jueves, 6 de agosto de 2015

COMPRUEBA EN CASA EL ESTADO DE TU GLÁNDULA TIROIDES CON ESTA SENCILLA FORMA


¿CÓMO REALIZAR LA PRUEBA?

Esta simple prueba se conoce como prueba de Barney y podemos realizarla en nuestro hogar utilizando solo un termómetro. En primera instancia, debes agitarlo bien y asegurarte de que no presente una temperatura mayor a los 35° Celsius (95° Fahrenheit).

Déjalo sobre tu mesita de noche junto a tu cama y cuando te levantes por la mañana colócalo en tu axila, sin tener nada de ropa. A continuación, debes dejarte el termómetro durante unos 10 minutos y anotar luego la temperatura que este indica. Dependiendo siempre del resultado serán los diferentes diagnósticos:

La glándula tiroides se encuentra funcionando de manera normal si tu temperatura corporal se encuentra entre:

36.5° C y 36.8° C – (97.7° F y 98.2° F)

El trabajo de la glándula tiroides se lleva a cabo con mayor lentitud si tu temperatura corporal es inferior a:

36.5° C – (97.7° F)

Entonces los síntomas son: dolores de cabeza crónicos, falta de energía, depresión, infecciones, pérdida de cabello, fatiga, falta de memoria y de concentración.

La glándula tiroides se encuentra funcionando con mayor rapidez o podría presentar una infección en el cuerpo si tu temperatura es superior a:

36.8° C – (98.2° F)

Importante

Con el fin de garantizar la precisión de los resultados, es imprescindible repetir la prueba durante tres días consecutivos. Si tu temperatura corporal se encuentra por encima o por debajo del límite estipulado, es muy recomendable que te pongas en contacto con tu médico lo antes posible.

Fuente: http://facilito.misaludfb.com/?p=2295

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada