viernes, 4 de septiembre de 2015

MÉTODOS DE CURACIÓN: la saliva


La saliva era empleada con regularidad tanto por los egipcios como por los esenios en sus proceso de terapias al inicio de cada sesión. 

El terapeuta mezclaba una pequeña cantidad con algo de tierra que el enfermo extraía del mismo lugar en que vivía.

La mezcla era aplicada dulcemente mediante una unción en lo alto de la frente, en el punto medio de la raíz de los cabellos, así como sobre el punto enfermo del cuerpo, si este podía ser localizado de forma clara. Se servían de la misma de manera puntual para crear un impacto, una apertura.

La razón es sencilla. La saliva presenta una extraordinaria concentración de prana. Por tanto, buena parte de la energía vital de un ser se encuentra focalizada en la saliva. 

Es la razón por la que los enamorados sienten la necesidad de besarse. La mezcla de sus energías fundamentales, aunque solo
sea a ese nivel, refuerza su ser estableciendo un puente entre lo sutil y lo denso.

Mezclada con algo de tierra, la saliva sirve de amplificador de energía. Tonifica vibratoriamente,aumentando de este modo la armonía que debe existir entre ella y el enfermo.

La mezcla creada por la saliva y la tierra era también susceptible de provocar efectos bastantes sorprendentes.

De manera general, se aplicaba sobre la zona en cuestión con largos y lentos movimientos de lemniscata (comunmente conocida como el símbolo del infinito) El gesto de la lemniscata engendra un motor, una multiplicación. Es un acelerador que tiene efecto directamente sobre el ritmo de circulación del prana. Lo condensa.


En la enseñanza iniciativa básica de los sacerdotes, se decía que la lemniscata podía concebirse como una representación del propio motor cósmico del Gran Universo. 

Estaba constituida por dos movimientos. Un movimiento de concentración y otro de dispersión o de disolución. Una
inspiración y una espiración.

A su nivel, representa una forma de traducir el famoso principio alquímico de solve et coagula, es decir, disolver y reunir.

Así Curaban Ellos
Daniel Meurois-Givaudan

Fuente:http://www.logicaecologica.es/2015/08/31/metodos-de-curacion-la-saliva/

No hay comentarios:

Publicar un comentario