sábado, 9 de mayo de 2015

¿Es posible la comunicación telepática con los animales?



Muchos de nosotros hablamos con nuestras mascotas y otros animales como si realmente nos pudieran entender. Algunas personas llegan a tener largas conversaciones con su perro o una interesante charla con sus gatos. 


Entonces los animales suelen corresponder mirándonos fijamente, como si diese la impresión de que nos escuchan y que incluso nos entienden. La mayoría de personas piensan que sus mascotas únicamente tienen curiosidad por los ruidos provenientes de la boca, con el único objetivo de ganarse un aperitivo o salir a la calle.

Pero para otras personas la capacidad de comunicarse con los animales va mucho más allá de lo que conocemos, a un nivel mucho más profundo, como comunicarnos con los animales telepáticamente. Como ya sabemos, la telepatía es un intercambio energético entre dos seres sensibles a los efectos de la comunicación. Y en combinación con el lenguaje corporal y en ocasiones las vocalizaciones, los animales pueden llegara a utilizar esta forma de comunicación entre sí e incluso entre especies.

La comunicación telepática con animales desde la antigüedad

Las culturas antiguas están llenas de historias de chamanes que son capaces de acceder a las mentes de varios animales para comunicarse con ellos. Podrían usar los ojos de un águila para poder ver a lo largo y ancho o tal vez podrían acceder a las mentes de criaturas centenarias para conocer eventos del pasado. Esto es posible debido a que los pueblos indígenas de todo el mundo se consideran a sí mismos como parte de “una red viviente”. Esta red incluye vías energéticas sutiles que permiten los intercambios de energías intuitivas y psíquicas. Además, estas energías están compuestas por nuestro campo áurico y vías energéticas sutiles conocidos como meridianos, así como las líneas Ley de la Tierra, una parte de todos nosotros y de la que formamos parte.

Por lo tanto los chamanes y otros curanderos de los pueblos nativos trabajaban con guías espirituales animales. Los cazadores pedían a los espíritus de los animales permiso para ser cazados y así alimentar a la tribu. Hombres y mujeres jóvenes que entraban en la edad adulta recibían una comunicación o una lección de un animal. Entonces, la comunicación telepática con los animales es tan natural como respirar.

Pero los más escépticos siempre han sugerido que los llamados “hombres mágicos” se encontraban bajo la influencia de sustancias psicodélicas por lo que la información es poco fiable. Sin embargo, es poco científico excluir cualquier posibilidad sin hacer una investigación sobre la comunicación animal.

¿Cómo consiguen comunicarse con nosotros?

“Me rompí el tobillo en cinco fragmentos. Yo estaba tumbado en la cama con mucho dolor cuando escuché: “Sé que venimos de diferentes culturas, y tal vez no me creas. Puedo ayudarte, pero si sólo me acaricias, te voy a quitar el dolor”. Oí estas palabras en mi cabeza tan claramente como si alguien me hablara. Cuando abrí los ojos me encontré a mi gato Kisa en mi almohada y mirándome directamente. Yo sabía que era ella. Yo la acaricié y mi dolor desapareció. Yo pude dormir cómodamente por primera vez desde el accidente.”

Este es el testimonio de una persona que afirmó comunicarse con su mascota, pero la realidad es que cada vez hay un número más creciente de personas que dicen tener la capacidad psíquica de comunicarse telepáticamente con varios animales. ¿Pero cómo lo hacen?


Si un perro es infeliz, él puede quejarse o simplemente parecer triste. El animal no puede llorar como un ser humano y tampoco puede vocalizar las palabras para explicar lo que siente. Entonces los animales están obligados a improvisar porque los seres humanos, desde su perspectiva, son “sordos” a los mensajes telepáticos. 

La comunicación telepática incluye una amplia variedad de frecuencias de vibración que permite la comunicación total en muchos niveles. Los expertos en comunicación telepática animal dicen recibir información en un sinnúmero de maneras, incluyendo imágenes mentales; sensaciones físicas; palabras o frases; intuiciones; y emociones. De hecho, en algunos casos la persona puede llegar a sentir lo que el animal está experimentando.

Mientras que los animales que conviven con los humanos a menudo aprenden a entender determinadas palabras en el lenguaje hablado del ser humano, los animales reciben simultáneamente nuestros pensamientos y emociones, que los transmitimos continuamente inconscientemente. Si nuestros pensamientos son desordenados y confusos debido a nuestro estilo de vida frenético y estados mentales, el animal no puede comprender el mensaje completo.

La ciencia demuestra las capacidades telepáticas de los animales

El Dr. Rupert Sheldrake, bioquímico de la Universidad de Cambridge, realizó una investigación empírica sobre la posibilidad de la comunicación telepática entre las personas y los animales. El Dr. Sheldrake realizó una serie de experimentos centrados en el compañero más cercano y más querido de la humanidad, el perro. Sheldrake fue capaz de observar el comportamiento de sus sujetos peludos y observó como ellos se anticipaban a la llegada de su propietario.


Para descartar las posibilidades de que los perros son capaces de anticipar la llegada de su propietario en función de su rutina diaria, pidió a los propietarios que cambiaran su hora de llegar a casa. También se les solicitó cambiar el método de transporte, con el fin de descartar las posibilidades de que el perro reacciona al sonido del coche de su dueño. Los resultados fueron sorprendentes, cuando los dueños de los perros estaban regresando a casa sus compañeros ya se encontraban esperándolos.

Para el Dr. Sheldrake estos resultados demostraban que la telepatía humano a animal no es de origen paranormal, sino algo que es bastante normal y común. Tal vez lo que consideramos que es una sorprendente capacidad es realmente normal. Incluso el Dr. Sheldrake sugirió que los animales tienen la capacidad de saber lo que cualquier persona tiene en su mente.

Otro mundo es posible

Es toda una realidad que muchos niños pequeños en nuestra cultura tienen la capacidad de comunicarse telepáticamente con los animales. Pero por desgracia, para el resto de nuestra sociedad, la intuición no es aceptada, ya que vivimos en una cultura que nos enseña a tomar pastillas cuando estamos enfermos e ignorar los mensajes sutiles y no tan sutiles de nuestro cuerpo que nos dicen cuando tenemos que descansar o disfrutar. Racionalizamos todo para perseguir el todopoderoso don dinero.


Al estar tan desconectados del contacto con nosotros mismos también estamos desconectados del verdadero contacto con los demás. Nuestro sistema educativo también rechaza los aspectos intuitivos y creativos de nuestra inteligencia. Incluso en tiempos de bonanza económica, se nos enseñaba a desarrollar nuestro pensamiento lógico, secuencial, analítico, centrado en las matemáticas y la ciencia como los temas más valorados, con las artes y la música en la parte inferior de la lista.

Pero hoy puede ser un buen momento para despertar a la idea de que los animales que viven con nosotros son más inteligentes de lo que nos pensamos, mucho más que una simple mascota. Todos los animales son, de hecho, los seres conscientes e inteligentes, con propósitos en la vida y metas. 

Son conscientes de sí mismos y de sus situaciones. Ellos son capaces de sentir emociones que se las ha atribuido el ser humano. Incluso así, estas criaturas expresan su amor incondicional por los seres humanos, considerándonos parte de su familia. 

¿Alguna vez te has comunicado telepáticamente con tu mascota?


Fuente:http://www.nuevamentes.net/2015/03/es-posible-la-comunicacion-telepatica.html?m=1

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada