viernes, 21 de agosto de 2015

Qué significan los sangrados vaginales entre periodos menstruales


Todas las mujeres pueden tener un sangrado vaginal inusual en algún momento de su vida reproductiva, por lo que no hay que alarmarse. No obstante, es conveniente consultar con el especialista

Estos sangrados vaginales que se producen entre un período y otro se conocen en términos médicos como “sangrado intermenstrual” y suele ser una señal de alerta para las mujeres, porque se sabe que es uno de los síntomas de las enfermedadesgraves del aparato reproductor.

No obstante, aunque no se consideran como algo normal, tampoco son un acontecimiento inusual y el hecho de que ocurran no siempre está indicando la presencia de un trastorno peligroso.

En este sentido, es muy importante que las mujeres se informen bien y tengan claro cuáles son las posibles razones de este problema, antes de sacar conclusiones a priori.

Sobre los sangrados vaginales


El ciclo menstrual de la mujer puede variar de 21 a 35 días, con un promedio de 28. El flujo menstrual normal dura de 2 a 7 días y ocasiona una pérdida de sangre total de 30 a 80 ml.

El sangrado anormal ocurre cuando hay presencia de flujo de sangre vaginal entre los días posteriores al último día de la menstruación y antes de volver al periodo normal.

Se estima que todas las mujeres pueden tener por lo menos un sangrado vaginal inusual en algún momento de su vida reproductiva pero, en la mayoría de los casos, no son motivo de preocupación.

A pesar de esto, todos los especialistas en salud y ginecología recomiendan consultar ante este síntoma, pues en muchos casos pueden estar señalando un trastorno más grave como es el caso del cáncer o el precáncer.

¿Qué puede causar los sangrados vaginales entre periodos menstruales?
Ovulación



Una de las causas del flujo de sangre vaginal anormal está relacionada con la ovulación. Durante el periodo de ovulación hay un incremento en la producción de estrógenos, hormona asociada con la liberación del óvulo desde el ovario.

Ese repentino aumento de estrógenos puede contribuir a la aparición de sangrados entre periodos menstruales, en especial si ocurre entre los días 13 y 16 del ciclo menstrual.

Por lo general, en estos casos el color de la sangre varía entre rosado y marrón y, a veces, viene acompañado de un moco cervical de color blanco y un suave calambre abdominal inferior.

Estrés

El estrés físico y mental también podría tener una relación directa con la aparición de sangrados vaginales poco usuales.

Las situaciones de tensión y estrés provocan una respuesta cerebral que puede alterar el proceso menstrual, conduciendo a una descarga de un flujo color marrón en los días previos o posteriores a la menstruación.

Un embarazo no diagnosticado


Es muy probable que una mujer que no sabe que está embarazada lo descubra al acudir al médico por un sangrado no esperado.

Es común que durante las primeras semanas de embarazo ocurra un sangrado poco usual por la implantación del embrión. De todos modos, la consulta es importante, ya que muchas veces el sangrado es una señal de aborto.

¿En qué casos se debe tratar con urgencia?

Si el sangrado es tan o más abundante que la menstruación normal, presenta un color rojo intenso, marrón o casi negro y, además, viene acompañado de síntomas como sudoración, mareos, taquicardia o dolor en el vientre, entre otros, debemos acudir al médico por urgencias.

Si la sangre es abundante, pero no tanto como en la regla, podría estar indicando un mioma. En todo caso, si hay presencia de una cantidad considerable de flujo de sangre lo mejor es pedir un examen médico para determinar si proviene de la vagina, el cuello uterino o el útero.

¿Qué sucede cuando los sangrados aparecen después de la menopausia?


El síntoma que indica que la mujer llegó a la etapa de la menopausia es el fin de sus periodos menstruales. Sin embargo, después de algún tiempo sin tener flujo de sangre, algunas mujeres pueden notar manchas o cantidades considerables de sangre que podrían ser una señal de alerta.

La presencia de este sangrado inusual puede tener origen en un mioma o un pólipo, pero en gran parte de los casos es una primera señal de alerta de una lesión precancerígena o un cáncer.

¿Qué pruebas se deben hacer?

Uno de los exámenes más comunes para detectar anomalías es la citología vaginal. Con ella se valora si el sangrado proviene del cuello uterino o si hay presencia de células cancerígenas en el mismo.

La ecografía es una prueba que los médicos tienen muy en cuenta para analizar posibles cambios en el útero y los ovarios.

Pero si esto no es suficiente para despejar las dudas, se recurre en última medida a una histeroscopia, examen que consiste en introducir una pequeña cámara en el útero a través de la vagina para estudiarlo con más detalle.

Fuente: http://mejorconsalud.com/significado-sangrados-vaginales-entre-periodos-menstruales/

No hay comentarios:

Publicar un comentario