miércoles, 6 de mayo de 2015

Algunos trucos para no pensar de más



En el post anterior nos planteábamos una pregunta: "¿Se puede pensar de más?" y concluíamos con que sí, se puede pensar de más.

A veces nos pasamos horas y horas dándole vueltas a las cosas, envueltos en una especie de centrifugadora depensamiento negativo. En una palabra: rumiando.

Decíamos también que el primer paso que teníamos que dar es reconocer el problema; reconocer que, al igual que una droga, el pensamiento excesivo es un mal hábito que se adueña de nosotros y del que sólo podemos liberarnos con determinación, y utilizando estos

TRUCOS PARA NO PENSAR DE Más

1º.- Cuando notes que empiezas a "rumiar" sobre cualquier asunto, busca algo con lo que distraerte: un hobbie, algo de deporte, cocinar? cualquier cosa que te obligue a desviar el foco de tu atención, a concentrar tu pensamiento en otra cosa.

2º.- Si realmente tienes algún asunto sobre el que tomar alguna decisión, antes de permitir que eso ocupe todo tu tiempo, resérvale un espacio limitado en tu agenda.

Sigue con tu actividad diaria y proponte pensarlo con calma a una hora determinada del día en que sepas que te vas a encontrar solo, más relajado, más descansado?

¿Algo así como cuando Escarlata O?Hara decía: "ya lo pensaré mañana"?

Sí, porque esto no es lo mismo que evitar tomar una decisión, sino buscar el momento propicio en el que te encuentres con más fuerzas.

3º.- Apóyate en los demás.

Que no es lo mismo que dejar que los demás decidan por ti ¿eh? Simplemente, acompáñate de aquellas personas que, a diferencia de ti, son más hábiles en manejar las tensiones y analizar las situaciones con objetividad, con los pies en la tierra. Ellos te ayudaran a ver las cosas desde otros puntos de vista.

4º.- Si no puedes recurrir al apoyo de alguien, es muy buen recurso escribir. Sí, porque al poner por escrito nuestros temores, nuestros complejos, nuestras inseguridades? de alguna manera trazamos una distancia entre ellos y nosotros. Los vemos como desde lejos, como si nos observáramos a nosotros mismos interpretando una película, y así somos capaces de darnos cuenta de lo absurdos que son a veces.

5º.- Practica buscando la solución a pequeños problemas, a cualquier contratiempo que te surja en el día a día. Esas pequeñas victorias te ayudarán a sentirte más seguro de ti mismo.

6º.- También es importante tratarte perdonarte los demás y a ti mismo.

Eso significa renunciar a los deseos de venganza, al enfado y al rencor que nos provoca a veces la actitud de los demás. Sencillamente porque son emociones negativas que ni sirven de consuelo ni van a solucionar lo que nos haya ocurrido. Lo hecho, hecho está. Además, ¿sabes qué es lo peor de las emociones negativas?

Pues que consumen una cantidad enorme de energía, justo la energía que necesitamos para seguir adelante.

Y esto también es aplicable a ti mismo: no sirve de nada que te lamentes por tus errores, que te culpes a ti mismo ¡Dale un manotazo a Pepito Grillo ! (¿quién es Pepito Grillo? ver)

Por último, ten esto siempre en cuenta:




Fuente: http://salud.facilisimo.com/blogs/psicologia/algunos-trucos-para-no-pensar-de-mas_1554680.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario