jueves, 19 de marzo de 2015

Colágeno para la piel


El colágeno es una de las principales proteínas del cuerpo ya que proporciona la estructura de la mayoría de los tejidos conectivos en el cuerpo, incluyendo los huesos, los tendones, los músculos, los vasos sanguíneos y la piel. 

A medida que envejecemos, el colágeno comienza a deteriorarse. Sin embargo, los rayos del sol y el fumar, también son causantes comunes de este deterioro.

El desgaste del colágeno produce problemas de la piel tales como arrugas, flacidez y otros signos de envejecimiento.

Pero no todas son malas noticias. Cuando el colágeno comienza a desaparecer, hay varias maneras de ayudar a construir o reponer el suministro de colágeno perdido y aquí te vamos a decir cómo.

Recomendaciones generales para estimular la producción de colágeno

Reduce tu exposición a los rayos solares

rayos solares
los rayos solares  dañan la producción de colágeno

Según expertos del Centro Médico en la Universidad de Maryland, los rayos ultravioleta pueden dañar el colágeno. Si sales mucho o trabajas al aire libre, es recomendable que uses un bloqueador solar diseñado para proteger de los rayos solares. Una vez la exposición al sol disminuya, la producción de colágeno por tu organismo no se verá afectada y permitirá el crecimiento de nuevas fibras de colágeno.

Haz ejercicio

Si estás en forma y en constante actividad, tu cuerpo va a crear más colágeno que si llevas una vida sedentaria. La actividad física promueve el flujo de la sangre, la oxigenación y la secreción hormonal. Estos beneficios para la salud no solo promueven el bienestar general, sino que también ayudan a tu cuerpo a producir colágeno y otras proteínas importantes.

Deja de fumar o aléjate de personas que fuman

Tanto el fumar como el estar cerca de personas que fuman puede dañar el colágeno de la piel. Si tienes problemas para dejar el cigarro aquí hay unos consejos

Comidas que ayudan a producir colágeno en la piel

Los alimentos ricos en lisina, prolina y vitamina C pueden aumentar la producción de colágeno en el cuerpo dando como resultado piel más elástica y saludable. 

Lisina

La lisina es un aminoácido en el cuerpo que es esencial para la producción de colágeno. Incluir alimentos ricos en lisina en la dieta pueden contribuir a la producción de colágeno. Algunos alimentos que son buenas fuentes de lisina son:
– carnes rojas
– carne de ave como pollo y pavo
– carne de cerdo
– queso parmesano
– bacalao
– sardinas
– nueces
– huevos


Prolina
La prolina es un aminoácido que es necesario para la producción de colágeno. El queso es particularmente alto en prolina. Quesos como el romano y el suizo se pueden incorporar en ensaladas, sandwiches y sopas.


Vitamina C
La fuerza del colágeno es totalmente dependiente de la cantidad de vitamina C que ingerimos. La vitamina C es necesaria para la síntesis del proceso que en última instancia se convierte en colágeno. Los tomates son una excelente fuente de vitamina C. Una porción de 100 g de tomate contiene 19 mg de vitamina C. Las naranjas contienen aproximadamente 70 mg de este poderoso antioxidante.

Otras fuentes de vitamina C son:
– mangos
– brócoli
– bananos
– espinaca
– coles de Bruselas


Arándanos azules
Los arándanos azules son una super comida para mantener el organismo en estado de salud óptimo. Al igual que las naranjas, los arándanos contienen una buena cantidad de vitamina C. Además, también contienen antocianidinas, un compuesto especial que puede fortalecer y estimular la producción de colágeno en las articulaciones y la piel. Una taza de arándanos azules contienen 50 g de vitamina C.


Huevos
Los huevos contienen niacina. Según la Academia Americana de Dermatología, la niacina ayuda a mejorar la producción de colágeno y reduce la aparición de manchas oscuras en la piel.

Recetas caseras que ayudan a producir colágeno

En este video doy la receta para hacer una loción casera de vitamina C para estimular la producción de colágeno.




Fuente: http://www.mis-remedios-caseros.com/colageno-para-piel.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada