lunes, 30 de noviembre de 2015

Cómo preparar en casa leche, harina y aceite de coco


Si bien podemos encontrar estos productos ya preparados, al elaborarlos en casa nos estamos asegurando de su procedencia ecológica y de no añadirles ningún ingrediente perjudicial para nuestra salud.

El coco es un fruto delicioso que durante años se ha utilizado en todo el mundo por su versatilidad en la gastronomía y sus increíbles propiedades para el organismo.

En los países tropicales, donde se cultiva en más cantidades, suelen aprovechar cada uno de sus componentes para la alimentación, la medicina y las artesanías.

Con los estudios que se han realizado sobre sus virtudes nutricionales se ha podido determinar que tanto su agua como su pulpa cuentan con propiedades antioxidantes, antibacterianas y antiparasitarias que, al ser ingeridas, pueden mejorar de forma significativa la salud.

Lo mejor de este delicioso alimento es que se presta para preparar otros increíbles productos que pueden ser utilizados como remedios naturales o tratamientos de belleza.

En esta oportunidad queremos compartir tres de los derivados más comunes que se pueden hacer con el fruto: leche, harina y aceite. ¡No te los pierdas!


Leche de coco


La leche de coco es una bebida espesa que se puede utilizar en la elaboración de muchas recetas.

Por la textura que tiene muchos la consideran un buen sustituto de la crema de leche, pues no contiene colesterol y es más baja en calorías.

Ingredientes

  • 350 gramos de coco troceado o rallado
  • 3 tazas de agua hirviendo (750 ml)
  • 3 tazas de agua a temperatura ambiente (750 ml)
Preparación

Introduce el coco rallado y el agua hirviendo en la licuadora.

Déjalos reposar un par de minutos y procesa.

Incorpora el agua a temperatura ambiente y continúa licuando para que el coco se disuelva bien.

Cuela la leche utilizando un paño de lino o de algodón.

Puedes utilizarla de inmediato, pero si la dejas reposar 48 horas en el refrigerador, la grasa se separará del agua y podrás retirarla con una espumadera para hacer crema batida u otra receta.

Harina de coco


Una de las cosas más interesantes de la harina de coco es que no contiene gluten, por lo que resulta más saludable.

Es muy útil en la preparación de varias recetas y lo mejor es que contiene fibra natural que ayuda a mejorar la digestión.

Ingredientes

  • 1 coco rallado
  • 1 litro de agua caliente

Preparación

Remoja el coco en el agua hasta que se enfríe y llegue a temperatura ambiente.

Introduce el agua con el coco en la licuadora y procesa todo hasta obtener una mezcla suave.

Cuela la mezcla para separar la pulpa de la leche (puedes utilizar los restos de la receta anterior).

Cubre una bandeja para hornear con papel encerado y extiende toda la pulpa de coco que quedó como residuo.

Hornea la pulpa a 200 ºC durante unos 20 minutos o hasta que esté lo suficientemente seca.

Cuando esté lista, se puede moler de nuevo para hacerla más fina.

Aceite de coco


El aceite de coco es uno de los derivados más utilizados de este maravilloso fruto. Cuenta con increíbles propiedades antioxidantes y antibióticas que se pueden aprovechar en la salud, pero sobre todo en la belleza.

Ingredientes

3 tazas de agua de coco (750 ml)
2 cocos troceados

Preparación

El aceite de coco se elabora a partir de la leche de coco, de modo que, en primer lugar, tendrás que extraer esa leche. Aquí hacemos una pequeña pausa para aclarar que dicha leche no es la misma que les enseñamos en la receta anterior.

En este caso tendrás que rallar la pulpa del coco fresco y luego, la debes envolver en una tela fina de algodón para exprimir toda la leche que sea posible.

Tras obtener la leche de la pulpa, agrégale el agua de coco a los residuos en la tela y espera unos minutos para que absorba bien. Vuelve a exprimir.

Cuando ya esté lista la leche de coco, puedes proceder a preparar su aceite.

Introduce el líquido en una sartén y llévala a fuego lento, sin dejar de removerla con una cuchara de palo.

El calor hará que el agua se evapore y poco a poco se empezará a ver el aceite.

Cuando las proteínas de la leche estén se separen del aceite tendrás que filtrarlo con un colador.

Al cabo de 3 o 4 horas en el refrigerador el aceite se solidificará.

Para conservarlo más tiempo le puedes añadir unas cuantas gotas de aceite de vitamina E.

¡Prepáralos en casa! Aunque todos estos productos ya se están distribuyendo con diversas marcas comerciales, no habrá nada mejor que hacerlos 100% naturales. Es muy fácil y podrás estar segura que no tienen ningún tipo de añadido químico.

Fuente: http://mejorconsalud.com/como-preparar-en-casa-leche-harina-y-aceite-de-coco/

No hay comentarios:

Publicar un comentario