lunes, 9 de noviembre de 2015

Dile adiós al dolor para siempre con esta mezcla antiinflamatoria, que si funciona.


La cúrcuma y el jengibre ambos se han utilizado durante miles de años como especias en la cocina y como hierbas medicinales.

Estas dos hierbas a menudo se utilizan y se recomiendan para el tratamiento de problemas gastrointestinales, enfermedades inflamatorias y varias otras condiciones.

Las potentes propiedades anti-inflamatorias del jengibre son geniales para hacer frente a los dolores musculares y la artritis.

Los Gingeroles son poderosas sustancias antiinflamatorias incluidas en el jengibre. Las propiedades antiinflamatorias del jengibre promueven la digestión y alivian los cólicos, alivia las náuseas y los gases intestinales.

Muchas investigaciones han demostrado que la cúrcuma es más útil para aliviar el dolor que la aspirina y otros medicamentos similares. Además, la cúrcuma es muy útil para aliviar la artritis crónica y dolor en las articulaciones, incluyendo el alivio de los síntomas de la colitis ulcerosa y la osteoartritis, otras dos condiciones inflamatorias. La cúrcuma también tiene un buen efecto en el sistema digestivo.

Té Anti-inflamatorio de jengibre y cúrcuma – receta

Por una taza de agua usar una cucharadita de cúrcuma fresca rallada y 1 cucharadita de raíces de jengibre. Si utilizas la cúrcuma y el jengibre molido, usa 1/3 cucharadita de cada uno. Puedes agregar miel cruda al gusto y una rodaja de limón.

Si deseas aumentar la absorción de la cúrcuma en el cuerpo, una vez que el té este listo, agrega un poco de grasa al té, como una cucharadita de aceite de coco o aceite de linaza. Otra opción es añadir un poco de pimienta negra que contiene piperina que ayuda a la absorción de la curcumina.

Cómo prepararlo

Hervir el agua. Añadir la cúrcuma y el jengibre fresco rallado y cocinar a fuego lento durante unos 10 minutos. Si utilizas cúrcuma y jengibre molido hervir durante unos 5 minutos. Colar el té y agregar la miel y limón al gusto. Cuando el té este listo, añadir el aceite de coco o pimienta negra para aumentar la absorción de la cúrcuma.

Puedes beber 1 taza de esto cuando te sientas adolorido.

Efectos secundarios

Estas hierbas se consideran seguras y sin efectos secundarios particulares, sin embargo cada uno puede relacionarse con ciertos medicamentos recetados.

Por ejemplo, tanto puede no ser seguro si tienes un trastorno de la coagulación o toma medicamentos anticoagulantes.

Habla con tu médico antes de decidir si una o ambas hierbas pueden ser útiles para tu situación. Además, estas hierbas no deben tomarse por vía oral en cantidades medicinales por las mujeres embarazadas y lactantes.

Fuente: http://www.tusalud.info/2015/11/dile-adios-al-dolor-para-siempre-con.html?m=1

No hay comentarios:

Publicar un comentario