miércoles, 14 de octubre de 2015

Disolver las piedras en el riñón con el rompepiedras


El rompepiedras es un remedio muy efectivo para eliminar los cálculos renales y otras obstrucciones del tracto urinario. La dosis que vamos a consumir dependerá de la dolencia que queramos tratar.

El rompepiedras o chancapiedras (como se conoce en algunos países) es una hierba silvestre, que se usa desde hace cientos de años por diferentes civilizaciones para disolver los cálculos renales. En este artículo aprenderás cómo disolver las piedras en el riñón con el rompepiedras, un remedio casero milenario.

Características de la planta “rompepiedras”
Esta planta silvestre se adapta a todo tipo de suelo hasta los 3 mil metros sobre el nivel del mar. Es muy abundante en las selvas o zonas tropicales, tales como Bahamas, Amazonas, Sur de India y China. Se ha usado desde hace varias generaciones por su poder para disolver o eliminar las piedras, tanto de los riñones como de la vejiga.

La planta no tiene más de 60 centímetros de alto y los frutos son de 3 mm de diámetro. En ese pequeño tamaño es donde se “esconden” todas las propiedades. La historia del rompepiedras en la medicina natural es bastante larga, se usa en Sudamérica y en Asia y tiene otros usos, como por ejemplo, reducir enfermedades del hígado (como la ictericia), infecciones bacterianas como la cistitis o la prostatitis y del tracto urinario. Es aconsejada para las enfermedades de transmisión sexual, hepatitis, tuberculosis, resfriados y gripe (entre otras patologías virales). A su vez, la planta chancapiedras sirve para reducir los síntomas de la diabetes, la hipertensión arterial y la anemia.



 
Los poderes de esta hierba silvestre han sido estudiados y analizados por científicos de todo el mundo. La medicina tradicional china la aconseja como hepatoprotector, sobre todo en personas que han tenido hepatitis B o padecen cirrosis.

El rompepiedras se consume en forma de té o infusión. En un litro de agua hirviendo se echan unos 40 gramos de la planta seca. Luego se deja que enfríe y se cuela. El sabor puede ser un tanto amargo, por lo que se aconseja endulzar con un poco de miel. En el caso de padecer cálculos renales se aconseja consumir tres tazas de este té por día durante un mes seguido, aunque se hayan expulsado las piedras. Lo mismo es para los pacientes con cálculos en la vejiga.
Más beneficios de la planta rompepiedras

Más allá de que tenga un nombre que nos indica que su utilización sirve para un único propósito como es disolver los cálculos, lo cierto es que esta hierba tiene muchas propiedades, como ya se ha podido leer y vale la pena consumirla para evitar o reducir y hasta curar variadas enfermedades.



 
Las principales ventajas de la “rompepiedras” es que elimina todo tipo de obstrucciones que pueden aparecer en el tracto urinario, erradicando por completo los cálculos o piedras.

Pero además, sirve para: reducir inflamaciones y espasmos
aumenta la micción (recomendado para los que padecen insuficiencia renal)
alivia todo tipo de dolores, sobre todo en el bajo vientre (como por ejemplo en las mujeres en cierta etapa de su ciclo menstrual)
reduce la fiebre (no se debe administrar a niños menores de cinco años)
protege y depura el hígado
tiene un efecto laxante ligero, pero diurético de gran potencia
mata virus y bacterias
elimina las lombrices del intestino
reduce la presión arterial, los niveles de azúcar y de colesterol en sangre
ayuda a la digestión. 


¿Cómo se consume la hierba rompepiedras?

Según lo que queramos aliviar o la propiedad que busquemos aprovechar es que necesitaremos una toma diferente. Es bueno saber que la planta rompepiedras se usa en su totalidad, ya que tanto tallos, flores, raíces y frutos son medicinales.


Además de lo indicado para los cálculos en los riñones o en la vejiga, presta atención a las proporciones para cada patología: 


En el caso de ciertos tipos de cáncer, puede reducir el avance de la enfermedad y ayudar a atravesar mejor los efectos de la quimioterapia. Para ello, se aconseja consumir una infusión echa con 40 gramos de la planta (secos) en un litro de agua. Beber tres tazas diarias.


Para los que tienen colesterol elevado, hacer una decocción con las hojas y beber dos veces al día.


Para los que sufren de cólicos, cocinar la raíz y beber lo más que se pueda cada día cuando hay un cuadro de dolor o molestias. Lo mismo para los que se les han diagnosticado enfermedades del hígado.


Los diabéticos deben hacer una decocción de la planta entera y beber dos veces al día, la primera en ayunas y la segunda al acostarse.


Para la hepatitis, hacer una infusión con 20 raíces de rompepiedras en dos litros de agua, dejar que hierva media hora. Esperar que se enfríe o entibie y beber todos los días hasta que desaparezca el color amarillo de la piel.


Para los pacientes con infecciones urogenitales, deben hacer una decocción de la planta completa y beber tres tazas cada día durante cuatro semanas. Lo mismo para los casos de malaria, nefritis y litiasis.


Si se quieren aprovechar las propiedades diuréticas de la planta, se recomienda preparar un té con un puñado de hojas frescas por litro de agua y beber un vaso antes de cada comida principal.


Esta planta también se puede usar de manera tópica (externa) cuando hay inflamación en los ojos. En ese caso, se debe moler bien la planta competa con cinco gotas de aceite esencial de ricino. Coloca una gota en cada ojo en la mañana y en la noche.


Fuente: http://mejorconsalud.com/disolver-las-piedras-en-el-rinon-con-el-rompepiedras/?utm_medium=post&utm_source=website&utm_campaign=recommend

No hay comentarios:

Publicar un comentario