lunes, 15 de junio de 2015

¿Sufres un golpe de calor? Esto es lo que debes hacer (y lo que no)


Encontrarse mal cuando hace mucho calor es (hasta cierto punto) normal. Pero hay ciertas señales que deben ponerte en alerta.

Si te sientes confuso, como si perdieras un poco la conciencia, y sientes dolor pero no sabes identificarlo puedes estar sufriendo un golpe de calor.

Si se te acelera la respiración, estás desubicado, te comportas de manera extraña o estás ardiendo debido a la fiebre alta (por encima de 39,5-40 grados centígrados), no hay duda. Es un caso claro de golpe de calor.

También puedes sufrir taquicardia, hipertermia y hasta quedarte en coma. Pero tranquilo, antes de llegar a este extremo tienes muchas opciones.

Lo primero es dejar lo que estés haciendo y, si estás en la calle, resguardarte a la sombra y pedir ayuda. A cualquier que pase por ahí; en principio no hace falta llamar a emergencias ni salir corriendo al hospital ni tampoco irte a casa corriendo e hincharte a ibuprofeno. Nada de tomar antitérmicos ni antiinflamatorios.

Bebe agua a menudo y en pequeños sorbos.

Una vez que te hayas calmado, intenta llegar a un sitio cubierto. Si no estás cerca de tu casa, métete en una cafetería, centro comercial o cualquier sitio con aire acondicionado. En cuanto puedas, repon líquidos con un vaso de agua, a temperatura normal (no muy fría).

Si puedes, quítate algo de ropa y aplica compresas frías en cuello, axilas e ingles. Si hay ventilador, colócate cerca y pide que lo orienten hacia tí.

Otra opción es colocarse tumbado con las piernas elevadas para favorecer la circulación de la sangre y humedecer el rostro con una esponja o un paño. Con esto bastará para ir recuperando la normalidad poco a poco.

Para prevenir esta situación:

- Evita salir en las horas centrales del día (entre las 12 y las 17 horas), y si lo haces, ve por la sombra, con la cabeza protegida, ropa ligera (de algodón), amplia y de color claro.

- Lleva siempre una botella de agua y bebe a menudo, aunque no tengas sed. Y no te empeñes en tomar el agua helada, no es aconsejable que esté demasiado fría.


El sudor ayuda a regular la temperatura del organismo.

- Los zumos de fruta, la leche o sopas frías como el gazpacho también te ayudarán a estar bien hidratado. Por el contrario, debes evitar las bebidas excitantes como el café, los refrescos o el té.

- Evita las comidas pesadas y de lenta digestión, el cuerpo se calienta más durante este proceso.

- Haz comidas ligeras y poco espaciadas a lo largo del día; aumentado la ingesta de frutas y verduras.

- Descansa cuando te notes cansado. Busca un lugar fresco y con sombra.



- Si es necesario, dúchate o báñate varias veces para refrescar el cuerpo. También puedes humedecer la ropa rocíando algo de agua por encima.

Fuente: https://es.tendencias.yahoo.com/blogs/salud-y-bienestar/%C2%BFsufres-golpe-de-calor--esto-es-lo-que-hay-qu%C3%A9-hacer--y-lo-que-no-085211320.html#more-id

No hay comentarios:

Publicar un comentario