jueves, 4 de febrero de 2016

ATENCION¡¡¡¡¿Qué causa la eyaculación precoz y cómo se puede solucionar?


Sin duda la eyaculación precoz es la disfunción sexual por excelencia. Se calcula que entre un 30 y un 40% de los hombres la padecen, pero podrían ser más teniendo en cuenta que muchos hombres que sufren de eyaculación precoz no buscan ayuda profesional.

Si quieres solucionar tu problema de eyaculación precoz, debes comenzar por buscar apoyo de tu pareja o la ayuda de alguna “amiga” sentimental. 

La eyaculación precoz es una disfunción sexual en donde hay una falta de control del reflejo eyaculatorio. Por alguna razón no has aprendido a controlar este reflejo, de la misma forma que has aprendido a controlar otros reflejos, como el que evita que te orines encima por ejemplo.

El requisito fundamental para aprender a controlar el reflejo eyaculatorio es la percepción total de todas esas sensaciones premonitorias del orgasmo, que son la antesala de la eyaculación,. Si logras reconocerlas podrás controlar la eyaculación.

La comunicación con tu pareja es fundamental. En la primera fase durante dos semanas debes abstenerte de tener sexo con penetración. Si amigo, malas noticias…pero sin sacrificio no hay victoria! Necesitas dejar los malos hábitos, así que presta atención y realiza lo siguientes ejercicios un mínimo de seis veces.

Deja que tu pareja te masturbe lentamente, tu solo concéntrate en tus propias sensaciones, Has de ser un poco egoísta en este momento. Si quieres cierra los ojos, no prestes atención a nada más, identifica todo lo que tu cuerpo experimenta. Cuando sientas que te aproximas al orgasmo, le pides que se detenga. 

Esperan uno o dos minutos a que la excitación disminuya , así como la sensación de eyaculación inminente y luego continuas. Repites la operación unas 4 veces, Ya la última vez te permites eyaculas.

Luego de haber realizado este ejercicio 6 veces (no es necesario que sea la misma noche y si es así, permíteme felicitarte y pedirte la receta), ya puedes pasar a la siguiente fase.

En la segunda fase se mantiene la idea fundamental de prestan atención a tus sensaciones sin distraerte, pero ahora durante la penetración. Para eso vas a tener relaciones con una postura pasiva. Te dejaras dominar. Tumbado boca arriba, tu pareja se pondrá encima tuyo, introduciendo tu pene en su vagina. 

La rapidez de los movimientos la debes marcar tu. Puedes guiarla cogiéndola de las caderas, cuando sientas que estas cerca de eyacular le dices que pare, luego de un tiempo de inmovilidad cuando hayan pasado esas sensaciones, vuelven a repetir el proceso, durante cuatro veces, en la cuarta eyaculas. Luego de la posición con la mujer arriba puedes ir cambiando de posición en la medida que te sientas más seguro de ti mismo y veas que ya controlas más el reflejo eyaculatorio.
Por último otra cosa que también puede ayudar a que tengas más control del reflejo eyaculatorio es fortalecer el músculo pubococcígeo. Para localizar este músculo, cuando vayas al baño a orinar, detén el chorro de orina. 

Esa contracción que realizas para detener el flujo urinario, es el ejercicio que debes realizar para mejorar el músculo pubococcígeo. Una ves que aprendes a contraerlo, puedes realizar varias contracciones durante el día para ejercitarlo.

No necesitas orinar para hacer el ejercicio eeehh. Imitando la contracción que deberías hacer para detener la micción ya es suficiente.

Puedes empezar por 30 contracciones 3 veces por día y sigues aumentando poco a poco hasta 100 contracciones 3 veces por día.

Bueno, espero que mis consejos te den resultados. Este tipo de tratamientos han sido diseñados por sexólogos, que he tenido el placer de conocer a lo largo de los años y te aseguro que son efectivos.

De todas formas, si a pesar de realizarnos, no notas mejoría, no tengas reparo en acudir a la consulta de un sexólogo. Seguro que te ayudara a superar tu problema.

Fuente: http://www.buosistema.com/2015/12/atencionque-causa-la-eyaculacion-precoz.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario