lunes, 4 de mayo de 2015

Glaucoma: cuándo ocurre y cómo evitarlo


Conocido popularmente como “presión en la vista” el glaucoma es un problema serio, al que hay que tenerle respeto. 

No sirve temer a una enfermedad de esta magnitud, pero sí contar con los conocimientos necesarios para evitar que se agrave el cuadro. Aprende en este artículo más sobre el glaucoma: cuando ocurre y cómo evitarlo.

Glaucoma: qué es

Esta enfermedad ocular aparece de manera gradual y no presenta síntomas mientras se desarrolla. Un glaucoma que no es tratado como corresponde puede llevar a la ceguera. Es preciso realizar exámenes oftalmológicos una vez al año para detectar este problema a tiempo, con el objetivo de preservar la vista.

Para poder comprender el glaucoma, primero tenemos que saber cómo funciona el ojo humano. En la parte anterior de este órgano se encuentra la córnea, la parte transparente que protege al ojo y permite que ingrese la luz. 

El iris es la parte de color y que se expande o contrae para que la pupila (lo negro del centro) pueda o no permitir que pase la claridad. La luz se dirige al cristalino y se enfoca sobre la retina, cuyas fibras nerviosas llevan las imágenes al cerebro a través del nervio óptico.

La parte anterior de nuestros ojos está repleta de un líquido transparente, el fluido intraocular. Sale del ojo, desde la pupila, para ser luego absorbido por el torrente sanguíneo. Si este drenaje es el correcto, la presión ocular estará en sus niveles normales. 

La presión interna del ojo dependerá entonces de la cantidad de ese flujo. Si el sistema de drenaje no funciona como corresponde, este líquido saldrá libremente, sin acumularse. La presión intraocular puede variar a lo largo de la jornada, aunque se mantiene dentro de un rango óptimo.


En casi todos los pacientes con glaucoma, el sistema de drenaje se tapa y el fluido no puede salir. Cuando se acumula, aumenta la presióninterna y daña el nervio óptico, el cual es muy sensible, lo que causa pérdida de la visión, irreversible.

No suele haber síntomas hasta que el glaucoma está bastante avanzado. En ese caso, el paciente presenta visión borrosa, dolor de cabeza, dolor en los ojos, náuseas, vómitos, pérdida repentina de la visión y aparición de halos de colores alrededor de las luces brillantes.

Las personas con más riesgo de padecer glaucoma son los mayores de 60 años, las personas de ascendencia africana o los hispanos de tercera edad, los que tienen o tuvieron parientes con glaucoma, los miopes, losdiabéticos y los que consumen esteroides de forma prolongada.


¿Cómo evitar el glaucoma?


Para reducir la presión ocular es preciso, como primera medida, realizar exámenes oftalmológicos una vez al año, a cualquier edad pero, sobre todo, después de los 35 o 40 años, en especial si el paciente se encuentra entre los grupos de riesgo señalados antes. Existen exámenes específicos para determinar la presión ocular. Es importante recordar que una vez que el glaucoma ha causado pérdida de la visión, la misma es irreversible, por ello es que se torna vital detectarla a tiempo. Se puede controlar con una cirugía o con medicación.

Otros consejos para evitar la presión ocular son:

Consume ácidos omega 3

Los alimentos que contienen ácidos grasos omega 3, como es el caso del pescado, previenen la degeneración macular, la causa más frecuente de ceguera.


Come más vegetales de hoja verde

Esto se debe a que poseen nutrientes antioxidantes que protegen a las células de los radicales libres. Las fuentes de luteína (con estas capacidades) son la col rizada, la espinaca, el brócoli, la col de Bruselas y la yema de huevo.
Evita las grasas trans

Estas tienen muchos efectos indeseados en nuestro cuerpo, entre ellos, elevar la presión de la vista. No consumas alimentos precocinados, frituras, comida rápida, etc.

Come frutos rojos

En especial los arándanos, las moras azules y las bayas. Todas estas frutas son ricas en flavonoides que permiten fortalecer los capilares, encargados de llevar los nutrientes a los músculos oculares y a los nervios. Además de ser deliciosas, no aportan azúcar a la sangre.

Presta atención a tu peso


Llevar una vida sana es muy importante para sentirte bien en todo sentido. Haz ejercicio, no sufras de obesidad, ten hábitos saludables y haz dieta.


Dieta para evitar el glaucoma

Además de los alimentos que se detallaron antes, presta atención a esta lista con las vitaminas que debes ingerir para evitar la presión ocular:
Vitamina B1

Está presente en los frutos secos como las almendras, las nueces o las avellanas, los cereales integrales como el arroz o la avena, laslegumbres como las judías y las frutas como las naranjas.
Vitamina A

Es muy buena para la vista, evita la ceguera y mejora la visión en la oscuridad. Son gran fuente de vitamina A:

La espinaca.
La albahaca.
La zanahoria.
El berro.
El tomate.
La calabaza.
La sandía.
El plátano.
El diente de león.
El mango.
La manzana.
La ciruela.
El melón.
Vitamina C

Tiene propiedades antioxidantes que previene enfermedades de la vista, sobre todo las del tipo degenerativo, como pueden ser las cataratas, la pérdida de visión y el glaucoma. 

Alimentos ricos en Vitamina C son:

Los cítricos en general.
El kiwi.
Las semillas de calabaza.
Las castañas.
Los pistachos.
Las semillas de amaranto.

Por el contrario, los nutrientes que no están aconsejados para los pacientes con glaucoma o dentro del grupo de riesgo son las proteínas (como la carne roja) y los estimulantes como el café o el chocolate.


Fuente: http://mejorconsalud.com/glaucoma-cuando-ocurre-evitarlo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario