viernes, 27 de marzo de 2015

Automasaje Do-In para el cansancio



Do-In: El Do-In es un tratamiento japonés, basada en la medicina china (Dao Yin), interviene en nuestro cuerpo mediante un trabajo de estiramientos y automasajes.

Do-ln significa “la morada del espíritu y la energía”, es una disciplina con más de 5 mil años de antigüedad, con una gran influencia del Shiatsu, con la diferencia que el Do-In lo realizamos nosotros mismos, pero basados en la misma técnica digitopresión.

El Do-In, consta de tres fases:

1) se toma conciencia de nuestro cuerpo con la respiración profunda y la concentración.

2) se realizan una serie de ejercicios de movimientos (lentos) para calentar las articulaciones, finalizando esta fase con una postura relajante (sentado espalda recta, de pie con espalda recta y cabeza baja, o tumbado).

3) auto-masaje, mediante suaves golpes con los nudillos o presiones con los dedos y así desbloquear los meridianos energéticos, reactivando el flujo vital del organismo.
Si lo realizas por la mañana el cuerpo se tonifica, mientras que si se hacen al atardecer ayuda a liberar las tensiones y a lograr un sueño más reparador.

Beneficios:

-Combate el estrés y el cansancio.
-Renueva energías físicas y mentales.
-Incrementa la flexibilidad y la agilidad.
-Alivia jaquecas y dolores de espalda.
-Mejora los trastornos digestivos y circulatorios.
-Favorece la capacidad de concentración.

Técnica del auto-masaje:


Para que sea más fácil la comprensión, explico brevemente como se realiza:

La postura ha de ser cómoda y como siempre buscaremos un ambiente tranquilo, nos puede ayudar para la concentración una música relajante y suave de fondo. También se puede realizar al contacto con la naturaleza, pero preferiblemente a solas, la playa o la montaña.


La ropa ha de estar holgada, sin que ninguna prenda nos apriete.
El masaje se realiza con los nudillos o las yemas de los dedos pulgar, índice y corazón principalmente.

Cuando un punto esta dolorido y endurecido, por ejemplo, el punto de los intestinos, se le da masaje con el pulgar y el índice girando ligeramente, sin apoyar y sin sobrepasar el límite del dolor.

El dolor desaparece poco a poco y la zona se reblandece; apriete entonces algo más fuerte hasta volver a suscitar el dolor y prosiga (siempre con precaución).

Se elimina así poco a poco el dolor y la contracción.

Cuando el dolor se concentra particularmente en un punto, no hay que tratarlo, sino actuar sobre su homologo simétrico en el miembro o lado opuesto.

Como toda técnica requiere de práctica y los resultados son visibles siempre de manera progresiva.
No te desanimes sin en un principio no logras lo que deseas.
Con paciencia y perseverancia comprobarás lo beneficioso que es para tu cuerpo.

1-a , 1-b :Levantar el ánimo
Acostado, poner las manos por encima del ombligo y presionar suavemente. Luego, apoyar dos dedos debajo del esternón y masajear en el sentido de las agujas del reloj. Para tranquilizar, masajear en contra del sentido de las agujas.

2: Armonizar
Para tranquilizar, presionar con el dedo grande entre el primero y el segundo metatarsiano del pie. Tres veces por unos segundos.

3 : Controlar el miedo
Presionar justo en el quiebre exterior de la muñeca.

4 : Irritabilidad
Presionar en el centro de la punta del dedo medio durante unos segundos.

5 : Incertidumbre
Apoyando la mano sobre la línea media del abdomen, presionar al lado del ombligo.



Importante:

-Los ejercicios de calentamientos no han de ser bruscos, siempre suaves y lentos.
-No presionar zonas post-operatorias.
-Si estás embarazada consulta previamente con tu médico.
-Si padeces alteraciones cardiovasculares, consulta previamente con tu especialista.




Tomado de http://evolucionconsciente.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario