lunes, 24 de agosto de 2015

Los secretos que no conoces sobre el cáncer: Mitos Y verdades


Desde el surgimiento de la quimioterapia, la medicina y la industria farmacéutica sostuvieron que esta era la única cura contra el cáncer. 

Sin embargo, recientemente, las investigaciones científicas de la Universidad John Hopkins, EEUU, dieron a conocer una nueva opción para tratar esta invasiva enfermedad.

No obstante, los centros de quimioterapia y las industrias que se ocupan de los fármacos utilizados en esta terapia, buscan esconder este secreto por distintas razones pero principalmente porque una alternativa a la quimioterapia es una amenaza para su bolsillo y su poder. A pesar de sus esfuerzos, el secreto no pudo ser ocultado.

Para entender de qué va este secreto, es importante saber en qué consiste el proceso del cáncer. En primer lugar, todas las personas tenemos células cancerígenas en nuestro cuerpo las cuales no se ven en los estudios realizados por los especialistas de la salud hasta que se multiplican en miles de millones. 

Esto quiere decir que si el oncólogo le indica a quien se realizó quimioterapia por tener cáncer que ya no tiene células cancerígenas en su organismo, en realidad no pueden ser observadas en los estudios tradicionales porque son muy pequeñas.


Además, es importante mencionar que las células de cáncer maligno aparecen entre cinco y diez veces en cada persona. No obstante, si su sistema inmunológico se encuentra lo suficientemente fuerte, este va a atacar a las células cancerígenas evitando su propagación y destruyéndolas.

Por esta razón, la causa del cáncer se encuentra en fallas nutricionales debidas tanto a la genética, el medio ambiente, el estilo de vida o a los alimentos que se consumen o dejan de consumir. En este sentido, podemos deshacernos de aquellas fallas simplemente modificando la dieta e incorporando complementos que fortalezcan al sistema inmunológico.

El problema con la quimioterapia es que consiste en la aplicación de sustancias químicas sobre las células cancerígenas para dañarlas con su veneno, pero esto también implica que se le inserta toxinas a las células que están sanas provocando así diversas condiciones sobre otros órganos como el hígado, los riñones, los pulmones y el corazón. 

Por su parte, la radiación (el otro tratamiento sobre el cáncer) elimina a las células cancerígenas pero mediante el destrozo de los tejidos, a la vez que también tiene efectos contraindicados sobre otros órganos y células sanas.

Entonces, como podemos ver, en realidad la quimioterapia y la radiación sí son efectivas para reducir al tumor pero lo hacen a costa de dañar otros órganos y de provocar diversos efectos colaterales. 

Es decir que mediante estos tratamientos el cuerpo obtiene una carga tóxica muy alta que daña al sistema inmunológico, lo cual implica que muchos pacientes desarrollen distintas condiciones graves e infecciones.

Por otra parte, tanto la quimioterapia como la radiación pueden favorecer a que los tumores muten y sean capaces de resistir con más fuerza, provocando una difícil eliminación de los mismos. En cuanto a la cirugía, esta puede hacer que se expandan hacia otros lados las células cancerígenas que se intentan extraer.

Entonces, ¿qué podemos hacer? Un buen plan para atacar al cáncer es provocar la muerte de las células cancerígenas mediante el hambre, en otras palabras, mediante no darles el alimento que necesitan para multiplicarse. 

A continuación te enseñaremos cuáles son los alimentos del cáncer para que puedas evitarlos.

Alimentos que nutren a las células cancerígenas

1. Carne

El problema con este alimento es que su proteína es de muy difícil absorción para el sistema digestivo por lo que la carne puede permanecer en el intestino y entrar en putrefacción, generando nuevos tóxicos para el cuerpo. Además, las paredes de las células cancerígenas están recubiertas por proteínas que son muy resistentes por lo que reducir el consumo de carne ayuda a tener más enzimas disponibles para que ataquen a las proteínas del cáncer, favoreciendo la producción de células sanas que combatan a las enfermas.

Asimismo, la carne roja (proveniente de la vaca y el cerdo) es muy alta en ácidos y es en los ambientes ácidos en que las células cancerígenas proliferan. Sumado a ello, la carne de vaca posee hormonas y parásitos muy nocivos para las personas que padecen de cáncer. En este sentido, te recomendamos reemplazar la carne roja por pollo y pescado.

2. Leche

Las células del cáncer se nutren de mucosa. El problema con la leche es que esta suele generarla. Por esta razón se recomienda consumir leche de soja para que las células cancerígenas no encuentren su alimento y mueran de hambre.

3. Azúcar

El azúcar es un gran alimento para las células cancerígenas y los sustitutos del azúcar formulados químicamente suelen tener Aspartame, un tóxico que es muy peligroso para el cuerpo. Por esta razón, recomendamos reemplazar tanto el azúcar como los edulcorantes por endulzantes naturales como la miel (aunque siempre consumiéndola moderadamente)

4. Sal

La sal de mesa también funciona como un alimento para el cáncer porque contiene sustancias tóxicas que se le incorporan químicamente para darle su color blanco. En este sentido, recomendamos sustituir la sal de mesa por sal marina o sal vegetal.

5. Café

Todos los alimentos que contienen cafeína (no solo el café, sino también el chocolate y el té) son muy dañinos para el cuerpo y favorecen la aparición del cáncer. Por eso podemos incorporar como alternativa al té verde el cual tiene propiedades que combaten al cáncer. Es importante que tengas en cuenta que dicho té debe ser preparado con agua purificada debido a que el agua del grifo posee grandes cantidades de tóxicos y metales.
Dieta recomendada

Te recomendamos una dieta que contenga un 80% de semillas, jugos, vegetales, nueces, granola y frutas para que el organismo tenga un buen estado alcalino y un 20% de alimentos cocinados que incluyan legumbres.

Debido a que el jugo de vegetales frescos tiene la capacidad de proveernos de muchas enzimas vivas que alcanzan niveles celulares rápidamente, favoreciendo la nutrición y crecimiento de las células sanas, te recomendamos que consumas diariamente jugos de vegetales y el vegetal en crudo entre 2 y 3 veces.

Otras curiosidades sobre el cáncer

Es importante saber que esta enfermedad actúa en todos los niveles de una persona: cuerpo, mente y espíritu. Por ello debemos rodearnos de energía positiva y evitar las tensiones provocadas por la ira y el rencor, puesto que ello eleva los niveles de acidez. Aprende a vivir el día a día y a disfrutar del momento en un ambiente de paz y relajación.

Asimismo, se recomienda realizar ejercicio físico diario debido a que a las células de cáncer maligno se les suele dificultar proliferar en un ambiente oxigenado. También puedes realizar terapias de oxígeno para proveer a tu cuerpo con este elemento.

Recomendaciones finales

Según quienes desarrollaron estas investigaciones en John Hopkins, debemos tener en cuenta las siguientes cuestiones:

No rellenar botellas plásticas con agua y guardarlas en el congelador
Evitar las envolturas de plástico sobre los envases al calentar en el microondas debido a que el plástico caliente libera dioxinas un elemento químico que favorece la aparición del cáncer y si el plástico envuelve las comidas, las dioxinas pasan directamente a los alimentos.

No usar envases de plástico en el microondas y menos si los alimentos calentados son altos en grasas puesto que esta combinación favorece la producción de más cantidad de dioxinas que van directo hacia nuestro cuerpo.

El doctor, Edward Fujimoto (director del programa Wellness del Hospital Castle) sostiene que es mejor utilizar recipientes de cerámica o vidrio para calentar las comidas debido a que no liberan dioxinas. Si consumes alimentos instantáneos, es importante que los pases a un recipiente de cerámica o vidrio para calentarlos.

Fuente: http://tlvz.com/los-secretos-que-no-conoces-sobre-el-cancer-mitos-y-verdades/

No hay comentarios:

Publicar un comentario