domingo, 23 de agosto de 2015

LIMPIAR Y FORTALECER LOS PULMONES


Se le llama pulmón a cada uno de los dos órganos (derecho e Izquierdo) que cumplen la función de la respiración.

Los pulmones se encuentran ubicados dentro de la caja torácica, a ambos lados del corazón y están recubiertos por unas membranas denominadas pleuras.

Tienen forma cónica, y sus bases descansan sobre el diafragma, músculo que los separa de los órganos abdominales.

Los pulmones están compuestos por bronquios que son en dos ramas, que penetran en cada uno de los pulmones, junto con vasos sanguíneos y nervios.

Al entrar en los pulmones se producen varias bifurcaciones a medida que los bronquios se hacen más estrechos. Estas ramitas más delgadas del árbol, de solo 1 mm de anchura, son lo que conocemos como bronquiolos.

La estructura íntima del pulmón está constituida por numerosos alvéolos, o saquitos de paredes muy delgadas, que le confieren un aspecto semejante al de un panal de abejas.

Los pulmones son esenciales para nuestra vida y, por ello, debemos cuidarlos. Sin embargo, muchas veces nos olvidamos de este órgano y sólo cuando nos resfriamos, tenemos gripe, etc. es que recordamos su importancia.

Para mejorar la capacidad respiratoria y limpiar los pulmones, se recomienda una serie de remedios caseros y naturales como los siguientes:

Remedios populares

1. Efectuar una infusión de castaña de indiasque consiste en verter 1 cucharadita en una taza de agua que esté hirviendo. Colar y tomar. Este remedio ayuda a mejorar la respiración especialmente en caso de padecer asma, tos o bronquitis.

2. Hervir un puñado de hojas de eucalipto en 2 litros de agua hasta llegar al punto de ebullición. Retirar del fuego y tapar. Dejar que se refresque sólo un poco y colocar el rostro a una distancia próxima pero prudente (sin quemar) sobre el recipiente de forma tal que se pueda inhalar el vapor. Poner una toalla sobre la cabeza a modo de tienda.

3. Lavar y cortar un pedazo de raíz de regaliz. Hervir en una taza de agua por 5 minutos. Colar y tomar una taza. Este remedio suaviza las irritaciones en las vías respiratorias lo que permite respirar mejor No tomar si se sufre de hipertensión.

4. Hervir un par de hojas de laurel y 1 cucharada de madreselva en 1 taza de agua por 5 minutos. Tapar y dejar refrescar. Tomar de 1 a 2 tazas al día.

5. Verter 1 cucharada de tusilago en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Colar y tomar 1 taza.

6. Hervir 30 g. de flores de gordolobo en 1 litro de agua por 10 minutos. Pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar reposar. Filtrar, mediante un paño, y tomar 1 taza al día.

7. Consumir 1 diente de ajo crudo picado al día.

8. Verter 2 cucharadas de hojas secas de malva en 1 taza de agua y hervir por 5 minutos. Tapar y dejar refrescar. Colar y beber 1 taza.

9. Tomar 1 cápsula de aceite de onagra al día, ya que mejora la disponibilidad de oxígeno.

10. Colocar varias hojas y tallos de apio y un puñado de hojas de berro, previamente lavados, en una licuadora junto con 1 vaso de agua. Licuar por unos instantes. Colar y tomar este jugo a diario.

Practicar ejercicios en casa específicos para aprovechar todo el oxígeno y mejorar así la función pulmonar como los siguientes:

-Tumbarse boca arriba con una almohada bajo la cabeza y las lumbares. Dejar los brazos relajados a los lados. Respirar profunda y lentamente imaginando que el abdomen es un globo que se hincha y se deshincha. Repetir la respiración. Mantener el pecho elevado apoyando la parte superior de la cabeza.

-Sentado con los brazos estirados y las manos entrelazadas por delante del cuerpo. Elevar los brazos al máximo a la vez que se inspira por la nariz. Bajar lentamente mientras se expulsa el aire por la boca.

Recomendaciones nutricionales

-Tomar agua en abundancia. Una buena hidratación (beber los 8 vasos de agua al día) es importante para mantener la salud de los pulmones, ya que, en caso contrario, se corre el riesgo de sufrir enfermedades respiratorias, como el asma y la bronquitis crónica.

Es necesario también controlar el ambiente en casa: lo ideal es que la humedad sea del 45%. Si se seca la piel o los ojos con facilidad, se recomienda colocar humidificadores.

-Seguir la dieta mediterránea Los estudios han demostrado que seguir esta dieta Mediterránea disminuye en un 50% el riesgo de padecer un trastorno respiratorio porque es equilibrada, baja en grasas y, sobre todo, abundante en nutrientes "protectores".

-Consumir alimentos ricos en omega3 como los pescados azules y aceite de oliva, ya que tiene propiedades antinflamatorias que resultan muy beneficiosas para los pulmones.

-Consumir alimentos ricos en Vitamina A o betacarotenos la cual es un nutriente que refuerza el sistema de defensas y actúa sobre las membranas respiratorias, -revitalizando las mucosas
.
-Consumir alimentos que contenga vitamina E (alfa-tocoferol) como aguacate, los frutos secos (nueces, maní, avellana, almendras etc.) debido a que es el mejor nutriente para el pulmón porque lo fortalece y reduce el riesgo de enfermedad pulmonar grave.

-Ingerir alimentos con selenio, debido a que es un gran desintoxicante, especialmente ante los metales pesados y los tóxicos del tabaco. Actúa conjuntamente con la vitamina E y ayuda a retrasar el envejecimiento orgánico.

-Evitar tener un exceso de grasa en el organismo especialmente en el abdomen, ya que al tener abultado esta área, eleva el diafragma y aprieta la caja torácica. Eso limita la cantidad de aire que pueden recoger los pulmones lo que predispone a padecer enfermedades respiratorias.

Fuente: http://saludybellezaeternaa.blogspot.com/2015/03/limpiar-y-fortalecer-los-pulmones.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario