sábado, 28 de marzo de 2015

Remedios Naturales con Áloe Vera



Desde la antigüedad, grandes civilizaciones como la egipcia, griega y romana utilizaban esta planta para sanar, entre otras afecciones, enfermedades de la piel.

La característica más importante que debes conocer es que, una vez recolectada con sus raíces, la planta de áloe puede sobrevivir un año. Una vez que has cortado la hoja, la misma resiste un máximo de una semana conservada en frío y el jugo puede ser exprimido antes de las 24 horas. Es rica en vitaminas A, E, B12 y minerales.


ÁLOE VERA


La sábila como tratamiento para la salud

La aplicación directa en la piel ayuda a:

· Sanar quemaduras por exposición a rayos UV

· Cicatrizar heridas

· Tratar herpes (genital o labial)

· Estimular el crecimiento del cabello

· Combatir hongos

· Prevenir la formación de estrías durante el embarazo

· Curar la dermatitis causado por los pañales en bebes

El consumo oral puede curar o mejorar:

· Ulceras

· Estreñimiento

· Disentería

· Inflamaciones intestinales

Distintos estudios sugieren que puede prevenir o ayudar a curar formas de cáncer y el sida, por la acción positiva que ejerce en el sistema inmunológico. Lo importante en estos casos es consumir directamente la planta fresca y no los preparados comerciales.

Remedios caseros

· Cicatrización de heridas:utilizar pencas de sábila con más de tres años de edad, cortadas por la base (mayor cantidad de principios activos). Aplicar en forma de ungüento y cubrir con una gasa o venda al menos durante una hora

· Quemaduras por sol, urticaria y psoriasis: aplicar el gel que se encuentra dentro de la hoja directamente sobre la zona afectada. En el caso de la psoriasis, se recomienda también ingerir tres cucharadas diarias

· Enfermedades gastrointestinales y formas de cáncer: ingerir, diariamente y en horas de la mañana, una cucharada de jugo de sábila.

· Manchas en la piel:extraer el gel de la hoja (solo el transparente, evitar la parte amarilla) y frotar diariamente sobre las manchas.

· Aftas bucales: enjuagarse la boca 3-4 veces al día con una preparación, en partes iguales, de jugo de aloe y agua. También alivia el dolor de muelas, evita la formación de caries y contrarresta el desgaste del esmalte de los dientes.

· Hemorroides:se puede aplicar directamente la pulpa del áloe vera en la zona afectada o congelar en forma de supositorio y luego introducirlo en el recto.

· Pies cansados o doloridos: masajear durante 5 minutos con el gel de la hoja.

· Chupar un trozo de pulpa de áloe, tipo caramelo, para la inflamación de encías, llagas o heridas por intervenciones dentales.

· Acné: aplicar, varias veces al día y con un algodón, gel de sábila sobre los granitos

Usos para la belleza



Debido a que estimula la reproducción celular, se considera un excelente regenerador y tonificador de la piel. El uso regular de la sábila puede evitar la aparición de arrugas prematuras y retardar las de la edad. Es posible utilizarlo bajo el maquillaje, combinándolo con una crema hidratante.

El áloe vera es muy efectivo en la prevención o eliminación de estrías. De igual forma, se recomienda frotar jugo de sábila en el cabello y cuero cabelludo para dar brillo, fuerza y protección, eliminando tanto la grasa como la caspa que se acumula.

Precauciones

Aunque siempre se ha considerado una planta bastante segura, es preferible evitar su uso o consumo en estado de gravidez o durante la lactancia. Los diabéticos y enfermos renales también deben ser precavidos con su uso.

Fuente: http://www.remedioscaseros.eu/

No hay comentarios:

Publicar un comentario