviar la nariz tapada.

Nariz taponada o congestión nasal, combátela con remedios caseros

Fuente: http://saludactiva.info/nariz-taponada-o-congestion-nasal-combatela-con-remedios-caseros/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada