viernes, 21 de agosto de 2015

4 Maneras de Tratar la Bursitis Naturalmente


La bursitis es una condición dolorosa que afecta a los pequeños sacos llenos de líquido – llamados bursas. Estas son unas bolsas llena de líquido que reduce la fricción entre los huesos, ligamentos y tendones actuando como un amortiguador., que amortiguan los huesos, los tendones y los músculos alrededor de las articulaciones.

La bursitis ocurre cuando estas bolsas se inflaman. Los lugares más comunes para la bursitis son en el hombro, el codo y la cadera. Pero también se puede tener bursitis de rodilla, talón y la base del dedo gordo del pie.

Estas inflamaciones a menudo se produce cerca de las articulaciones por haberse realizado movimientos repetitivos frecuentes.




Por lo general, la bursitis es una condición no infecciosa (bursitis aséptica)causada por la inflamación que resulta de un traumatismo de los tejidos blandos o de torceduras. En raras ocasiones, las bursas de la cadera pueden infectarse con bacterias. Esta condición se llama bursitis séptica.

Los Síntomas de la Bursitis Pueden Incluir:

  • Dolor o rigidez en la articulación que empeora cuando se mueve la articulación. El dolor puede empezar de una vez o desarrollarse gradualmente con el tiempo.
  • Hinchazón, sensibilidad
  • Rojez
  • Zona de la Articulación caliente
  • Fiebre

Llevar a cabo un diagnóstico de la bursitis es bastante sencillo. El médico examinará el área afectada y le hará al paciente algunas preguntas sobre sus actividades recientes. Si el paciente tiene una temperatura alta el médico puede tomar una pequeña muestra de líquido de la bursa, cerca de la parte del cuerpo afectada. Mandara la muestra al laboratorio para ver si el positivo en bacterias o quizás en cristales.


Remedio Casero Para Tratar la Bursitis Naturalmente
Jengibre

El jengibre es un efectivo agente antiinflamatorio natural. Un cataplasma hecho de raíz de jengibre triturado o pulverizado se puede aplicar sobre la zona afectada. Al igual, ingerir el te de esta raíz, también ayuda a eliminar esta dolencia.

Alfalfa

La alfalfa es eficaz en el tratamiento y la gestión de la bursitis. Tiene poderosas propiedades antiinflamatorias y puede aliviar el dolor asociado con bursitis. Se puede beber el té hecho de alfalfa y también tomar cápsulas de alfalfa para obtener un alivio rápido del dolor en las articulaciones y la inflamación.

Aceite de Ricino

Uno de los remedios caseros más eficaces para la reducción de la bursitises la aplicación de aceite de ricino en la zona afectada y cubrirla con un algodón. El aceite de ricino también puede ser calentado antes de la aplicación para un efecto más suave.

Las Sales de Epsom o de Magnesio


Son muy indicadas para el tratamiento natural paliativo de la bursitis, ya que reduce la inflamación, estimulando la circulación sanguínea, lo cual va a favorecer la rápida curación.

Otras Medidas Contra la Bursitis

Siga una dieta nutritiva equilibrada, especialmente con alimentos ricos en calcio, vitamina B12 y magnesio. Ayudan a disminuir el dolor y la inflamación de la bursa. Las verduras de hojas verdes son buenas fuentes de magnesio.

Evite comer muchos alimentos que sean ácidos, ya que aumentan el riesgo de contraer bursitis. Abstenerse de comer carne roja.

Tome reposo en cama durante unos días para evitar sobrecargas.

No ponga presión sobre la parte lesionada. Trate de dormir unas 8 horas al día; al hacer esto, los músculos del cuerpo se mantendrá en buen estado.

Algunos ejercicios de yoga han demostrado ser útiles para la bursitis. 

Las posturas de yoga pueden ayudar a estirar los músculos principales que causan el dolor, aliviando dolor de las articulaciones.

Fuente: http://www.saludyhogar.net/4-maneras-de-tratar-la-bursitis-naturalmente/

No hay comentarios:

Publicar un comentario