jueves, 11 de febrero de 2016

LOS DAÑOS CAUSADOS POR LOS FÁRMACOS ANTI-INFLAMATORIOS Y COMO REEMPLAZARLOS


A la hora de recurrir a un antinflamatorio no esteroide, debemos tener especial cuidado, ya que la mayoría de éstos puede ocasionar efectos adversos en algunos órganos de nuestro cuerpo.

Generalmente muchos tienden a auto medicinarse en el uso de estos fármacos, ya sea cuando sufrimos de dolores articulares, columna, nervio ciático, dolor de cabeza, dolores dentales, etc. sin tomar en cuenta el riesgo que el uso indiscriminado de éstos, puede ocasionarnos.

Al seleccionar un antinflamatorio, debemos tener en cuenta la incidencia de sus efectos adversos. Algunos fármacos antinflamatorios, pueden tener efectos adversos o contraindicaciones, que es muy importante que estén en conocimiento de los consumidores; por eso es muy importante leer muy bien los folletos que acompañan los medicamentos.

Según estudios, especialmente en el Reino Unido, los efectos adversos de algunos antinflamatorios son variados.

– Algunos antinflamatorios, pueden causar trastornos digestivos, como hemorragias y efectos adversos gastrointestinales.

– Se han comprobado, trastornos hematológicos, retención de líquidos y algunas veces elevación de la presión arterial.

– Los antinflamatorios, deben administrarse con sumo cuidado en pacientes ancianos, donde puede tener efectos adversos graves, trastornos alérgicos, crisis asmática, urticaria.

– Se han encontrado efectos adversos asociados a cuadros de diarreas y anemia hemolítica, llegando a suspenderse su uso.

– También pueden presentarse cefaleas, mareos, alteraciones gastrointestinales, cistitis graves.

– El uso prolongado de algunos antinflamatorios, puede ocasionar una disminución de la fertilidad femenina, que se puede revertir suspendiendo el tratamiento.

– Los pacientes con alteraciones en las funciones de los riñones, función cardiaca o hepática, debe controlarse su consumo, pues pueden ocasionar deterioro, sobre todo en la función renal, por lo tanto la dosis debe ser reducida al mínimo.

– Para la insuficiencia cardiaca grave, todos los antinflamatorios están contraindicados.

– Entre otros efectos adversos, están las reacciones de hipersensibilidad, como erupciones, angiodema y broncoespasmo, cefalea, mareos, nerviosismo, depresión, insomnio, vértigo, alteraciones auditivas.

Antinflamatorios naturales:

La naturaleza generosamente nos provee de varias terapias alternativas, para combatir los dolores asociados a inflamaciones, pudiendo evitar así el uso de fármacos, que pueden dañar nuestro organismo.

– El romero, además de dar sabor a muchos platos, especialmente en la dieta mediterránea, es muy bueno para reducir los dolores articulares, ya que contiene ácido ursólico que ayuda a combatir efectivamente las infecciones que se producen alrededor de las articulaciones, cartílagos, o articulaciones de manos y rodillas.

Infusión de romero:

– 200 grs. de romero
– 400 ml. de agua

Hervir el agua, inmediatamente hervida, añadir el romero y dejar reposar por 20 minutos. Beber 2 tazas al día.

– La cúrcuma, tiene propiedades antinflamatorias y analgésicas, al igual que el
Ibuprofeno, siendo mucho más saludable para aliviar los dolores articulares.

Infusión de cúrcuma:

– 20 grs. de cúrcuma ( 1 cucharada)
– 750 ml. de agua
– 60 grs. de miel ( 3 cucharaditas)

Hervir el agua, añadir inmediatamente la cúrcuma, dejar hervir por 10 minutos y dejar reposar. Colar el contenido y añadir la miel. Beber a lo largo del día.

-La piña: Debido a su contenido de bromelina, que es una enzima con propiedades antinflamatorias y antiartríticas. La piña combinada con cúrcuma hace que su efecto se multiplique, ambos unidos son un potente antinflamatorio.

– Cola de caballo: Preparar una infusión y beber 2 veces al día.

– Jengibre, es uno de los mejores antinflamatorios naturales, especialmente para dolores articulares.

Preparar una infusión con raíz de jengibre rallada:

– 200 grs. de raíz de jengibre rallada.
– 400 ml. de agua
– 2 cucharaditas de miel

Hervir el agua y añadir inmediatamente el jengibre rallado, dejando cocinar por 20 minutos, luego dejar reposar unos 10 minutos y colar. Luego añadir la miel. Tomar 2 tazas al día.

– Semillas de linaza: Ricas en omega 3 natural, para reforzar nuestro sistema inmunológico y combatir así las infecciones que se producen alrededor de las articulaciones.

Consumir unos 40 grs. al día (2 cucharadas).

Fuente: http://www.medicinanatural.social/los-danos-causados-por-los-farmacos-anti-inflamatorios-y-como-reemplazarlos/

4 comentarios: