sábado, 17 de octubre de 2015

9 consejos para combatir el mal aliento por ajo y cebolla


Además de ser rico en antioxidantes y muy beneficioso para nuestra salud, gracias a sus polifenoles el té verde puede ayudarnos a neutralizar el mal aliento.

El ajo y la cebolla son dos alimentos muy saludables que durante años se han ganado un lugar muy importante en la dieta gracias a las propiedades que le pueden aportar a la salud.

Ambos tienen características y nutrientes muy similares, coincidiendo en tener propiedades antisépticas, antibióticas y antioxidantes. Además, cuentan con vitaminas y minerales que fortalecen las defensas del cuerpo para prevenir diversas enfermedades.

Sin embargo, a pesar de haberse confirmado mediante múltiples investigaciones que estas dos hortalizas pueden hacer mucho por la salud, aún hay miles de personas que prefieren evitarlas en su dieta por el fuerte aliento que dejan tras ser ingeridas.

Este efecto secundario es casi inevitable y suele producirse por los componentes sulfurosos volátiles que contienen. Esa misma a volatilidad hace que gran parte de ellos no sean digeridos, sino que pasen a formar parte del torrente sanguíneo para beneficiar a todo el cuerpo.

El problema es que, al quedarse adherido en la boca y las encías, se convierte en un gran alimento para las bacterias que allí habitan, lo que pocos minutos después se traduce en una fuerte halitosis. ¿Será posible neutralizarlo?

Para todos aquellos que temen tener mal aliento después de ingerir estos dos alimentos, existen una serie de trucos y remedios que pueden ayudar a combatirlo para que no genere molestias. 


¿Te interesa conocerlos?

1. Granos de café


Aunque tiene un fuerte sabor amargo, los granos de café son una excelente alternativa para combatir los malos olores de la boca de manera inmediata.

Esto se debe al penetrante aroma que lo caracteriza, pero también a su capacidad de inhibir las bacterias que causan la halitosis.

El consumo de un té de canela después de comer ajo y cebolla puede absorber los elementos sulfúricos que se quedan en la boca.2. Té de canela

Además, cuenta con propiedades bactericidas que disminuyen el desarrollo bacteriano para prevenir infecciones en dientes, lengua y encías.

3. Jugo de limón



Un enjuague con jugo de limón puede bloquear el fuerte aroma provocado por los agentes sulfurosos del ajo y la cebolla.

Basta con hacer buches de limón asegurándose de tocar todas las áreas de la boca para que no quede ni una sola cavidad con algún tipo de mal olor. Por supuesto su aplicación se debe complementar con el cepillado corriente.

4. Clavo de olor

Esta popular especia es una de las mejores para eliminar todo tipo de malos olores. En este caso lo mejor es masticar uno después de ingerir estos alimentos y, dejarlo por unos minutos para que tenga tiempo de actuar.

También se puede preparar en forma de infusión para hacer gárgaras con el líquido resultante. En este caso se debe preparar con mínimo 4 unidades.

5. Leche y sus derivados


La leche y algunos de sus derivados podrían reducir la concentración de aquellos químicos que generan un fuerte olor en el ajo y la cebolla.

Al parecer, su importante aporte de grasas naturales puede disminuir el desagradable aroma, aunque resulta más afectivo si se mezcla con los alimentos antes de ser ingeridos.

Por su elevado aporte de grasa, la leche entera resulta mejor que la descremada. También son apropiados el yogur natural y el queso cheddar, por su capacidad para regular el pH y reducir la acidez.

6. Té verde

Tiene una cantidad significativa de polifenoles que pueden neutralizar el mal aliento al combatir los microorganismos presentes en la boca.

Sumado a esto, está catalogado como una de las bebidas más saludables del mundo por su alto aporte de compuestos antioxidantes y otras sustancias que benefician el organismo.

7. Té de menta


La menta se ha hecho muy popular en todo el mundo como una hierba con efecto refrescante. Gracias a esto se puede utilizar para combatir la halitosis, incluyendo la causada por el sulfuro de hidrógeno que deja tanto el ajo como la cebolla.

Sus propiedades antibacterianas frenan el crecimiento microbiano en la boca y encías, y sumado a esto tiene compuestos bondadosos para la salud digestiva.

8. Agua

Aunque el agua no es propiamente un remedio para neutralizar el mal olor, sí es primordial incrementar su consumo como forma de prevención.

En muchos casos resulta muy difícil reducir las bacterias y compuestos que causan el desagradable olor, ya que existe algún nivel de sequedad en la boca.

9. Perejil


Masticar una ramita de perejil es uno de los remedios más populares para neutralizar de inmediato ese mal aliento dejado por estos ingredientes.

Sus agentes bactericidas eliminan las bacterias que generan el olor fuerte y, además, resulta apropiado para evitar infecciones.

¡Para tener en cuenta!

Los efectos de estos remedios naturales pueden variar de persona a persona y según el grado de halitosis que se tenga.

En todos los casos se aconseja complementar el tratamiento con el cepillado habitual con crema dental.

Si el mal aliento persiste, lo mejor es consultar al médico para verificar si su origen es algún tipo de infección o enfermedad bucal.

Fuente: http://mejorconsalud.com/9-consejos-combatir-mal-aliento-ajo-cebolla/

No hay comentarios:

Publicar un comentario