domingo, 18 de octubre de 2015

¿Cómo saber si soy intolerante a la lactosa?


¡Adoro la leche! y creo que es el alimento que más consumo, ya que acostumbro “cenar” una leche con cereales, desayunar lo mismo (más un pan con queso) y tomar yogures como merienda. 

Eso, sin contar que amo los postres y las preparaciones con crema de leche. Me encanta este lácteo en cada una de sus presentaciones y ser intolerante a la lactosa, para mí, sería sencillamente fatal.

Sin embargo, muchas mujeres que comparten mi fascinación por la leche, sufren serios trastornos estomacales tras su consumo. 

Por lo mismo, hoy quiero contarles cuáles son los principales síntomas de intolerancia a la lactosa, circunstancia en la cual es recomendable limitar su consumo o bien, reemplazarlo por productos específicos para pacientes en estas condiciones. Revisemos:

1. Distensión abdominal: si tras 30 minutos de haber ingerido el lácteo, tu estómago se infla como un globo, al punto de asemejar un embarazo avanzado, estamos frente a uno de los signos de que no toleras este alimento.

2. Gases: si tu estómago suena, sientes acidez y severas molestias tras tomar tu leche, también es una señal de alerta.

3. Diarreas: ¿Es necesario especificar este punto? Pues bien, si vas al baño con mayor frecuencia de la que es normal en ti y tus deposiciones son más bien acuosas, también puede ser un signo de que tu organismo no tolera bien tus amados lácteos.

4. Náuseas: Si de pronto y sin razón aparente - como un eventual embarazo - te sientes como un barco en altamar, ¡atenta! Es probable que, sin siquiera sospecharlo, tu bebida favorita te esté causando algún tipo de daño o irritación.

5. Cólicos: Si sientes fuertes dolores y calambres intestinales, sumado a los síntomas anteriormente expresados, es muy probable que sufras de intolerancia a la lactosa.

Debes saber, eso sí, que estas señales no solamente corresponden al mentado trastorno, sino también al síndrome del intestino irritable. Por ello, es importante que visites a tu médico de cabecera y te sometas a los exámenes de rigor para determinar el diagnóstico. Sin embargo, si da positivo, pero amas la leche y no imaginas vivir sin ella, ¡no desesperes!. Hay muchas alternativas saludables y muy sabrosas para reemplazar a tu amado brebaje. Por ejemplo, las leches de origen vegetal o bien, algunos derivados lácteos - como el yogur - que resultan más tolerables.

Y tú, ¿tienes síntomas de intolerancia a la lactosa?

Fuente: http://fucsia.cl/2015/10/10/como-saber-si-soy-intolerante-a-la-lactosa/

No hay comentarios:

Publicar un comentario